Los ácidos grasos Omega 3 previenen la artrosis y detienen su progreso

Los ácidos grasos Omega 3 además de ser buenos para tu corazón, contribuyen a prevenir el daño en las articulaciones.

El paracetamol es al analgésico más seguro

El paracetamol, también conocido como acetaminofén es el analgésico más seguro, te explicamos por qué.

Lesiones por sobreentrenamiento

Llevar al músculo a una situación extrema lejos de fortalecerlo lo lesiona.

Divertículos: Una causa común de dolor en el abdomen

Los diverticulos son lesiones del colon capaces de producir dolor abdominal recurrente acompañado por cambios en las evacuaciones.

Día mundial contra el dolor

cada 17 de octubre se celebra el día mundial contra el dolor, ratificando el compromiso de médicos y pacientes a seguir juntos en la lucha por mejorar y recuperar la calidad de vida del paciente con dolor crónico.

lunes, 26 de enero de 2015

¿Qué es la Espondilitis Anquilosante?



No todo dolor lumbar es un lumbago, una contractura muscular o un problema de discos, en personas jóvenes es necesario descartar la Espondilitis Anquilosante, una inflamación de las articulaciones entre las vertebras y con el hueso sacro que de no ser tratada de forma apropiada puede progresar hasta que se fusionan entre si las diversas estructuras de la columna vertebral condenando a quien la padece a presentar rigidez y limitación para la movilidad de forma permanente.



Los problemas musculo esqueléticos constituyen la principal causa de visitar al médico, se estima que afecta cerca de un 80% de la población. En la gran mayoría de los casos se resuelve con medicamentos para aliviar los síntomas, recomendaciones posturales, reposo y terapia física.

Un menor número de casos requieren ser sometido a estudios complementarios como exámenes de sangre, radiografías, resonancia magnética e incluso electromiografía. Esto es debido a la posibilidad de que la causa del dolor sea un problema de mayor complejidad como el caso de una hernia discal, una fractura con la infiltración por enfermedades malignas o infecciones localizadas.

Una causa poco común del dolor lumbar es la Espondilitis, éste un tipo de artritis en la cual se producen cambios inflamatorios en las articulaciones que unen al hueso Sacro con los huesos de la pelvis o huesos ilíacos, conocidas como articulaciones sacroilíacas, también afecta a las  articulaciones entre las vértebras.

Este fenómeno produce dolor intenso al cual se suma una importante limitación para la movilización, esto es debido a que posterior al proceso inflamatorio comienza a ocurrir la fusión de la articulación, con lo que se van fusionando las vértebras entre si  dándole a la columna vertebral el aspecto de una caña de bambú. Al igual que la mayoría de las enfermedades inflamatorias el dolor suele empeorar tras el reposo aliviando parcialmente con la actividad física.




Esta enfermedad suele ocurrir en adultos jóvenes, antes de los 40 años de edad y se asocia con factores genéticos hereditarios. el diagnóstico se confirma al practicar estudios de imagen especialmente radiografías en las cuales se puede identificar cambios degenerativos importantes no acordes con la edad, es posible observar la presencia proyecciones óseas llamadas osteofitos en los bordes de las vértebras que aumentan progresivamente hasta formar puentes que unen las vértebras entre sí conocidos como sindesmofitos.



domingo, 18 de enero de 2015

Lumbago, un dolor de espalda súbito y muy intenso



Con solo oír la palabra Lumbago muchos de nosotros nos llevamos la mano a la espalda ya que es un mal al que nadie puede escapar. Aquí te explicamos de que se trata, que debes hacer si lo padeces y que puedes hacer para prevenirlo.


El lumbago es la enfermedad más frecuente, todas las personas lo van a padecer en algún momento de sus vidas y probablemente hará que pierdan algunos días de trabajo por reposos médico.

Se trata de un dolor agudo localizado en la región lumbar que se inicia súbitamente tras un esfuerzo, se trata de un dolor repentino que hace que la persona quede “doblada” y no pueda moverse, se debe al espasmo de los músculos de la espalda que buscan inmovilizar la columna para que cese el movimiento y  evitar así el desarrollo de una lesión mayor. Se relaciona con llevar a cabo esfuerzos con el tronco en flexión, especialmente al inclinarse para levantar un objeto pesado o al rotar el tronco durante el traslado de una carga.

El lumbago se caracteriza por un dolor opresivo de muy fuerte intensidad acompañado por una gran contractura muscular que restringe el movimiento, muchas veces quien lo padece refiere además molestias que irradian hacia una o ambas piernas y le dificultan para caminar por lo que llega a requerir ayuda para desplazarse hacia una silla o una cama.

Qué hacer ante un Lumbago


La magnitud del dolor y la limitación para el movimiento hace que quien lo padezca busque ayuda, esta condición debe ser tratada de forma inmediata.

Luego de una evaluación médica y tras descartar lesiones serias como una fractura, el esquema de tratamiento más utilizado es la combinación de analgésicos antiinflamatorios con relajantes musculares principalmente por vía intramuscular, esto debe ir acompañado por la colocación de calor húmedo local por unos 10 a 15 minutos varias veces al día. 

El paciente debe además tener reposo, para ello se recomienda permanecer acostado de medio lado en posición fetal con una almohada entre las rodillas, o bien boca arriba con una almohada bajo la cabeza y otra bajo las rodillas de forma que estas últimas queden levemente flexionadas para relajar así la región lumbar, nunca es recomendable dormir o acostarse boca abajo. El reposo absoluto debe evitarse ya que es contraproducente y contribuye a un retraso en la recuperación, es necesario que el paciente lleve a cabo movimientos en su hogar y practique estiramientos suaves, muchas veces es necesaria la fisioterapia.

La medida preventiva más eficaz para evitar que un lumbago se presente nuevamente es evitar inclinarse hacia adelante para cargar un peso, esto no debe hacerse nunca, la forma correcta de hacerlo es agacharse flexionando las rodillas y manteniendo la columna recta, se toma la carga abrazándola contra el pecho y posteriormente debe levantarse cuidando siempre de mantener su columna erguida, cuando sea necesario es preferible buscar ayuda y trasladar la carga entre dos personas.


Si el dolor persiste es necesario acudir a un especialista  ya que muchas veces el lumbago puede deberse a la herniación de un disco intervertebral producto del esfuerzo, para poder diagnosticar esta condición se practican estudios de imagen como la resonancia magnética. En algunos pacientes en necesario iniciar un programa de fisioterapia para disminuir la contractura muscular, aliviar el dolor y fortalecer la musculatura lumbar para prevenir la aparición de una nueva crisis.



sábado, 3 de enero de 2015

El Sauna es beneficioso para el dolor aticular





Acaba de comenzar un nuevo año y seguramente aún tendrás tiempo de descansar un poco antes de retomar tu rutina de trabajo o estudios, así que busca la posibilidad de pasar unos minutos en un sauna, seguramente te preparara para arrancar este 2015 con mas vigor y energía.


Los baños tipo sauna se originaron en Finlandia, en donde el clima frío llevo a la búsqueda que medios que permitieran calentarse un poco, aunque también había una cultura de ritual en torno a esta práctica. Este tipo de baños tiene análogos más húmedos en la historia como lo son el baño turco y los baños romanos.

En el caso del sauna se trata de un baño de calor seco, con muy poca humedad y alta temperatura que se puede tomar en espacios especialmente diseñado a tal fin, estos constan de una estufa o fuente de calor colocada en un recinto pequeño cubierto de madera en el cual se disponen bancos del mismo material en el cual la persona puede colocarse sentada o acostada.

Las altas temperaturas del sauna estimulan la sudoración profusa, lo cual es un mecanismo que permite limpiar la piel de los excesos de grasas y toxinas, esto ocurre por dilatación de los vasos sanguíneos como mecanismo para perder calor.

La vasodilatación hace que aumente el aporte de oxigeno y nutrientes a tejidos superficiales como la piel y el sistema muscular, además de ello el calor del sauna es capaz de relajar la musculatura contribuyendo a aliviar dolencias como la cervicalgia, lumbalgia, tendinitis, artrosis y contracturas musculares con lo cual se puede lograr una gran sensación de bienestar.

Además  de esto el hecho de permanecer acostado, caliente y en reposo contribuye a lograr un estado de relajación que es beneficioso para la salud mental de quien lo lleva  a cabo, un baño tipo sauna ofrece la oportunidad de desconectarse por un rato del día a día lo cual es ampliamente beneficioso para cualquier persona.

Si tienes la oportunidad de tomar este tipo de baño trata de observar estas 5 recomendaciones que te ayudarán a sacarle mayor provecho a tu sesión de sauna.


  • Date una ducha templada o fría antes del sauna y procura entrar a la cabina usando solo un paño, evita ropas de fibras sintéticas ya que pueden interferir con el normal proceso de sudoración.
  • Ubícate en los bancos más altos, sobre todo si no tienes mucha experiencia en este tipo de baños ya que en los sitios más bajos se percibe mayor calor, prefiere estar acostado así tu cuerpo alcanzara temperaturas uniformes.
  • Trata de permanecer de 15 a 20 minutos dentro del sauna, se estima que a los 10 minutos ya alcanzaras un nivel de producción de sudor que te brindara los efectos benéficos que estas buscando, lo ideal es que permanezcas allí hasta que te sientas embotado o fatigado, al llegar a este punto es necesario que salgas del sauna.
  • Una vez culminada la sesión date una ducha fría, comienza mojando tus pies y luego ve mojando tu cuerpo en sentido ascendente hasta que logres ducharte por completo.
  • Después del sauna espera a enfriarte antes de vestirte y procura descansar o evitar los esfuerzos físicos o practicas deportivas por un lapso de al menos una hora.



Si toleras bien el sauna y resulta de tu agrado procura hacerlo una o dos veces por semana, esta costumbre trae grandes beneficios para tu salud, en la medida que lo vayas tolerando puedes hacer dos o tres ciclos en los que entres al sauna, salgas te duches con agua fría y vuelvas a entrar.