Los ácidos grasos Omega 3 previenen la artrosis y detienen su progreso

Los ácidos grasos Omega 3 además de ser buenos para tu corazón, contribuyen a prevenir el daño en las articulaciones.

El paracetamol es al analgésico más seguro

El paracetamol, también conocido como acetaminofén es el analgésico más seguro, te explicamos por qué.

Lesiones por sobreentrenamiento

Llevar al músculo a una situación extrema lejos de fortalecerlo lo lesiona.

Divertículos: Una causa común de dolor en el abdomen

Los diverticulos son lesiones del colon capaces de producir dolor abdominal recurrente acompañado por cambios en las evacuaciones.

Día mundial contra el dolor

cada 17 de octubre se celebra el día mundial contra el dolor, ratificando el compromiso de médicos y pacientes a seguir juntos en la lucha por mejorar y recuperar la calidad de vida del paciente con dolor crónico.

martes, 23 de junio de 2015

Efecto de la Ozonoterapia sobre las hernias discales



La Ozonoterapia es un tratamiento novedoso que cada día tiene mas aplicaciones clínicas. Inicialmente su uso fue predominantemente como antiséptico, hoy en día la investigación de su mecanismo de acción lo lleva a ganar un posicionamiento en el tratamiento de diversos trastornos crónicos de tipo degenerativo, entre los que destaca su potencial para el tratamiento no quirúrgico de las hernias discales.




Es bien sabido que las lesiones de los discos intervertebrales suelen acompañarse por dolor episódico tras los esfuerzos, relacionado con la inflamación local por la liberación de sustancias químicas proinflamatorias al desgarrarse las fibras de los discos afectados.

Este proceso inflamatorio produce dolor que se ve agravado por la irritación de las raíces nerviosas cercanas al disco lo que asocia molestias como calambres, corrientazos, ardor u hormigueo, así como una molestia común en las lesiones de los discos lumbares como lo es la Ciática.

Los grupos musculares regionales que rodean la columna vertebral también se ven afectados por el proceso inflamatorio, respondiendo con una contractura muscular como mecanismo protector que busca limitar el movimiento para evitar que progrese la lesión y se agrave.

Una vez establecida la crisis el dolor suele mejorar tras pocos días para reaparecer en forma de crisis tras algún esfuerzo o postura sostenida.  Por lo general el dolor va progresando en su intensidad tornándose cada vez mas frecuente y siendo necesarios mas días para lograr que desaparezcan los síntomas.


Las lesiones de los discos intervertebrales se basan inicialmente en el tratamiento conservador


Este ciclo de dolor de las hernias discales nos permite entender por que razón el tratamiento de las mismas debe ser conservador, simplemente porque el dolor va a mejorar.

El tratamiento conservador busca ayudar al organismo a solucionar la crisis de forma más rápida evitando que aparezcan nuevas crisis.

En algunos casos puede ocurrir la salida de todo el contenido del disco al espacio medular ocasionando una compresión de la médula que amerita la descompresión quirúrgica, pero en este caso el dolor tiene otras características que permiten reconocer un estado tan avanzado de la enfermedad.

Beneficios de la ozonoterapia en el tratamiento de las hernias discales


La aplicación de ozono local en personas con hernias discales tiene una serie de efectos como son.

  • Efecto antiinflamatorio por aumento de los sistemas antioxidantes inducidos por el ozono a nivel local.
  • Disminución del dolor por inhibición de la transmisión de la señal dolorosa.
  • Efecto relajante muscular sobre el musculo contracturado.
  • Disminución del tamaño del disco lesionado lo cual alivia la compresión de estructuras vecinas especialmente las raíces nerviosas.
  • Estimulación de la síntesis de colágeno lo cual se relaciona con procesos de reparación del daño a los tejidos.



miércoles, 17 de junio de 2015

Qué es la Neuritis Intercostal



La localización del dolor es un factor de gran importancia a la hora de determinar su causa y la posibilidad de que se acompañe por complicaciones graves.  En tal sentido uno de los dolores que ocasiona más temor y angustia es el dolor torácico o dolor en el pecho, que inmediatamente es relacionado con una enfermedad cardíaca y el potencial riesgo de morir.


El dolor cardíaco es un dolor muy intenso, quienes han padecido un infarto lo describen como una sensación de presión, algo así como si tuvieran una gran plancha de metal que les apretara el pecho y no los dejara respirar, por tal razón hay además ansiedad, angustia, sudoración y muchas veces la creencia de que se va a morir.

Afortunadamente las afecciones cardíacas, a pesar de su frecuencia, no son la causa más frecuente de dolor en el pecho, existe otra entidad muy común que es capaz de asustar a quien la padece y es conocida como Neuritis Intercostal.

La Neuritis Intercostal es un proceso inflamatorio de los nervios intercostales, que son trayectos nerviosos que se distribuyen entre la columna y el esternón en los espacios que se encuentran entre las costillas de forma bilateral.

Esta inflamación es debida en la mayoría de los casos a factores mecánicos como los esfuerzos y traumatismos directos durante caídas o golpes, sin embargo también se produce por infección de estos nervios por el virus Varicela Zoster, produciendo la enfermedad comúnmente conocida como Culebrilla.

El dolor de la Neuritis Intercostal es descrito como una sensación ardor o quemazón que se localiza en la espalda y corre hacia la parte lateral o la parte anterior del tórax, también es descrita como una sensación de calambre o corrientazo.  Lo que la diferencia de los problemas cardiovasculares es el tipo de sensación que experimenta el paciente, además de que puede localizarse en cualquier parte del pecho aunque pareciera que tiene predilección por el hemitórax izquierdo lo que hace que se preste a esta confusión.

En el caso de los pacientes con Herpes Zoster o Culebrilla, el dolor se acompaña de una erupción caracterizada por enrojecimiento de la piel y la aparición de unas vesículas llenas de líquido que se rompen para dar paso a la formación de una costra. Si bien el Herpes Zoster es mas común a nivel intercostal, puede presentarse sobre el trayecto de cualquier otro nervio como las ramas del Nervio Trigémino a nivel de la cara, los nervios abdominales, incluso el Nervio Ciático.



lunes, 8 de junio de 2015

4 hábitos que deberás poner en práctica para retrasar el proceso de envejecimiento



El envejecimiento es una condición natural de todos los seres vivos y es quizá lo único de lo que tenemos certeza al nacer.Si bien hay muchas cosas que puedes hacer para ser mas saludable no todas tienen impacto sobre la forma de envejecer por lo que traemos la lista de los 4 cambios en el estilo de vida que realmente te ayudaran a envejecer mas saludablemente.


Desde el momento de la concepción cada ser humano recibe información genética de sus padres, que a su vez proviene de generaciones anteriores en la cual se define no solo cuáles serán los rasgos físicos del nuevo ser, sino además cuáles enfermedades va a padecer, cuantos años puede llegar a vivir y cuál es su riesgo de morir por enfermedades como la diabetes, los infartos o el cáncer.

Para suerte de muchos la información genética no necesariamente de expresará en todos los casos, muchos genes necesitan de condiciones ambientales específicas para que puedan manifestarse las condiciones que ellos codifican. Por lo que aquí se presenta la oportunidad de disminuir ese riesgo y envejecer de forma más saludable.

Lo más importante para encaminarnos a un envejecimiento con el menor impacto posible sobre la salud es tratar de mantener un estilo de vida saludable, esto ayudara a prevenir la aparición de muchas  enfermedades crónicas capaces de afectar seriamente la calidad de vida.



1.         Practica algún tipo de actividad física regularmente.


  El ejercicio físico regular es el cambio en el estilo de vida que mayor impacto tiene sobre el envejecimiento. Mantenerse activo mejora la circulación y la oxigenación de los diversos órganos y tejidos con lo cual estos mantienen un mejor aporte de oxígeno y nutrientes, al tiempo que se favorecen los procesos de eliminación de distintos desechos como los radicales libres que cada día están más relacionados con el hecho de envejecer.

El ejercicio contribuye además a mantener el tono y fuerza muscular lo que indirectamente protege a las articulaciones, esto es fundamental para mantener la capacidad de movimiento al alcanzar edades avanzadas, lo que es un factor clave para mantener la independencia, un don muy preciado en el adulto mayor.

2.         Alimentación balanceada


 La forma en la que nos alimentamos sumamente importante, el gran aumento en el número de casos de enfermedades como la diabetes, el hiperinsulinismo, la resistencia a la insulina o el síndrome metabólico se origina precisamente en los malos hábitos alimenticios, especialmente en personas con una alta ingesta de grasas y carbohidratos, lo que se ve agravado si además existe una tendencia al sedentarismo.

La mala alimentación favorece el desarrollo de obesidad que a su vez ocasiona una sobrecarga mecánica que afecta a articulaciones como la rodilla y las uniones entre las vértebras en la columna lumbar, lo cual hace que se desarrollen enfermedades como la artrosis de rodilla, artrosis de columna o espondiloartrosis y la aparición de hernias discales que finalmente afectaran la marcha y el equilibrio llevando a una serie de complicaciones producto tanto del efecto de las lesiones en si sobre la deambulación y la discapacidad asociadas así como por efectos secundarios de los medicamentos para el dolor que estos pacientes reciben por tiempos prolongados.

La obesidad también se relaciona con el desarrollo de algunos tipos de cáncer como el cáncer de endometrio que pueden acortar enormemente la expectativa de vida de los pacientes que lo padecen.

3.       Evita abusar del sol


La exposición sostenida o frecuente a la luz solar sin protección aumenta el riesgo de desarrollar lesiones de piel producto del proceso coconido como fotoenvejecimiento, que se caracteriza por sequidad de la piel, adelgazamiento y la aparición de manchas marrones que progresivamente van aumentando en numero y tamaño hasta prácticamente cubrir los brazos, cuello, parte alta del tórax y rostro. 

Estos efectos se hacen más evidentes al comparar la piel de los brazos con la piel del abdomen en los ancianos, siendo muy notoria la diferencia entre dos partes distintas del cuerpo en una misma persona lo cual no se explica sólo por la edad.

Los daños producidos por el sol son acumulativos y no desaparecen, en ocasiones las lesiones van mas allá, produciéndose algún tipos de tumores malignos como el cáncer basocelular, espinocelular e incluso el temido melanoma maligno.

       4.       Haz todo lo que puedas para evitar una caída


 Las caídas son responsables de una gran cantidad de lesiones de gravedad variable que impactan de forma negativa en la calidad de vida futura. Las caídas son responsables de lesiones como esguinces, fracturas, fisuras, desgarros musculares, tendinitis e incluso lesiones de vasos sanguíneos y nervios periféricos.

Algunas de estas lesiones puede acompañarse por secuelas en el futuro o bien ser objeto de complicaciones como el dolor crónico o el síndrome de distrofia simpático refleja producto de una lesión nerviosa que llevara a quien lo padece a padecer de dolor por mucho tiempo, incluso años, que se acompaña por los trastornos que normalmente se asocian con el dolor crónico como son el insomnio, la ansiedad y la depresión, todos ello con un profundo impacto negativo sobre los años futuros.