El Bienestar

Los ácidos grasos Omega 3 previenen la artrosis y detienen su progreso

Los ácidos grasos Omega 3 además de ser buenos para tu corazón, contribuyen a prevenir el daño en las articulaciones.

El paracetamol es al analgésico más seguro

El paracetamol, también conocido como acetaminofén es el analgésico más seguro, te explicamos por qué.

Lesiones por sobreentrenamiento

Llevar al músculo a una situación extrema lejos de fortalecerlo lo lesiona.

Divertículos: Una causa común de dolor en el abdomen

Los diverticulos son lesiones del colon capaces de producir dolor abdominal recurrente acompañado por cambios en las evacuaciones.

Día mundial contra el dolor

cada 17 de octubre se celebra el día mundial contra el dolor, ratificando el compromiso de médicos y pacientes a seguir juntos en la lucha por mejorar y recuperar la calidad de vida del paciente con dolor crónico.

miércoles, 31 de diciembre de 2014

¿Existe relación entre el dolor articular y la ingesta de bebidas alcohólicas?




Las bebidas alcohólicas, especialmente el vino, gozan de buena reputación por sus bien conocidos efectos protectores sobre el corazón y las arterias, sin embargo con los músculos y articulaciones no sucede lo mismo.



El consumo de bebidas alcohólicas es un tema que tiene sus defensores y sus detractores, son bien conocidos los efectos de la ingesta moderada de bebidas como el vino para el corazón por su capacidad de influir sobre los niveles de colesterol, uno de los principales involucrados en la génesis de enfermedades como la arterioesclerosis, produciendo una disminución de LDL-Colesterol mejor conocido como colesterol malo y aumentando los niveles del HDL-Colesterol o colesterol bueno; además de esto se logra un efecto antiagregante plaquetario similar al obtenido con el uso de medicamentos como la aspirina lo que contribuye a disminuir el riesgo de formar  trombos  o  coágulos  sanguíneos dentro  de las arterias que son la causa de los infartos.

Uno de los puntos a favor de la ingesta de alcohol se relaciona con el hecho de que el vino es un elemento característico de la dieta mediterránea cuyas bondades frente a otros tipos de alimentación son indiscutibles. Sus efectos benéficos se deben a su contenido en polifenoles, sustancias con un alto poder antioxidante.

Un aspecto importante a considerar en materia de las bondades del alcohol para la salud es el de las cantidades ingeridas ya que se ha visto que el efecto protector se obtiene con dosis bajas a moderadas, sien embargo cuando la ingesta se torna excesiva no solo se pierde este efecto protector sino que el alcohol ha demostrado tener la capacidad de elevar la presión arterial y afectar la contractilidad del corazón por afectación del músculo cardíaco.

Pasando a otro terreno, y desde el punto de vista reumático, pareciera que los efectos son más bien contrarios, el alcohol es capaz de afectar la eliminación de una sustancia conocida como ácido úrico la cual se acumula en la sangre y es capaz de cristalizarse en las articulaciones dando así origen a una enfermedad conocida como Gota.

Esta forma de artritis se presenta como crisis tras la ingesta de alcohol, especialmente si consumen conjuntamente carnes rojas o mariscos.  Su manifestación más característica es la aparición de un dolor súbito de muy fuerte intensidad que afecta inicialmente a una sola articulación, típicamente a nivel del Hallux o dedo gordo del pie, le sigue en frecuencia el tobillo, en los que el dolor se acompaña por enrojecimiento y aumento de la temperatura local con mucha molestia al mas mínimo roce o movimiento.

 Otro tipo de artritis en donde esta contraindicado el consumo de alcohol es tras los cuadros de artritis o dolor articular que aparecen en el contexto de infecciones virales como el Dengue y el Chikungunya.  En nuestro medio hemos visto recientemente un gran aumento de casos de la Fiebre por Chikungunya que es capaz de producir una inflamación importante de las articulaciones que puede incluso durar meses o años una vez pasada la fase aguda de la enfermedad.

En estos casos la restricción del alcohol se recomienda ya que los virus originan casi siempre cierto grado de inflamación del hígado, lo cual lo hace más vulnerable a los efectos tóxicos del alcohol lo que finalmente afectara al sistema de defensas haciendo que la recuperación sea mucho más lenta y que puedan aparecer complicaciones atribuibles al daño hepático.

A manera de conclusión o recomendación general puede decirse que el consumo de alcohol en pequeñas a moderadas cantidades es recomendable ya que es capaz de proteger al aparato cardiovascular, sin embargo debe evitarse en aquellas personas que tengan niveles elevados de ácido úrico, que sufran de Gota o que estén pasando por cuadros virales o los hayan tenido recientemente.




sábado, 27 de diciembre de 2014

¿Existe relación entre el dolor articular y las emociones?



El dolor en las articulaciones puede tener una gran variedad de causas como los esfuerzos, sobreuso, traumatismos, infecciones o la presencia de cualquiera de las llamadas enfermedades reumáticas.  También es posible que tenga un origen en las emociones, constituyendo una enfermedad del tipo psicosomática, que muchas veces es difícil de diferenciar de un problema de tipo orgánico

.
Los trastornos psicosomáticos constituyen enfermedades que realmente afectan la salud, no se trata de una simulación ni son producidas de forma voluntaria por quien las padece, más bien son el resultado del efecto de ciertos estados emocionales sobre el cuerpo lo que explica por qué es posible desarrollar enfermedades cuando una persona encuentra sometida a situaciones de sufrimiento afectivo, emocional, personal o social.

Las manifestaciones psicosomáticas se encuentran relacionadas con estados mentales definidos y cada tipo de estado emocional puede desencadenar un tipo particular trastorno psicosomático.  En el caso de las enfermedades articulares, es posible desarrollar un trastorno articular como la Artritis Reumatoide psicosomática como consecuencia de la tensión muscular sostenida en aquellos músculos relacionado con la expresión de emociones como la ira y la agresividad cuando estos sentimientos deben ser reprimidos.

Se ha visto que quienes deben vivir ocultando o reprimiendo su ira, especialmente ante una situación o  estado que le resulta molesto, pueden desarrollar síntomas como la rigidez o la deformidad en sus articulaciones, pero a diferencia de las personas que hacen esta enfermedad por causas orgánicas no es posible confirmar este diagnóstico mediante los estudios de laboratorios específicos para esta enfermedad, incluso en estos pacientes los síntomas suelen ser desproporcionados con los hallazgos que se encuentran al examen físico como es el caso de personas que refieren rigidez, dolor muy intenso y limitación para la movilización en una articulación que al examen resulta normal.

¿Cuál es el tratamiento de una enfermedad articular psicosomática?


Las personas con enfermedades psicosomáticas no responden bien al tratamiento médico específico para la enfermedad que han desarrollado, incluso suelen interrumpir los medicamentos por la aparición de síntomas indeseables y tienden a visitar a varios médicos ante la ineficacia de los tratamientos que han recibido.

Esto en gran parte es debido a que el origen de su enfermedad es otro, en este sentido las enfermedades psicosomáticas se han relacionado con la supresión de las emociones y han pasado a llamarse también como las “enfermedades del silencio” y al no hablar con la boca entonces hablan con el cuerpo, pero con un lenguaje que enferma y lesiona.

Una vez que se logra establecer que una persona con una determinada alteración articular esta padeciendo de un trastorno psicosomático es necesario lograr que ésta haga conciencia de este hecho y logre identificar cual es la situación que le ha llevado a esta situación. 

Con frecuencia el origen suele estar en situaciones de pareja, problemas en el hogar, en el trabajo o incluso en hechos cotidianos que originen molestia o que hayan sido mal manejados. Este paso es fundamental si realmente se quiere solucionar el problema, ya que de lo contrario tras el tratamiento médico convencional los síntomas reaparecerán y el paciente no lograra recuperar su salud de una forma permanente.   

Otro aspecto fundamental es que resulta necesario apoyarse en la ayuda del médico psiquiatra para poder canalizar las emociones contenidas y dar así solución al verdadero origen del problema. Este proceso suele acompañarse por atender y manejar aspectos como la actitud frente al estrés, tratar la ansiedad, mejorar la autoestima, aprender a comunicar mejor las emociones e incluso aprender a gestionar mejor el tiempo mediante técnicas tan simples como proponerse metas realistas.


Las enfermedades psicosomáticas más que una calamidad constituyen una oportunidad de analizar cómo estamos afrontando las situaciones y que estamos haciendo mal, para evitar repetirlo en el futuro.


domingo, 21 de diciembre de 2014

7 Alimentos que debes evitar en estas fiestas si quieres cuidar tus músculos y articulaciones




Las fiestas decembrinas son un momento en el que la familia se reúne y comparte en torno a una infinidad de platillos preparado con esmero y dedicación,  sin embargo estos buenos deseos no los hacen menos pesados, especialmente para quienes conviven con enfermedades reumáticas como la Gota y la Fibromialgia.


Si padeces de estas enfermedades ten cuidado con lo que seleccionas al comer para evitar una crisis dolorosa que puede perturbar tus fiestas.

Por este motivo queremos compartir contigo esta lista de los 7 alimentos que debes evitar si quieres cuidar tus músculos y articulaciones en navidad. Estos hábitos no deben mantenerse solo durante las fiestas,  más bien es recomendable adoptarlos de forma continua.

1. Edulcorates
Los edulcorantes son compuestos químicos desarrollados para darle sabor dulce a los alimentos, sin embargo se han asociado con el desarrollo de molestias como la inflamación articular y el cansancio, especialmente el Aspartame. Es preferible evitar los dulces y alimentos que los contienen como los productos light.

2. Carnes rojas
La carnes rojas especialmente de vaca y cochino pueden resultarte dañinas si tienes niveles elevados de ácido úrico. Prefiere las aves y los pescados,  tus articulaciones lo agradecerán.

3. Lácteos
Los productos lácteos son capaces de ocasionar síntomas digestivos,  cansancio y dolor articular en especial en personas con intolerancia a la lactosa. Eso es muy común en personas con Fibromialgia.

4. Mariscos
Los frutos del mar suelen ser una delicia sin embargo son capaces de disparar los niveles de ácido úrico y causar síntomas producto de reacciones alérgicas. No son una buena opción si se piensa degustar varios tipos de comida.

5. Salsas y cremas
Las salsas están elaboradas a base de grasas,  condimentos y una serie de componentes ocultos que pueden afectar tu salud y llevarte a una digestión muy lenta y molesta. Muchas tienen grandes cantidades de azúcar y sal que favorecen la retención de líquidos y la aparición de hinchazón.  Prefiere los alimentos a la parrilla o los horneados y si es posible evita colocarle alguna salsa.

6. Frutos secos
Siempre se ha pensado que los frutos secos son alimentos amigables y libres de tóxicos, ésto no es cierto en todos los casos,  especialmente para el maní que es un alimento capaz de ocasionar reacciones alérgicas serias y agravar los dolores en personas con Fibromialgia.

7. Bebidas alcohólicas
El alcohol es uno de los enemigos de las articulaciones,  es capaz de desencadenar crisis de gota al favorecer la hinchazón e inflamación articular en perdonas con niveles elevados de ácido úrico.  El alcohol también se ha relacionado con la agravación de la artritis secundaria a la infección por el virus de Chikungunya y la acentuación del cansancio en personas con Fibromialgia.


sábado, 13 de diciembre de 2014

¿Cuál es la mejor postura para dormir?




Dormir no solo es un placer, es un proceso fisiológico necesario para que el cuerpo recupere energías perdidas y el cerebro de inicio a una serie de complejos mecanismos que llevan a la consolidación de la memoria y el aprendizaje, así como a la liberación de una serie de hormonas como la hormona de crecimiento. Lograr un sueño reparador depende de muchos factores, especialmente la postura durante el sueño.


Muchas veces el sueño se ve perturbado por diversos factores como las condiciones  ambientales,  el estrés, la ansiedad, la presencia de enfermedades que cursen con síntomas capaces de interferir con  el descanso como la dificultad respiratoria, obstrucción nasal, tos, dolor, vómitos, diarrea, en entre muchos otros, sin embargo un importante factor perturbados del sueño que es modificable es la postura al momento de dormir.

Existe una gran variedad de posiciones para descansar, muchas veces estas se adoptan de forma inconsciente aun cuando en ocasiones resulten ser realmente incómodas. 

La mejor posición es aquella que  permita en descanso sin someter a la columna y las articulaciones a posturas que generen tensión muscular.  En el caso particular de la columna vertebral debe vigilarse la posición tanto de la columna cervical como la columna lumbar. 




Dormir de medio lado o en posición fetal 


En relación con la columna cervical la mejor postura es de medio lado con una almohada bajo la cabeza.  Dormir boca abajo es una muy mala postura ya que para respirar se hace necesario rotar la cabeza a alguno de los lados con lo que se tensan los músculos del cuello.  

Muchas personas creen que lo ideal es dormir sin almohada pero esto es un mito, no usarla hace que la cabeza caiga sobre el colchón y se flexione lateralmente lo cual también produce tensión muscular; lo ideal es usar una almohada que ocupe el espacio entre la oreja y el hombro, de esta manera la columna mantiene su alineación y los músculos adoptan una postura neutra.




La columna lumbar también se beneficia de dormir de medio lado, sin embargo en este caso es necesario colocar una almohada entre ambas rodillas para evitar tensión en la cadera y glúteos que quedan arriba.  


Dormir boca arriba


También es considerado valido el hecho de dormir boca arriba, esto es de gran ayuda cuando hay problemas en las articulaciones como los hombros y las rodillas. La mejor forma para hacerlo es colocando una almohada pequeña bajo la cabeza y el cuello, también deberá colocarse una segunda almohada, o un rollo de tela o paño, bajo las rodillas para relajar la región lumbar.

Si eres de las personas que se mueve mucho durante la noche o quieres descansar aún más cómodo puedes colocar una almohada a cada lado del cuerpo y apoyar sobre ellas los brazos.

Domir cuando hay lesiones de los hombros o del manguito rotador


Como se explico anteriormente en estas condiciones resulta muy doloroso acostarse sobre el lado afectado por lo que es preferible dormir boca arriba, en las personas que no logren dormir en esta posición se les recomienda colocar una almohada grande bajo el hombro y la parte alta de la espalda del lado doloroso con lo que el tronco estará levemente inclinado, de esta forma habrá mayor comodidad.


martes, 2 de diciembre de 2014

Tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas en lesiones de rodilla


La articulación de la rodilla es una de las articulaciones que se lesiona con gran frecuencia, muchos son los mecanismos relacionados con este hecho, sin embargo los principales son la sobrecarga mecánica dada por condiciones como el sobrepeso, los traumatismos directos y los micro traumatismos por el impacto.  Son muchas las opciones de tratamiento disponibles para tratar las lesiones, sin embargo cada día hay mas evidencia científica a favor de terapias como la aplicación de Plasma Rico en Plaquetas para aliviar el dolor en esta articulación.


Esta articulación es bastante compleja, en ella intervienen los extremos de dos huesos largos como son la tibia y el fémur, por su cara anterior un fragmento oseo que se encuentra dentro de un tendón que es la rotula, en su interior consta de unos ligamentos que la estabilizan conocidos como ligamentos cruzados anterior y posterior, dos almohadillas con forma de media luna capaces de absorber el impacto que son los meniscos y finalmente una gran cantidad de tejido blando que la recubre y estabiliza, constituido por ligamentos, músculos,  tendones y bolsas serosas.

Cada una de estas estructuras es capaz de lesionarse dando origen a una diversidad de síntomas, entre los que destaca el dolor, por su magnitud y frecuencia.  Este puede tener diversas localizaciones dependiendo de la lesión que le dio origen, como se puede observar en la siguiente figura.






Si bien en las fases iniciales de cualquiera de estos procesos la lesión puede afectar a una estructura, en la medida que progresa el cuadro, especialmente si se mantienen las causas que lo originaron, se verán involucradas no una sino varias de forma simultánea. Esto explica hechos como por ejemplo que enfermedades degenerativas como la artrosis sean mas frecuentes en personas que han tenido un traumatismo, que tengan un trastorno en la alineación de la rótula o en aquellas que han tenido previamente una cirugía de los meniscos.

Es así como el dolor en la rodilla es producto de la acumulación de lesiones que finalmente afectaran la movilidad y con ello la capacidad de mantenerse de pie e incluso caminar.

El tratamiento de este tipo de afecciones busca aliviar el dolor, sin embargo esto no se logra si no se controlan los factores que llevaron a esta condición ya enunciados anteriormente, como es el caso del sobrepeso, los traumatismos y el impacto.

Por otro lado, síntomas como el dolor afectan la movilidad del paciente en búsqueda de lograr alivio, no es raro ver que estas personas dejan de llevar a cabo cualquier tipo de actividad física lo cual suma un nuevo trastorno que viene a agravar aun más las cosas como lo es la perdida del tono y la fuerza muscular por atrofia o debilitamiento de los músculos que rodean a la articulación.

En estos pacientes anteriormente se llevaban a cabo infiltraciones con esteroides intraarticulares, con ello se lograba aliviar el dolor y la inflamación que volvía al cabo de unos pocos meses, además de hacerlo a un precio muy alto para la salud del paciente, como lo era lesionar el cartílago y favorecer la aparición de osteoporosis, especialmente si estas inyecciones se aplicaban de forma periódica.

Posteriormente se dispone de otra herramienta de gran uso, con la que lograban buenos resultados sin los efectos adversos del esteroide como lo es el Ácido Hialurónico o Hialuronato Sódico.  El tratamiento con esta sustancia, procedimiento conocido como viscosuplementación, permite detener el proceso de deterioro del cartílago articular y por ende retrasa el desarrollo y progresión de la artrosis de la rodilla logrando que el paciente permanezca sin dolor por varios meses.

Finalmente llega desde el campo de la estética una técnica que cada día gana más espacio en el tratamiento de la artrosis y demás problemas degenerativos de la rodilla como lo es la aplicación de Plasma Rico en Plaquetas.  Este tratamiento logra no solo detener la inflamación y el deterioro articular sino que además es capaz de regenerar el tejido, lo cual permite una mayor efectividad en el alivio del dolor que además puede mantenerse por más tiempo.

Este tratamiento debe ser llevado a cabo por especialistas, requiere de una preparación previa para garantizar una mejor calidad del plasma obtenido, igualmente es necesario suspender los tratamientos que afecten la coagulación de la sangre antes de su colocación para poder así lograr los resultados esperados.  Normalmente se aplica  de forma mensual unas tres o cuatro sesiones, esto dependerá del grado de afectación de la articulación, estos ciclos se repetirán cada año o cada dos años si el dolor reaparece.

Si quieres más información sobre este tratamiento te invitamos a leer este articulo, allí encontrarás las 6 preguntas más frecuentes que se hacen los pacientes sobre este procedimiento:  




domingo, 23 de noviembre de 2014

Dolor articular por Chikungunya: En quienes se presenta y que se debe hacer



El Virus de Chikungunya ha afectado ya a un gran número de personas en las Américas, tras la fase aguda o febril que dura unos 7 días un grupo de pacientes pueden desarrollar dolor e inflamación articular persistente que los limita para llevar a cabo sus actividades, es posible predecir quienes pasaran a una segunda fase o fase crónica de la enfermedad, en la que el abordaje desde el punto de vista de los estudios a practicar y el tratamiento a prescribir van más allá del acetaminofen.



Ante el brote de la fiebre de Chikungunya en varios países de América Latina, los médicos hemos tenido que aprender a reconocer esta enfermedad, yo particularmente nunca había tenido contacto con ella ni durante mi formación ni en los años de ejercicio profesional, la cantidad de casos que hemos visto aunado a la falta de disponibilidad del método de diagnostico definitivo por serología, que esta disponible en otros países, nos lleva a afinar la clínica y ser muy analítico con los hallazgos es estudios como la hematología.

La fase aguda de esta infección son propias a cualquier otro virus, siendo característico que la fiebre es muy alta, no responde bien a los medicamentos antipiréticos como el acetaminofen por lo que hay que usar los medios físicos como los pañitos de agua fría o el baño con agua templada de forma constante en estos enfermos. En gran número de casos hay que emplear antiinflamatorios como el diclofenac sódico o el ibuprofeno para poder controlar la fiebre, que en pocas horas vuelve a subir.

Otro síntoma muy particular es el dolor articular.  Un paciente con Dengue suele hablar de su dolor comentando que "le duele todo", siente "como si le hubieran dado una golpiza" y es muy característico el dolor en los ojos sobre todo al moverlos. Los pacientes con Chikungunya refieren su dolor como localizado en las articulaciones, les cuesta caminar y moverse, este síntoma es muy característico sobre todo en niños pequeños que suelen ser inquietos y estar en continuo movimiento; las articulaciones más afectadas son las de las manos, rodillas, tobillos y pies, también puede haber dolor en la espalda.

Gran parte de los pacientes al cabo de unos cinco días se recuperan y no vuelven a sentir molestias, otro grupo puede hacer un nuevo brote pero esta vez el dolor articular es la principal molestia, esta reaparición de los síntomas lleva a muchas personas a pensar que han adquirido nuevamente la enfermedad o que tienen otra condición distinta, esto no es así, esta enfermedad puede ocasionar reaparición de los síntomas como parte de su historia natural de la enfermedad.

Ya en la segunda fase el dolor articular se acompaña por aumento de volumen e hichazon de las articulaciones,  en esta fase la persona enferma al ser picada por un mosquito no transmite la infección a otras personas, aquí más bien lo que ocurre es una alteración del sistema inmunológico que hace que se prolongue en el tiempo la inflamación.



¿Qué factores llevan a que persista el dolor en las articulaciones?


La persistencia del dolor e inflamación articular en las personas que desarrollaron a fiebre de Chikungunya se relaciona con cuatro factores principales, que constituyen factores de riesgo para desarrollar la forma subaguda y crónica  de la enfermedad:


  1. Fase aguda con síntomas intensos.  Las personas que hacen la primera fase de la enfermedad con fiebre muy alta y contínua, así como con dolor intenso e inflamación articular importante tienen mayor riesgo de que el dolor articular perdure en el tiempo.
  2. Edad.  Personas con edad igual o mayor a os 65 años tienen un mayor riesgo de desarrollar formas persistentes de la enfermedad.
  3. Enfermedades articulares previas. Llama la atención que el chikungunya afecta con mayor intensidad a las articulaciones que sufrieron alguna lesión previa o que presentaban síntomas de artrosis antes de adquirir la infección, esto es casi constante en los pacientes.
  4. Presencia de enfermedades asociadas como la diabetes. Las personas diabéticas tienen un mayor riesgo de desarrollar las formas crónicas de la enfermedad.



¿Que hacer si el dolor continúa?


Esta es la gran interrogante que se hacen quienes se han visto afectados por esta enfermedad, en este punto hay que considerar varios aspectos:


  1. Ir al médico.  En los casos de dolor articular persistente hay que buscar ayuda médica ya que debe investigarse las condiciones que puedan estar favoreciendo que la enfermedad continúe, es necesario llevar a cabo estudios de laboratorio e iniciar un tratamiento médico que ayude a desinflamar las articulaciones, estos medicamentos deben ser monitoreados para evitar posibles efectos secundarios. Igualmente es importante llevar un seguimiento del progreso de la enfermedad ya que se ha visto que puede desarrollar lesiones articulares similares a las producidas por enfermedades como la Artritis Reumatoidea y la Artritis Psoriásica.  En estos pacientes aplicación de terapias locales como la terapia neural ayudan a aliviar el dolor.
  2. Actividad física. En la fase inicial de la enfermedad cuando hay fiebre es necesario mantener un reposo absoluto, cuando ya ha pasado la fiebre es de gran ayuda movilizarse, debe llevarse a cabo una actividad física leve a tolerancia sin excederse.
  3. Fisioterapia. La fisioterapia basada en medios físicos y movilizaciones suaves es de gran ayuda para ayudar a desinflamar las articulaciones afectadas.





jueves, 13 de noviembre de 2014

Espodiloartrosis



Al hablar de articulaciones solemos pensar en los hombros, codos, muñecas, caderas, rodillas, tobillos y las pequeñas articulaciones de los dedos, sin embargo, existen un grupo importante de articulaciones que no siempre se tienen presentes como es el caso de las articulaciones entre las vértebras de la columna vertebral.


Las uniones entre las vertebras se llaman articulaciones fascetarias y son asiento de las mismas enfermedades que afectan a las demás articulaciones, especialmente aquellas relacionadas con los esfuerzos posturales y las lesiones por sobreuso como es el caso de la Artrosis, enfermedad degenerativa de los cartílagos que recubren la articulación que cuando se localiza a nivel de las articulaciones entre las vértebras recibe el nombre de  Espondilosis o Espondiloartrosis.

La espondiloartrosis es una enfermedad que se desarrolla lentamente con el paso de los años, puede permanecer asintomática por un largo período de tiempo hasta que sobreviene un traumatismo o alcanza un grado de avance que afecta a estructuras vecinas, como la médula espinal o las raíces nerviosas, produciendo síntomas como el dolor que hace que la persona acuda al médico.

En sus fases iniciales la espondiloartrosis se acompaña por dolor leve a moderado a nivel de la columna cervical o lumbar con los movimientos, este puede acompañarse además por rigidez a predominio en la mañana o tras un período de inmovilidad o reposo.  Estas molestias ocurren como consecuencia de la afectación de las articulaciones entre las vertebras, son más comunes en los segmentos que poseen mayor movilidad como son en el cuello y en la parte baja de la espalda, la región dorsal también puede encontrarse comprometida sin embargo a ese nivel se presentan menos síntomas por su menor capacidad de movimiento en relación con los demás segmentos.

En estadios más avanzados ocurre el desgaste de los discos intervertebrales lo cual lleva a la disminución del espacio entre las vértebras, esto compromete la capacidad de absorber el impacto originando microfracturas en los cuerpos vertebrales lo cual produce una irregularidad en su contorno caracterizada por la formación de proyecciones de hueso con forma de picos de loro conocidos como osteofitos, en grados avanzados de la enfermedad los osteofitos de una vértebra pueden alcanzar y fusionarse con los osteofitos de una vértebra contigua ocasionando puentes óseos llamados sindesmofitos, estos impiden la movilización entre las vértebras lo cual limita los rangos de movimiento.

El daño asociado de los discos intervertebrales hace que las vertebras disminuyan el espacio entre sí lo cual estrecha los orificios por donde las raíces nerviosas que se originan en la médula espinal emergen de la columna, esta disminución del diámetro de los orificios afecta el normal funcionamiento de los nervios raquídeos, esto se traduce por síntomas como el dolor que cambia de patrón a una sensación más intensa que se acompaña por molestias como calambres, hormigueo, entumecimiento y pérdida de la fuerza que se localiza en la columna y se irradia hacia los hombros y los brazos en la espondilosis cervical, así como hacia los glúteos y las piernas en la espondilosis lumbar.

Los principales factores involucrados en el desarrollo de la espondiloartrosis son la adopción de posturas sostenidas, especialmente cuando estas son inadecuadas, al llevar a cabo las distintas actividades diarias tanto de tipo laboral, domestico o recreativas. En el caso de la espondilosis lumbar también se relaciona con los esfuerzos y factores como el sobrepeso y la obesidad así como la ejecución de practicas deportivas con impacto como ocurre al trotar, correr o practicar deportes con salto.


miércoles, 5 de noviembre de 2014

Terapia Neural



Una de las herramientas de mayor utilidad en el tratamiento del Dolor Crónico es la Terapia Neural, se trata de un tratamiento de origen alemán que actúa sobre el sistema nervioso capaz de regularizar el funcionamiento de los terminales que trasmiten de forma anómala las señales de dolor.


Una vez que el dolor crónico se establece, se vuelve una identidad independiente de la causa que le dio origen, por esta razón muchas veces con controlar la enfermedad no se logra ningún cambio en la intensidad y características del dolor. Esto es común en el caso de las cirugías de columna por compresión de raíces nerviosas como consecuencia de una hernia discal, en un porcentaje de pacientes si bien se lleva a cabo una cirugía de columna para descomprimir los nervios, el paciente no siente alivio de su dolor. Este fenómeno se debe a que ya ha ocurrido una lesión del sistema nervioso, especialmente el sistema nervioso autónomo, lo cual constituye un problema de salud asociado.

El sistema nervioso autónomo suele verse afectado por una diversidad de procesos que constituyen campos interferentes que bloquean la normal transmisión de impulsos y señales en el organismo. Estos bloqueos llevan a disfunciones crónicas que afectan el normal funcionamiento de todos los órganos y sistemas produciendo diversas molestias entre las que resalta el dolor crónico.  

A tal efecto las cicatrices, traumatismos antiguos, procesos inflamatorios crónicos, abscesos, fibrosis y enfermedades dentales  constituyen agentes que perturban al sistema nervioso autónomo  generando disfunciones o creando el terreno propicio para la enfermedad. 

Por tal razón el tratamiento con analgésicos o antiinflamatorios no ofrece un alivio sustancial de las molestias, mas bien estos fármacos lejos de brindar algún beneficio, son capaces de sumar efectos secundarios que afectaran aun más la calidad de vida.  

El dolor crónico tiene su propio esquema de tratamiento, muy distinto al usado en el dolor agudo o de reciente aparición.  Este tratamiento se basa en el uso de medicamentos que actúan a nivel del sistema nervioso, que puede complementarse con terapias como la Terapia Neural.

La Terapia Neural es un tratamiento de origen alemán que elimina la perturbación que estos focos o campos interferentes producen en el sistema nervioso autónomo, permitiendo restablecer su normal funcionamiento.  En el caso del tratamiento del dolor la Terapia Neural permite obtener resultados asombrosos e inmediatos, por lo que se le conoce como el "Fenómeno en segundos", cuando es aplicada sobre los puntos dolorosos o puntos gatillo.

Este tratamiento constituye una terapia del dolor efectiva en afecciones como Artrosis, Artritis, Migrañas, Neuralgias, Hernias Discales, Fibromialgia, Dolor Postoperatorio y Lesiones por Traumatismos.   

Es una técnica de aplicación ambulatoria, que puede ser llevada a cabo en el consultorio, puede ser utilizada por varias especialidades, sin embargo es una herramienta más del uso del médico fisiatra o de los médicos espealizados en terapia del dolor. 

La Terapia Neural puede aplicarse además sobre puntos de acupuntura lo cual contribuye a un mayor alivio y el control de síntomas relacionados con la hiperactividad del sistema nervioso neurovegetativo como la distensión abdominal, cólicos, dificultad respiratoria, trastornos alérgicos, entre otros.

Puede ser aplicada en personas que reciben tratamiento para otras enfermedades sin que se produzcan interferencias o efectos adversos, también puede utilizarse en personas que reciben tratamiento con múltiples medicamentos y en ancianos.


domingo, 26 de octubre de 2014

La Gota: una de las formas de artritis más dolorosas




La Gota es una de las enfermedades reumáticas más antiguas de las que se tiene referencia, era conocida como la enfermedad de los reyes ya que era padecida por miembros de la realeza y la nobleza, individuos en los que los excesos en la alimentación y en la ingesta de alcohol eran comunes. Hoy en día el interés en la adopción de hábitos saludables de alimentación ha contribuido a disminuir su aparición y su progreso a la deformidad y la incapacidad con las que se asocia.



La Gota es una enfermedad que se acompaña por artritis, se produce por el aumento en los niveles de Ácido Úrico en sangre lo cual hace que se deposite en las articulaciones en forma de cristales dando origen a una inflamación conocida como Artritis Gotosa, esta es una forme de artritis que se presenta en forma de brotes o crisis separadas por periodos en el que no hay molestias, suele ser más frecuente en los hombres que en las mujeres, especialmente aquellos que presentan sobrepeso u obesidad.

El Ácido úrico se produce en el organismo al metabolizar unas sustancias conocidas como purinas que se encuentran presentes en algunos alimentos como las carnes, los mariscos, los champiñones y productos como el hígado, las anchoas, las sardinas y sus derivados.


Cuando los niveles de ácido úrico se elevan súbitamente por una ingesta copiosa de alguno de estos alimentos, ocurre un brote o crisis de gota que puede desarrollarse en pocas horas, por ello la crisis suelen ser predominantemente durante la noche, esta se caracteriza por dolor muy intenso acompañado por aumento de volumen o hinchazón y color rojizo de la articulación afectada. La Gota afecta a una o pocas articulaciones por vez, especialmente la articulación del dedo gordo del pie, tomando en este caso el nombre de Podagra.


Además del primer dedo del pie la Gota puede presentarse en otras articulaciones como los tobillos, las rodillas y los codos.  Las crisis alcanzan un máximo de intensidad y luego remiten, pero cada episodio va dejando secuelas que a la larga llevaran a la destrucción y deformación de  la articulación afectada, lo cual compromete su función y la incapacita.

Además de las articulaciones, los cristales de ácido úrico pueden depositarse también a nivel de la piel, en el tejido subcutáneo y a nivel del pabellón de las orejas, originando unas prominencias o nódulos conocidos como tofos. Otra localización frecuente de depósito de cristales es a nivel de los riñones lo cual se relaciona con el desarrollo de  cálculos renales que pueden comprometer el flujo de la orina llevando finalmente al desarrollo de una falla renal.


Tratamiento y prevención de la Gota


Los niveles elevados de ácido úrico en sangre es una condición conocida como Hiperuricemia, esta puede ser tratada con medicamentos, sin embargo la medida más eficaz es la prevención con la adopción de hábitos más saludables basados en la disminución del consumo de alimentos ricos en purinas y de las bebidas alcohólicas. 

Hoy en día la hiperuricemia es una manifestación de una entidad más compleja conocida como Síndrome Metabólico, el cual relaciona la aparición de este trastorno con niveles elevados de triglicéridos, glicemia e insulina, todo ello como parte del camino al desarrollo de la Diabetes.


Para prevenir esta enfermedad es necesario evitar el consumo de alimentos como:


  • Carnes tanto rojas como blancas.
  • Dervados de la carne como vísceras y embutidos.
  • Pescados como las sardinas, atún, bacalao, pargo y anchoas, 
  • Mariscos.
  • Vegetales como espinacas, esparragos, guisantes y coliflor.
  • Granos como caraotas y lentejas.
  • Bebidas alcohólicas especialmente la cerveza.





miércoles, 22 de octubre de 2014

La Osteoporosis no duele



La Osteoporosis es un trastorno que disminuye el contenido mineral de calcio en los huesos debilitándolos, esto hace que sean menos resistentes y haya un mayor riesgo de romperse o fracturarse ante un traumatismo mínimo, sin embargo, y a pesar de la creencia general, la Osteoporosis no produce dolor ni ninguna otra molestia.


La fuerza o resistencia de los huesos se debe en gran parte a su contenido de minerales, principalmente el calcio, este hace que el esqueleto sea una estructura de gran dureza y resistencia que ayude a dar soporte y protección a las demás estructuras del organismo. 

El hueso es un tejido vivo que se encuentra en un constante recambio, continuamente ocurre la salida y entrada de minerales a los huesos, este proceso se encuentra regulado por una hormona llamada Parathormona que se produce en unas glándulas que se ubican justo por detrás de la glándula tiroides y que se llaman Paratiroides. La Parathormona tiene como función regular los niveles de calcio en la sangre para lo cual es capaz de estimular el proceso de remodelación de los huesos, aumenta la absorción del calcio a nivel del intestino, disminuye la eliminación de calcio por la orina y es capaz ademas de activar a la Vitamina D producida a nivel de la piel por estimulación solar para que esta cumpla su función de calcificar el hueso.

Este proceso de remodelación comienza a disminuir a partir de los treinta años por lo que la masa del hueso va descendiendo progresivamente hasta llegar a un punto crítico en el cual aumenta el riesgo de que ocurra una fractura lo cual define lo que se conoce como Osteoporosis.

Dado que esta enfermedad no produce síntomas la única forma de diagnosticarla es buscándola, en este sentido el estudio complementario empleado a tal fin es la Densitometría ósea, este es un estudio radiológico, no invasivo que permite medir la densidad de los huesos.  Los valores obtenidos se reportan como dos valores, de ellos el T Score es el que nos permite definir el resultado y establecer si el paciente tiene una masa mineral osea normal, tiene osteoporosis y tiene una condición previa a la osteoporosis llamada Osteopenia.

Muchos pacientes tienen la inquietud y piensan que tienen osteoporosis al sentir dolor en su columna, los hombros o en las caderas, sin embargo este es un mito, la osteoporosis no duele, es completamente asintomática, cuando ocurre dolor en una persona con osteoporosis es porque esta ha sufrido una fractura y es esta última la causa del dolor.  Los principales focos de fractura en personas con osteoporosis son  la muñeca, las vertebras de la columna y el cuello del fémur.

Muchas veces el dolor en estas localizaciones en personas con osteoporosis sin fractura puede ser debido a otra enfermedad que también es frecuente en el adulto mayor y puede presentarse en forma simultanea como lo es la Artrosis.  A diferencia de la osteoporosis que solo afecta al hueso, la artrosis afecta al cartílago de la articulación por lo que son dos condiciones completamente distintas.

Las fracturas por osteoporosis ocurren ante traumatismos mínimos, no necesariamente debe producirse un gran golpe para que ocurran.  Una de las principales localizaciones de las fracturas osteoporoticas es en la columna vertebral, en este tipo de fractura las vertebras colapsan aplastándose lo cual puede comprimir las raíces nerviosas en columna produciendo un tipo característico de dolor conocido como dolor neuropático así como la deformidad de la espalda con forma de joroba.



Artículos relacionados:



¿Qué es la Osteoporosis y por qué se produce?  Ver artículo


Mitos y realidades sobre la Osteoporosis Ver artículo


sábado, 18 de octubre de 2014

¿Cuál es la diferencia entre una radiografía y una resonancia magnética?



Muchas veces el médico necesita corroborar mejor un diagnóstico o definir el grado de lesión producido por una enfermedad, para ello son de utilidad los estudios de imagen.  Si bien existe una gran variedad de ellos a nivel músculo esquelético, los dos más empleados son la radiografía simple y la resonancia magnética, cada uno tiene sus indicaciones precisas, incluso en muchos casos es necesario practicar ambos.


Antiguamente los médicos basaban sus diagnósticos en un minucioso interrogatorio complementado con un exhaustivo examen físico, ya que eran las únicas formas de hallar pistas que facilitara llegar al diagnostico de la enfermedad que originaba los síntomas que motivaban al paciente a consultar.

Hoy en día los médicos contamos con una gran variedad de estudios complementarios que permiten evaluar mejor una estructura, un órgano o un sistema tanto del punto de vista de su anatomía como de su funcionamiento.  En ta sentido los estudios de imagen y de laboratorio permiten evidenciar lo que nuestros ojos, manos y oídos no pueden percibir.

Al momento de evaluar una estructura del aparato locomotor las pruebas de imagen son grandes aliadas.  Si bien el examen físico brinda mucha información los estudios de imagen permiten observar mejor el impacto de una enfermedad sobre una estructura, incluso los patrones de las lesiones encontradas pueden orientar mejor hacia la posible causa de la enfermedad.

Las imágenes más utilizadas para la evaluación del aparato musculo esquelético son la radiografía simple y la resonancia magnética nuclear, cada una de ellas tiene sus indicaciones precisas, incluso en un mismo paciente puede ser necesario solicitar ambos estudios para tener un mejor panorama y poder establecer un mejor diagnóstico en cuanto a la enfermedad de base, su grado de afectación y su pronóstico, es decir, cual va a ser su evolución y que conductas futuras se deberán implementar; un ejemplo claro de esto es la necesidad de determinar cuando una determinada fractura puede ser tratada con una inmovilización con un yeso o cuando debe ser tratada con una cirugía.

La radiografía o Rayos X fue el primer estudio de imagen disponible para evaluar mejor a los pacientes, la primera radiografía fue obtenida por Röntgen en 1895, lo que le llevo a ganar el primer Premio Nobel en Física en 1901, sin embargo hoy en día, mas de 100 años después, sigue siendo el estudio de imagen más solicitado por los médicos.

La radiografía se obtiene al someter al paciente a radiaciones electromagnéticas, con lo cual se obtiene una imagen que varia en una escala de grises en la cual los elementos más densos como los huesos obtienen un color blanco, en la medida que disminuye la densidad producen tonalidades mas grises hasta que en el caso del aire se muestra con un color gris oscuro o negro.

A nivel musculo esquelético la principal indicación para practicar una radiografía es para visualizar los huesos, esta es la mejor imagen para identificar lesiones oseas como las fracturas y las fisuras, así como los cambios que ocurren en los diversos procesos degenerativos como la artrosis en la que se ponen en evidencia disminución de los espacios entre los huesos lo cual es un signo indirecto de lesión del cartílago, también muestra la presencia de osteofitos que son proyecciones en los extremos de los huesos en forma de pico de loro muy características de la artrosis, la radiografía también permite identificar los problemas de alineación de la columna como ocurre en la escoliosis y en las listesis al tiempo que pone en evidencia calcificaciones anómalas en cualquier tejido.

En el caso de la Resonancia Magnetica, este estudio es de mucha mayor definición y es de gran utilidad para visualizar los tejidos blandos como los ligamentos, tendones, meniscos, músculoscartílagos y discos interverterbrales.  Este estudio es de gran utilidad cuando se quiere descartar la presencia de lesiones como las hernias discales, lesiones o rupturas de ligamentos, músculos o tendones, o también al descartar lesiones a otros órganos o estructuras como es el caso del compromiso de raíces nerviosas o de la médula espinal en personas con hernias discales.

En ocasiones cuando se requiere una mejor visualización de algunas lesiones es de utilidad emplear un medio de contraste al practicar la resonancia magnética, esto es especialmente útil al descartar lesiones como los tumores o el cáncer.