Una indigestion puede ser señal de un infarto

Imagen
Los infartos cardíacos son condiciones graves que se deben a la obstrucción de un arteria coronaria, lo que hace que una parte del corazón deje de recibir oxígeno.  Hoy en día las personas tienen mucha información sobre este tipo de eventos y buscan ayuda médica ante un dolor muy fuerte en el pecho, sin embargo es posible que ocurra un infarto sin este característico dolor.
Las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de muerte a nivel mundial, esto ha sido un hecho por muchos años y pareciera que seguirá siendo así por un tiempo más. A pesar de los avances en materia de medicamentos y tratamientos tanto conservadores como invasivos las demás patologías no han logrado destronar a los temidos infartos y accidentes cerebrovasculares.
Con la finalidad de reconocer tempranamente los eventos como los infartos, médicos, comunicadores y diversas organizaciones han insistido en brindar toda la información sobre las características que hacen que ante un dolor torácico deba sosp…

Dolor de garganta, principal síntoma de la Difteria




El dolor de garganta es una molestia muy común, su principal causa es la amigdalitis que puede ser ocasionada por virus o por bacterias como los estreptococos. Si bien estas son sus principales causas, no son las únicas, existiendo otros microorganismos que producen dolor de garganta capaz de producir complicaciones graves, como es el caso de la bacteria causante de la difteria.



Las enfermedades infecciosas son una causa importante de dolor, tanto en niños como en adultos.  El dolor relacionado con infecciones es debido a la inflamación que acompaña a estos procesos, que a su vez es un importante mecanismo de lucha del organismo que busca brindarlas condiciones para que las células del sistema inquine alcancen el foco de infección y lo combatan.

Una de las enfermedades infecciones más dolorosas es la amigdalitis, quien ha padecido este tipo de procesos sabe bien a que nos referimos.  El dolor de garganta hace que se tome conciencia de hechos normalmente automáticos como el tragar saliva e incluso deglutir los alimentos.


Amigdalitis bacteriana


Las amigdalitis son debidas comúnmente a un tipo de bacterianas conocidas como estreptococos, estas colonizan las amígdalas y las inflaman, lo que se manifiesta por enrojecimiento, aumento de tamaño y la presencia de pus en las criptas que se puede visualizar como puntos blancos muy adheridos que suelen tener muy mal olor. Esto hace que tragar sea difícil y doloroso para el paciente.

Los estreptococos si bien son la causa más común de amigdalitis, no son la única.  Otra bacteria que afecta a las amígdalas es el Corynebacterium diphtheriae, que es el agente causante de la Difteria.  


¿Cómo reconocer la amigdalitis por difteria?


La difteria a diferencia de otras bacterias causantes de amigdalitis, produce un toxina, la toxina diftérica, que estimula la producción de placas que adoptan la forma de membranas adheridas la mucosa a nivel de la garganta.  Estas membranas son capaces de obstruir el paso de aire a la vía aérea lo cual hace que aparezcan síntomas como dificultad para respirar, tos seca y ronquera.

La toxina diftérica puede pasar a la sangre, lo que la lleva a alcanzar órganos como el corazón y los riñones, afectando su normal funcionamiento. Esto lleva a la aparición de profundo decaimiento, retención de líquidos y asfixia al caminar o efectuar actividad física.


Imagen tomada de http://www.primicia.com.ve

¿Qué hacer en caso de una amigdalitis sospechosa de ser debida a difteria?



Las amigdalitis suelen ser debidas a infecciones por bacterias, por lo que su tratamiento se basa en el uso de antibióticos.  Por esta razón toda persona con una amigdalitis debería ser evaluada por un médico para poder establecer su agente causal y cual es el antibiótico de elección.  El uso racional de los antibióticos es la única forma de garantizar que no ocurran fenómenos como el desarrollo de resistencia que ha llevado a que muchos antibióticos deban dejar de usarse porque han perdido su efectividad.

En el caso de sospecha de difteria se llevan a cabo estudios especiales para confirmarla. Estos pacientes deben ser hospitalizados en áreas de aislamiento para evitar más contagios, así como para iniciar el tratamiento que además de antibióticos incluye la aplicación de antitoxina tetánica, así como la vacunación del paciente.

La hospitalización permite ademas vigilar el funcionamiento de los órganos internos para detectar de forma temprana si se encuentran afectados o no, lo que permite evitar complicaciones e incluso la muerte del paciente.

La difteria es una enfermedad muy contagiosa, siendo adquirida al entrar en contacto con secreciones de una persona infectada, lo que hace que su notificación las autoridades sanitarias es obligatoria.  


Comentarios