El Bienestar

Los ácidos grasos Omega 3 previenen la artrosis y detienen su progreso

Los ácidos grasos Omega 3 además de ser buenos para tu corazón, contribuyen a prevenir el daño en las articulaciones.

El paracetamol es al analgésico más seguro

El paracetamol, también conocido como acetaminofén es el analgésico más seguro, te explicamos por qué.

Lesiones por sobreentrenamiento

Llevar al músculo a una situación extrema lejos de fortalecerlo lo lesiona.

Divertículos: Una causa común de dolor en el abdomen

Los diverticulos son lesiones del colon capaces de producir dolor abdominal recurrente acompañado por cambios en las evacuaciones.

Día mundial contra el dolor

cada 17 de octubre se celebra el día mundial contra el dolor, ratificando el compromiso de médicos y pacientes a seguir juntos en la lucha por mejorar y recuperar la calidad de vida del paciente con dolor crónico.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Medicina Regenerativa y Salud Femenina en el Día de la Mujer




Ser mujer significa ser capaz de llevar a cabo una gran cantidad de tareas y tener varios roles de forma simultánea.  Poder ser hija, madre, esposa, amante, amiga, compañera, hermana a la vez de terapeuta, psicóloga, administradora del hogar, ama de casa y cuanta tarea sea requerida, por lo que si bien el día 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, la mujer debe ser celebrada todos los días.

Esta diversidad de funciones demanda una gran cantidad de tiempo, que necesariamente debe ser restado del requerido para otras acciones, principalmente para descansar y realizar actividades que afectan directamente el estado de salud como lo es la puesta en práctica de hábitos saludables.

Por tal razón, el día de la mujer es un buen momento para hacer un llamado a la adopción de una serie de medidas que contribuyen a lograr un rejuvenecimiento integral, que no solo permiten alcanzar un mejor aspecto estético, sino además favorecen una mejora significativa del funcionamiento del cuerpo, brindando la posibilidad de mantener la salud y la vitalidad, condiciones que cada día son más importantes sobre todo si consideramos que los avances científicos han llevado a que etapas como la tercera edad constituyan una fase que abarca buena parte de la vida.

Una forma de lograr esto es haciendo pequeños cambios en el estilo de vida, que permitirán mantenerse joven por más tiempo, atrasando así el progreso del envejecimiento. Estos cambios incluyen:

  • Alimentación sana. Una dieta balanceada aporta vitaminas y antioxidantes, nutrientes capaces de retrasar el envejecimiento por su capacidad de neutralizar los radicales libres. Igualmente una dieta sana es la mejor forma de prevenir e incluso tratar condiciones que aceleran el envejecimiento como la diabetes y la hipertensión arterial.
  • Actividad física regular. El ejercicio regular fortalece los huesos y los músculos, mejora la fuerza y el equilibrio lo que ayuda a prevenir las caídas, que suelen ser la primera causa de discapacidad en el adulto mayor.
  • Evitar la exposición al sol. El sol es el principal enemigo de la piel, estimulando la aparición de manchas, arrugas y pérdida de lozanía; protegerse adecuadamente del sol le permitirá lucir una piel más fresca y joven.
  • Mantener un buen estado de ánimo. Definitivamente, las emociones tienen un efecto directo sobre la forma en que se afrontan las diversas situaciones, siendo capaces además de afectar el funcionamiento del sistema de defensas.


El impacto de estos cambios se potencia cuando se hacen algunas intervenciones que permiten eliminar los radicales libres (sustancias causantes del envejecimiento) y se logra optimizar el funcionamiento del organismo, lo cual es el principio del rejuvenecimiento.


Terapias como la aplicación de oligoelementos, ozonoterapia y plasma rico en plaquetas contribuyen a disminuir el impacto negativo de los radicales libres, al tiempo que favorece los procesos de eliminación de toxinas, lo que lleva a que la mujer no solo luzca más joven por fuera, sino que su organismo este también más joven por dentro, lo que se traduce en mayor vitalidad y energía que son la clave para disfrutar de una excelente calidad de vida.

Blogger Tricks

miércoles, 8 de febrero de 2017

Dolor de garganta, principal síntoma de la Difteria




El dolor de garganta es una molestia muy común, su principal causa es la amigdalitis que puede ser ocasionada por virus o por bacterias como los estreptococos. Si bien estas son sus principales causas, no son las únicas, existiendo otros microorganismos que producen dolor de garganta capaz de producir complicaciones graves, como es el caso de la bacteria causante de la difteria.



Las enfermedades infecciosas son una causa importante de dolor, tanto en niños como en adultos.  El dolor relacionado con infecciones es debido a la inflamación que acompaña a estos procesos, que a su vez es un importante mecanismo de lucha del organismo que busca brindarlas condiciones para que las células del sistema inquine alcancen el foco de infección y lo combatan.

Una de las enfermedades infecciones más dolorosas es la amigdalitis, quien ha padecido este tipo de procesos sabe bien a que nos referimos.  El dolor de garganta hace que se tome conciencia de hechos normalmente automáticos como el tragar saliva e incluso deglutir los alimentos.


Amigdalitis bacteriana


Las amigdalitis son debidas comúnmente a un tipo de bacterianas conocidas como estreptococos, estas colonizan las amígdalas y las inflaman, lo que se manifiesta por enrojecimiento, aumento de tamaño y la presencia de pus en las criptas que se puede visualizar como puntos blancos muy adheridos que suelen tener muy mal olor. Esto hace que tragar sea difícil y doloroso para el paciente.

Los estreptococos si bien son la causa más común de amigdalitis, no son la única.  Otra bacteria que afecta a las amígdalas es el Corynebacterium diphtheriae, que es el agente causante de la Difteria.  


¿Cómo reconocer la amigdalitis por difteria?


La difteria a diferencia de otras bacterias causantes de amigdalitis, produce un toxina, la toxina diftérica, que estimula la producción de placas que adoptan la forma de membranas adheridas la mucosa a nivel de la garganta.  Estas membranas son capaces de obstruir el paso de aire a la vía aérea lo cual hace que aparezcan síntomas como dificultad para respirar, tos seca y ronquera.

La toxina diftérica puede pasar a la sangre, lo que la lleva a alcanzar órganos como el corazón y los riñones, afectando su normal funcionamiento. Esto lleva a la aparición de profundo decaimiento, retención de líquidos y asfixia al caminar o efectuar actividad física.


Imagen tomada de http://www.primicia.com.ve

¿Qué hacer en caso de una amigdalitis sospechosa de ser debida a difteria?



Las amigdalitis suelen ser debidas a infecciones por bacterias, por lo que su tratamiento se basa en el uso de antibióticos.  Por esta razón toda persona con una amigdalitis debería ser evaluada por un médico para poder establecer su agente causal y cual es el antibiótico de elección.  El uso racional de los antibióticos es la única forma de garantizar que no ocurran fenómenos como el desarrollo de resistencia que ha llevado a que muchos antibióticos deban dejar de usarse porque han perdido su efectividad.

En el caso de sospecha de difteria se llevan a cabo estudios especiales para confirmarla. Estos pacientes deben ser hospitalizados en áreas de aislamiento para evitar más contagios, así como para iniciar el tratamiento que además de antibióticos incluye la aplicación de antitoxina tetánica, así como la vacunación del paciente.

La hospitalización permite ademas vigilar el funcionamiento de los órganos internos para detectar de forma temprana si se encuentran afectados o no, lo que permite evitar complicaciones e incluso la muerte del paciente.

La difteria es una enfermedad muy contagiosa, siendo adquirida al entrar en contacto con secreciones de una persona infectada, lo que hace que su notificación las autoridades sanitarias es obligatoria.  


lunes, 23 de enero de 2017

5 chequeos que deberás practicarte anualmente a partir de los 40 años




Visitar al médico no es grato para muchos, sin embargo más allá del temor de saber que te van a encontrar hay que enfocarse en los beneficios del diagnóstico temprano de las enfermedades con el fin de no ver mermada la calidad de vida al llegar a las edades avanzadas. 

La medicina moderna nos ofrece la posibilidad de efectuar el diagnóstico y tratamiento temprano de una serie de  enfermedades que en la antigüedad eran capaces de acabar con la vida de muchas personas sin que los médicos pudieran hacer nada por salvar la vida de los pacientes.

Esta identificación temprana es producto de un mayor énfasis en las actividades preventivas y de promoción de la salud que hacen que en una persona aparentemente sana puedan hacerse diagnósticos de condiciones que están comenzando. Esto está perfectamente justificado ya que la gran mayoría de las enfermedades cursan en sus fases iniciales sin ningún tipo de molestia o síntoma, apareciendo estos cuando se han producido lesiones o cambios en los órganos y tejidos que afectan su normal funcionamiento lo cual es el origen de muchas de las manifestaciones que hacen que los pacientes decidan consultar al médico.

Las evaluaciones médicas con carácter preventivo se encuentran especialmente indicadas en personas que tienen antecedentes familiares de enfermedades con un claro factor genético o hereditario como como la diabetes, la hipertensión arterial, los infartos cardiacos y el cáncer, entre muchas otras.

A pesar de la tecnología disponible aún no existe una máquina que nos diga todas las alteraciones que tiene una persona, por lo que  esta evaluación debe sustentarse sobre varios estudios que permitirán tener una visión global del estado de salud de un paciente, aunque se encuentre aparentemente sano, que deben practicarse al menos una vez al año.

1.       Vigila tu presión arterial


La Hipertensión Arterial es una enfermedad en la que aumenta la resistencia de las paredes de las arterias lo cual hace que el corazón tenga que hacer un mayor esfuerzo para poder bombear la sangre  a través de ellas, esto lleva al agrandamiento de una parte del corazón produciendo la hipertrofia ventricular izquierda que en el futuro se convertirá en una cardiopatía.

A hipertensión es conocida como la “enfermedad silenciosa” ya que muchas veces quien la padece no lo sabe hasta que ocurre un evento catastrófico como un infarto cardiaco o un accidente cerebrovascular. Determinar la presión arterial es algo muy sencillo que toma unos pocos minutos y puedes hacerlo en prácticamente cualquier lugar. En caso de que los valores estén elevados es importante hacer la toma dos veces al día por una semana seguida para descartar que se trate de un evento transitorio por factores emocionales, cansancio o estrés, si los valores persisten elevados en varias tomas es necesario visitar al médico.


2.      Monitorea tus valores sanguíneos


Algunas enfermedades tienen como primera manifestación cambio en los valores de algunos estudios de laboratorio, por tal razón es posible identificarlas en este tipo de estudios. Un perfil general te puede ayudar a determinar los parámetros básicos como son la hematología en la que se puede determinar tu nivel de hemoglobina que suele estar baja en enfermedades como la anemias, los niveles de glóbulos blancos que son tus defensas y las plaquetas que son las células encargadas de reparar el daño a los tejidos y detener las hemorragias.

Otra parte del perfil es la química que muestra valores de glicemia o azúcar en la sangre que están elevados en los diabéticos, también nos indica los niveles de grasas como el  colesterol y los triglicéridos, la función de los riñones con la urea y la creatinina y la función del hígado reflejada en las transaminasas y bilirrubina. Otros estudios que lo complementan con el examen de orina y heces para descartar problemas funcionales del riñón e infecciones urinarias o digestivas.


3.       Si eres mujer acude a tu chequeo ginecológico


Las mujeres deberían acudir al ginecólogo desde el desarrollo o al menos antes de dar inicio a la actividad sexual, el control ginecológico permite evaluar el estado de fertilidad, implementar actividades de planificación familiar y anticoncepción. A partir de los 30 a 40 años el enfoque va más dirigido a hacer el diagnóstico temprano del cáncer ginecológico (mama, cuello uterino, ovario y endometrio) y de infecciones como el VPH que son capaces de producir cáncer de cuello uterino.


4.       Si eres hombre debes acudir al urólogo


El hombre a partir de los cuarenta años puede comenzar a presentar síntomas relacionados con la erección o trastornos urinarios producto del aumento del tamaño de la próstata, estos últimos se caracterizan por disminución de calibre del chorro urinario, bifurcación de chorro o la necesidad de pujar para poder orinar, en casos severos puede ocurrir la retención de orina por la imposibilidad de orinar cuando la próstata comprime completamente a la uretra. 

En la actualidad se disponen de exámenes de sangre que permiten detectar los niveles de antígenos prostático, sustancia que se relaciona con el crecimiento de la próstata y el cáncer prostático, sin embargo estos exámenes deben ser un complemento y no un sustituto del examen practicado por el médico urólogo.


5.       Acude a un chequeo con un médico de familia o un médico internista


El chequeo médico anual es la mejor estrategia preventiva que tenemos a la disposición. Una buena historia clínica en la que se recoge toda la información relacionada con los síntomas del paciente, sus antecedentes, los hallazgos al examinarlo, que incluyen la presión arterial, peso y talla para calcular el índice de masa corporal, al igual que los resultados de los estudios complementarios practicados son la manera de llegar a un diagnóstico correcto.

El medico en su evaluación podrá determinar, según sus hallazgos o sospechas, otros estudios que amerite practicarse la persona como un electrocardiograma o un estudio de imagen como el ultrasonido, radiología o estudios más complejos o, si por el contrario, no hay necesidad de solicitar nuevos estudios o la evaluación por parte de otro especialista. Igualmente podrá realizar una serie de recomendaciones para que puedas mantenerte saludable.


jueves, 29 de diciembre de 2016

Consejos para evitar dolor de espalda al manejar


Conducir trayectos largos puede ocasionar diversas molestias como dolor de espalda, calambres en las piernas y tensión en el cuello. Te damos algunos consejos útiles para viajar más cómodo y llegar a tu destino sin ninguna de éstas molestias.


Se acercan épocas de asuetos y vacaciones, estos son días que normalmente no son laborables por lo que muchas personas aprovechan de darse una escapada y hacer viajes cortos o por carretera. Aun en estas épocas de vacaciones es necesario observar algunas recomendaciones para prevenir molestias que pueden afectar el disfrute con amigos y familiares.

Te brindaremos algunos consejos y recomendaciones que harán de tu viaje una experiencia confortable, evitando llegar a tu destino con dolor, molestias o tensión muscular innecesarios.


Postura en el vehículo automotor


  • Ajusta la distancia del asiento al volante de forma tal que tus rodillas estén ligeramente flexionadas y tus brazos alcancen el volante sin estar ni muy flexionados no muy estirados.
  • Inclina levemente el respaldo del asiento y procura mantener la espalda completamente apoyada en el mismo.
  • El apoya cabezas debe estar situado detrás de la cabeza a la altura de las orejas, colocarlo mas abajo hace que pierda su efecto protector frente a un síndrome de latigazo cervical.
  • Colócate el cinturón de seguridad de forma correcta.



Consejos prácticos al conducir


  • Si vas a a conducir un trayecto muy largo has paradas cada dos horas, bájate del carro y estira las piernas y espalda.
  • Si sufres de varices o problemas venosos de las piernas, es recomendable viajar con medias de descanso o medias anti embolicas, igualmente es necesario hacer pausas regulares durante tu trayecto.
  • Si hay tráfico puede aprovechar las pausas en la marcha para cambiar de posición en el asiento y estirar el cuello, los hombros y la espalda.
  • Hidrátate adecuadamente mientras conduces.
  • Usa protección ocular si vas a viajar de día, como lentes de sol.
  • Recuerda que los rayos de sol pueden afectar tu piel mientras condices por lo que es recomendable que te apliques protector solar en el rostro, cuello, tórax y brazos.
  • Usa ropa y zapatos cómodos, evita las prendas ajustadas que puedan afectar tu circulación o hacerte sentir incómodo.
  • Mantén tu vehículo en óptimas condiciones, especialmente en materia de amortiguación.


  
Si vas a viajar por carretera te sera de gran ayuda seguir las siguientes recomendaciones






miércoles, 28 de diciembre de 2016

Desgarro muscular, ¿Que hacer cuando ocurre?


Una de las causas mas comunes de dolor intenso de aparición súbita al hacer un movimiento brusco es el desgarro muscular, que es debido a la ruptura de las fibras musculares.

Los desgarros musculares ocurren con frecuencia, no son lesiones exclusivas de deportistas durante practicas deportivas, también son comunes durante las actividades diarias o incluso pueden ser consecuencia de traumatismos durante caídas accidentales o de la serie de movimientos que se llevan a cabo de forma inconsciente para evitar caer al tropezar.
El desgarro ocurre cuando un músculo es sometido a una tensión para la que no estaba preparado, principalmente cuando el músculo se encuentra frío, es decir, no se había preparado para hacer el esfuerzo, esta es la razón por la que es fundamental que las personas que practican actividades deportivas lleven a cabo un  calentamiento previo, ya que este prepara al músculo para los movimientos evitando así que se lesionen.

¿Como reconocer un desgarro muscular?

Lo más característico es la presencia de un dolor muy intenso que aparece de forma súbita y puede asociarse con la ejecución de un determinado movimiento.
Al desgarrarse las fibras musculares, por lo general se desgarran también pequeños vasos sanguíneos que se localizan cerca del músculo, lo cual lleva a que haya una hemorragia localizada que da origen a un hematoma que es percibido como una masa dolorosa que cambia la coloración en la piel que se ubica sobre él, al inicio es de color rojo intenso pero con el pasar de los días va tomando diversos colores que van del morado al verde, hasta que finalmente desaparece.
La ruptura del músculo produce ademas inflamación, por lo que al área aumenta de volumen, se pone roja y es caliente al tacto.  Dependiendo de la magnitud de la lesión puede haber también retracción de los extremos del músculo desgarrado, lo que se palpa como una masa, e incluso puede haber limitación para llevar a cabo un determinado movimiento.
Estas manifestaciones indican que el músculo se ha desgarrado. Para poder precisar mejor el alcance la lesión, puede complementarse el examen físico con estudios de imagen como el ultrasonido músculo esquelético o la resonancia magnética

¿Qué hacer ante un desgarro muscular?

Existe una serio de medidas que son de gran ayuda para aliviar las molestias y lograr recuperarse más rápidamente, estas incluyen.


    • Suspender la actividad física.
    • Colocar frío local, lo ideal es colocar hielo o una compresa de gel fría, esto debe hacerse por espacio de 15 minutos cada hora, debe usarse un paño o trozo de tela sobre la piel para evitar una quemadura por el frío.
    • Elevar la zona afectada, esto contribuirá a bajar la inflamación
    • Reposar por algunos días, en especial deberá evitar movilizar la parte afectada.
    • Aplicar una crema a base de antiinflamatorios o árnica.
    • Si el dolor persiste o es muy intenso acuda al medico, en algunos casos los desgarros musculares pueden afectar estructuras vecinas como los nervios o incluso el hueso y solo los estudios apropiados podrán poner en evidencia otras lesiones asociadas.


    miércoles, 14 de diciembre de 2016

    Beneficios del ejercicio en personas con enfermedades articulares





    Con toda seguridad en algún momento habrá buscado información sobre como cuidar sus articulaciones, especialmente si padece de artritis, artrosis, osteoporosis o cualquier otra enfermedad reumática. Aquí le explicaremos como iniciarse en la práctica deportiva sin que esto le acarree nuevas lesiones.

    Medidas como la alimentación sana y el ejercicio han sido objeto de estudio en varias investigaciones y todas concuerdan con que sus efectos beneficiosos sobre la salud pueden observarse en múltiples órganos y sistemas, incluso estos dos factores son los que tienen mayor impacto en la calidad de vida a futuro.

    El ejercicio físico contribuye a preservar y proteger las distintas estructuras del aparato locomotor, huesos, ligamentos, músculos y cartílagos son igualmente beneficiados, como vemos a continuación.







    Como comenzar a ejercitarse



    Practicar ejercicio amerita una preparación previa, si nunca antes lo ha hecho de forma regular empiece de la forma más suave que le sea posible, así evitara lesionarse. 

    Comience con pequeños paseos o caminatas, de 10 a 15 minutos dos o tres veces por semana, en la medida en que se sienta cómodo aumente progresivamente su intensidad, use ropa cómoda y unos zapatos deportivos, protéjase del sol y no olvide hidratarse bien, lleve con usted un envase con agua para que se hidrate durante la actividad física.

    Evite practicar actividad física después de comer, si usted presenta rigidez matutina espere hasta que sienta sus articulaciones más "flojas" para iniciar la actividad, seguramente le convendrá mejor practicar actividad física por la tarde, esto le ayudará a levantarse menos rígido. No realice actividad física antes de dormir ya que esto le afectara el sueño.

    Evite ejercitar las articulaciones sensibles o inflamadas, en el caso de articulaciones sensibles suele ser de ayuda calentar previamente las articulaciones dándose una ducha caliente o aplicando compresas húmedas calientes, al culminar el ejercicio puede masajear suavemente la articulación con hielo o aplicar frío con una compresa de gel.  Nunca aplique calor en una articulación que se encuentre muy inflamada.

    Recuerde que el dolor es un aviso, si al hacer algún tipo de actividad física siente dolor debe detenerse, evalúe que pudo haber ocasionado el dolor y procure evitarlo.  

    Posterior a la actividad física es normal tener molestias como cansancio y dolor leve, este debe desaparecer y varias horas después de ejercitarse usted debería sentirse igual que antes de iniciar dicha actividad, en caso de que esto no sea así y presente dolor persistente o nuevas molestias debe detenerse ya que probablemente deba cambiar la intensidad o la frecuencia del entrenamiento. 



    Cuando acudir al médico



    Si usted padece enfermedades crónicas del aparato cardiovascular o endocrino como hipertensión arterial, arterioesclerosis, diabetes o problemas tiroideos es recomendable que sea evaluado por su médico antes de comenzar un plan de entrenamiento. 

    Igualmente si durante la ejecución de cualquier actividad física usted siente palpitaciones, taquicardia, sudoración excesiva, mareos, desvanecimiento o dolor es necesario que busque ayuda.  

    Las personas que padecen enfermedades reumáticas deben practicar actividad física bajo la dirección de su médico o fisioterapeuta tratante  para que sus articulaciones no sufran lesiones.


    jueves, 8 de diciembre de 2016

    3 malos hábitos que seguro adoptas cuando trabajas hasta tarde en el ordenador


    La gran autopista de la información es una herramienta ya imprescindible tanto para el ocio como para el trabajo, pero ten cuidado, no vayas a estrellar en ella tu salud.


    ¿Has pensado cuantas horas pasas frente al ordenador?, seguramente no lo has calculado, pero cuando hagas conciencia de ello te sorprenderá saberlo. En especial porque lo más seguro es que gran parte de ese tiempo estuviste sentado y no te levantaste para nada de la silla, incluso ni siquiera cambiaste de posición.

    Si no puedes cambiar lo que haces, al menos cambia la forma en que lo haces


    La intención de este post no es discutir la cantidad de tiempo que pasamos frente al ordenador, esto depende de tus objetivos, y seguramente será una de las formas en que te ganas la vida, por lo que eso no se discute. 

    La idea más bien es hacer conciencia de lo que hacemos mal y como mejorarlo para que finalmente tu salud no se vea afectada por estos 3 malos hábitos que si los tienes debes comenzar a cambiar.

    No. 1. Permanecer en la misma posición

    Cuando mantenemos una misma posición por mucho tiempo se producen sobrecargas y esfuerzos en algunos músculos, incluso si se hace adoptando una postura adecuada, esto lleva a la aparición de tensión muscular principalmente en el cuello, hombros y parte baja de la espalda. 

    Si esta tensión se mantiene presente por mucho tiempo puede hacer que se afecten estructuras como los huesos y los discos intervertebrales, dando origen a trastornos como la rectificación de la columna cervical y las herniasdiscales, que son una causa importante de dolor crónico.

    No. 2.  No hacer pausas

    Las pausas son necesarias cuando se debe hacer alguna actividad que amerite una postura sostenida, estas deben llevarse a cabo cada dos horas y deben abarcar todos los músculos. 

    Lo ideal sería ponerse de pie, estirar las piernas, el cuello, la espalda y los brazos; después de esto puedes aprovechar la oportunidad para ir al baño o tomar un poco de agua.  Si tu trabajo amerita concentrarte puedes hacer estos estiramientos sentado mientras piensas en tus ideas o repasas mentalmente lo que estás haciendo.

    No. 3 Picar, picar y seguir picando


    Cuando nos sentamos a comer somos capaces de medir las porciones de alimentos y bebidas que ingerimos e incluso de sentirnos saciados con lo que el cerebro toma conciencia de que ya efectuamos esa comida y podemos continuar con nuestras labores.  

    Cuando no se lleva a cabo una comida como tal, sino más bien se van comiendo pequeños snacks o aperitivos mientras se trabaja en el ordenador, se pierde el control sobre la cantidad total de alimento que se ingiere. 

    A esto se debe agregar que este tipo de alimentos suelen tener una gran cantidad de calorías a expensas de grasas o azúcares, así como altas concentraciones de sal, colorantes y preservativos químicos que no son nada saludables, más bien aumentan tu riesgo de padecer obesidad e hipertensión arterial, en especial si además los acompañas con refrescos o gaseosas que suman mayores cantidades de azúcar haciéndote propenso a desarrollar enfermedades como la diabetes.

    jueves, 1 de diciembre de 2016

    ¿Sientes un traquido al mover la cabeza? Cuidado, tu columna cervical pudiera estar lesionada

    El traquido es una sensación de chasquido que se presenta cuando una articulación efectúa algún tipo de movimiento.  Muchas veces no solo es perceptible, sino además audible, pudiendo ser señal de algunas lesiones ubicadas en la columna cervical.


    Los huesos se encuentran revestidos por un tejido especial conocido como cartílago en los sitios en los que se unen o articular con otros huesos. Este cartílago cumple una importante función, al brindar una superficie lisa que facilita el desplazamiento de los huesos lo cual lleva a que finalmente ocurra el movimiento.

    Cuando este tejido se lesiona, su afectación se manifiesta como erosiones, lo cual hace que su superficie se torne rugosa añadiendo fricción al movimiento, lo que se percibe inicialmente como una sensación de “tener arena en el cuello” que progresa a la aparición del traquido.

    ¿Por qué ocurre la lesión del cartílago articular?


    El cartílago es un tejido vulnerable a la sobrecarga mecánica que es resultado de la adopción de posturas sostenidas por largos periodos de tiempo, lo que es cada vez más frecuente cuando se llevan  a cabo actividades laborales que ameriten del uso del ordenador, tabletas o teléfonos inteligentes.

    Otra condición relacionada con el desarrollo de lesiones del cartílago es la práctica de actividades deportivas con impacto, tales como correr y rodar bicicleta.  Si bien este tipo de actividades afectan con mayor frecuencia a la columna lumbar, son capaces de agravar trastornos de segmentos superiores de la columna vertebral como es el caso de la columna cervical.

     

    El traquido articular es una señal temprana de enfermedades como la Artrosis


    La lesión del cartílago es el mecanismo que lleva al desarrollo de la Artrosis, principal trastorno degenerativo del aparato locomotor que llega a afectar a más del 80% de las personas mayores de 70 años.

    Podemos decir entonces que el traquido es una señal temprana de artrosis, si este no es tomado en cuenta o no se llevan a cabo las intervenciones necesarias para detener el progreso del desgaste articular se asociaran nuevos síntomas como el dolor de la articulación con el movimiento y la deformidad producto de la degeneración de la articulación, por suerte esta nunca es tan incapacitante como la deformidad asociada a otras enfermedades reumáticas, en especial la artritis reumatoidea.

    La presencia de traquido amerita llevar a cabo evaluaciones médicas pertinentes para evaluar el estado de las articulaciones entre las vértebras, con la finalidad de iniciar un tratamiento temprano y evitar el progreso hacia una artrosis.


    Muchas veces la corrección de las malas posturas junto con la adopción de las pausas activas es suficiente para detener esta molestia, en algunos casos puede ser necesario llevar a cabo tratamientos como la fisioterapia con lo que suele mejorar mucho esta condición.