El Bienestar

Los ácidos grasos Omega 3 previenen la artrosis y detienen su progreso

Los ácidos grasos Omega 3 además de ser buenos para tu corazón, contribuyen a prevenir el daño en las articulaciones.

El paracetamol es al analgésico más seguro

El paracetamol, también conocido como acetaminofén es el analgésico más seguro, te explicamos por qué.

Lesiones por sobreentrenamiento

Llevar al músculo a una situación extrema lejos de fortalecerlo lo lesiona.

Divertículos: Una causa común de dolor en el abdomen

Los diverticulos son lesiones del colon capaces de producir dolor abdominal recurrente acompañado por cambios en las evacuaciones.

Día mundial contra el dolor

cada 17 de octubre se celebra el día mundial contra el dolor, ratificando el compromiso de médicos y pacientes a seguir juntos en la lucha por mejorar y recuperar la calidad de vida del paciente con dolor crónico.

jueves, 1 de diciembre de 2016

¿Sientes un traquido al mover la cabeza? Cuidado, tu columna cervical pudiera estar lesionada

El traquido es una sensación de chasquido que se presenta cuando una articulación efectúa algún tipo de movimiento.  Muchas veces no solo es perceptible, sino además audible, pudiendo ser señal de algunas lesiones ubicadas en la columna cervical.


Los huesos se encuentran revestidos por un tejido especial conocido como cartílago en los sitios en los que se unen o articular con otros huesos. Este cartílago cumple una importante función, al brindar una superficie lisa que facilita el desplazamiento de los huesos lo cual lleva a que finalmente ocurra el movimiento.

Cuando este tejido se lesiona, su afectación se manifiesta como erosiones, lo cual hace que su superficie se torne rugosa añadiendo fricción al movimiento, lo que se percibe inicialmente como una sensación de “tener arena en el cuello” que progresa a la aparición del traquido.

¿Por qué ocurre la lesión del cartílago articular?


El cartílago es un tejido vulnerable a la sobrecarga mecánica que es resultado de la adopción de posturas sostenidas por largos periodos de tiempo, lo que es cada vez más frecuente cuando se llevan  a cabo actividades laborales que ameriten del uso del ordenador, tabletas o teléfonos inteligentes.

Otra condición relacionada con el desarrollo de lesiones del cartílago es la práctica de actividades deportivas con impacto, tales como correr y rodar bicicleta.  Si bien este tipo de actividades afectan con mayor frecuencia a la columna lumbar, son capaces de agravar trastornos de segmentos superiores de la columna vertebral como es el caso de la columna cervical.

 

El traquido articular es una señal temprana de enfermedades como la Artrosis


La lesión del cartílago es el mecanismo que lleva al desarrollo de la Artrosis, principal trastorno degenerativo del aparato locomotor que llega a afectar a más del 80% de las personas mayores de 70 años.

Podemos decir entonces que el traquido es una señal temprana de artrosis, si este no es tomado en cuenta o no se llevan a cabo las intervenciones necesarias para detener el progreso del desgaste articular se asociaran nuevos síntomas como el dolor de la articulación con el movimiento y la deformidad producto de la degeneración de la articulación, por suerte esta nunca es tan incapacitante como la deformidad asociada a otras enfermedades reumáticas, en especial la artritis reumatoidea.

La presencia de traquido amerita llevar a cabo evaluaciones médicas pertinentes para evaluar el estado de las articulaciones entre las vértebras, con la finalidad de iniciar un tratamiento temprano y evitar el progreso hacia una artrosis.


Muchas veces la corrección de las malas posturas junto con la adopción de las pausas activas es suficiente para detener esta molestia, en algunos casos puede ser necesario llevar a cabo tratamientos como la fisioterapia con lo que suele mejorar mucho esta condición.

Blogger Tricks

lunes, 28 de noviembre de 2016

5 cosas que debes evitar si tienes Fibromialgia



La Fibromialgia es una enfermedad caracterizada por zonas de dolor en todo el cuerpo, fatiga e insomnio, actualmente existen varios tratamientos disponibles, sin embargo para que realmente sientas alivio debes complementarlo cambiando tu estilo de vida y evitando estos cinco malos hábitos que seguramente no imaginabas que tenían tanto impacto en tu enfermedad.



No más sedentarismo


Seguramente te preguntarás: ¿Cómo puedo practicar actividad física si tengo tanto cansancio?,  La actividad física es un gran aliado en el tratamiento de la Fibromialgia, aunque al principio te parezca que vas a fracasar en el intento.  Si bien las personas con Fibromialgia tienen poca resistencia al ejercicio, hacer un programa de actividad física aeróbica de bajo impacto es un gran aliado para aliviar el cansancio y el dolor.  Comienza con pequeñas caminatas, de pocos minutos al día y ve aumentando progresivamente la duración, además de caminar puedes nadar o hacer elípticas, si lo haces regularmente veras que en pocos días tienes más fuerza y podrás tolerarlo cada día mejor.  Recuerda que al hacer ejercicio se liberan Endorfinas, sustancias que te harán sentir un gran Bienestar.


No eres una supermujer, ni necesitas serlo


Cada día tenemos más cosas que hacer, sin darnos cuenta la lista de actividades que tenemos que ejecutar se ha vuelto casi imposible de cumplir, al menos en un día de 24 horas, especialmente si vives en una ciudad en donde el tráfico consume gran parte de tu tiempo.  Es hora de comenzar a ser realista y entender que no puedes comprometerte más allá de lo que puedes cumplir, esto te traerá más ansiedad y la ansiedad viene acompañada por más dolor. Aprende a decir que no algunas veces y entiende que tu salud es importante, no la sacrifiques por tus obligaciones.


Adiós al maní


Los frutos secos son una gran fuente de ácidos grasos omega 3 y esto los ha llevado a tener una gran popularidad, ocupando un lugar en lista de las “meriendas saludables”, si bien esto es cierto no es aplicable a todas las personas.  Te invito a hacer memoria: ¿No te ha pasado que al comer maní te sientes peor?, probablemente sí, muchos estudios han puesto en evidencia que el maní es capaz de desencadenar alergias alimentarias que pueden manifestarse con una exacerbación del cansancio y el dolor.


Aprende a relajarte


El estrés es uno de los grandes perturbadores de la vida diaria, ya forma parte de nuestra vida y cuando no esta presente lo extrañamos, pero tienes que aprender a dejarlo fuera un rato, organiza tu tiempo y dedica unos minutos al día para relajarte y meditar, si lo necesitas apóyate en algún video o un audio que te vaya guiando en el proceso, existen muchísimos en internet que además son gratuitos, a mi particularmente me ha sido muy útil poner en práctica técnicas de programación neurolingüística para “escapar” de la realidad y poder relajarme.


No oigas a todos los bien intencionados


Te aseguro que muchas personas a tu alrededor han tratado de “ayudarte” con cuanto remedio casero o tratamiento creen que te aliviará. No niego que en el fondo quieren que te sientas mejor, pero debes evitar poner en práctica todo lo que te dicen, recuerda que la Fibromialgia es una enfermedad que tiene un tratamiento establecido que es más efectivo si lo cumples al pie de la letra.  La Fibromialgia no se trata con analgésicos comunes, se requieren medicamentos de otros tipos, especialmente medicamentos antidepresivos y neuromoduladores, que son complejos y deben ser usados con cuidado, lo cual genera mucho miedo y la creencia de que “son muy fuertes”.  El dolor crónico es una condición que debe ser tratada de forma oportuna y eficaz, para evitar que el dolor se perpetúe aún más, mantén un canal de comunicación con tu médico, háblale de tus inquietudes con el tratamiento, pídele que te explique qué efectos pueden presentarse y que debes hacer si esto ocurre.  Con respecto a las plantas y medicamentos naturales no discuto su eficacia, solo te recomiendo que tengas cuidado, si una sustancia por muy natural que sea produce un efecto en el organismo es porque hay un principio activo capaz de tener una acción farmacológico y por ende también es posible que ocasiones efectos secundarios o una intoxicación, especialmente si la tomas en grandes cantidades.


Te invito a que elimines de tu día a día estos cinco hábitos, en una próxima publicación vamos a complementar estos consejos con las recomendaciones sobre la alimentación para personas con  Fibromialgia. 

viernes, 25 de noviembre de 2016

Dolor en el Cuello



La vida sedentaria, la falta de ejercicios, las malas posturas y los esfuerzos físicos excesivos atentan contra la salud de la columna, en especial de la columna cervical.  La higiene postural y la ergonomía nos enseñan a llevar a cabo nuestras actividades diarias adoptando posturas distintas con la finalidad de evitar  posibles lesiones.


A que se debe y como afrontarlo


La columna vertebral permite un amplio rango de movimientos de nuestro cuello y espalda, muchos de ellos llevados a cabo de forma casi inconsciente hasta que algún tipo de dolor en esta localización limita la normal actividad haciéndonos ver cuan importante es esta estructura para nuestra vida diaria. 

La columna vertebral esta formada por 33 huesos, llamados vértebras, divididos en cinco segmentos, las primeras siete vértebras conforman la columna cervical,  entre las vértebras se ubican unas estructuras blandas en forma de anillos conocidos como discos intervertebrales, que actúan como un amortiguador que facilita los movimientos.  Por ser la columna cervical una de las partes más movibles de la columna vertebral, tiene  grandes probabilidades de desgastarse y sufrir lesiones, aunado a esto las malas posturas condicionan que los discos se sometan a una carga deformante debida a la presión adicional, lo cual conlleva a que tiendan a desplazarse de su normal localización dando origen a las hernias discales.

Dolor en el cuello: ¿Cuál es su origen?


En la gran mayoría de los casos, en especial en adolescentes y adultos jóvenes, el dolor de espalda se asocia con la ejecución de actividades en las que se requiere esfuerzo o  bien se llevan a cabo con malas posturas.  La exposición a estos factores a lo largo de nuestra vida lleva a un deterioro progresivo de la normal anatomía que abre paso a la aparición de la enfermedad degenerativa más frecuente del ser humano conocida como artrosis u osteoartritis.

Los malos hábitos posturales y los esfuerzos producen con el tiempo microtraumatismos que inicialmente suelen ser asintomáticos, pero luego se van presentando molestias de tipo tensión y contractura muscular, limitación para mover el cuello hacia los lados, molestias tipo calambres, corrientazos hacia los brazos y manos.   

Una de las molestias más características que se presenta cuando ya hay desgaste del cartílago es el traquido articular, percibido como una sensación de ruido o de arena a nivel del cuello con los movimientos.  Los vasos sanguíneos que se dirigen a la cabeza también son afectados por las lesiones de la columna cervical, lo que explica la aparición de síntomas como mareos, vértigos, cansancio mental y embotamiento que también pueden presentarse en esos casos.


Las malas posturas que afectan la columna cervical


Dado que la columna cervical es la parte más móvil de la columna vertebral, presenta grandes posibilidades de desgaste, en especial si se somete a posturas inadecuadas sostenidas por períodos de tiempo prolongados.  Esto suele ocurrir con frecuencia en los siguientes casos:



  • Trabajo con computador, puede condicionar un esfuerzo de flexión o extensión del cuello de acuerdo con a altura a la que se encuentre el monitor.  Lo ideal es que el borde superior de la pantalla quede a la altura de la vista.
  • Trabajo con la vista fija en documentos que se tienen sobre el escritorio, esto produce un esfuerzo sostenido en flexión del cuello. Si debe trabajar transcribiendo documentos es recomendable el uso de un atril ya que permite mantener los papeles más cerca de los ojos y en un ángulo que facilita reducir la flexión del cuello.
  • Uso del teclado,  si no se usa un soporte adecuado para apoyar los brazos se genera tensión en los hombros y la arte alta de la espalda, esto ocurre también cuando la silla no posee apoyabrazos.
  • Asiento, debe tener altura ajustable, con posibilidad de inclinar el respaldar hacia delante y hacia atrás, es recomendable que disponga de apoyabrazos.
  • Actividades domésticas en la que se mantenga el cuello en extensión,  como tender ropa, limpiar vidrios y gabinetes altos.
  • Actividades en las que se mantenga el cuello en flexión,  como leer y ver televisión en la cama con varias almohadas bajo la cabeza.

martes, 22 de noviembre de 2016

La Piña, excelente anti inflamatorio natural


La Piña es una planta originaria de suramérica, ampliamente conocida por la fruta tropical que lleva el mismo nombre. Uno de sus componentes, la bromelina, le confiere una serie de cualidades entre las que destacan disminuir el dolor y la inflamación tras traumatismos o incluso en los postoperatorios.


La planta de piña tiene forma de corona, en el centro de la cual nace el fruto.  Es de un interior amarillo con una pulpa jugosa, su corteza de color amarillo tirando a castaño es dura y se encuentra provista de espinas, en su parte superior se encuentra una serie de hojas duras largas con forma de una roseta.  Esta planta solo se desarrolla en climas cálidos.


Principales nutrientes presentes en la Piña

La piña esta conformada por una gran cantidad de nutrientes. En promedio, cada 100 gramos de piña aporta 25 µg de betacarotenos, 180 mg de potasio, 11 mg de magnesio, 40 µg de Tiamina, 30 µg de Riboflavina, 21 mg de Vitamina C y fibra, contiene además otros nutrientes en menor proporción.

Quizá su componente más valioso desde el punto de vista terapéutico es la Bromelina, enzima conocida por sus propiedades antiinflamatorias.


Efectos beneficiosos de la piña para la salud


La piña tiene una serie de efectos beneficiosos derivados de su composición, estos incluyen:

Anti inflamatorio. La bromelina presente en la piña tiene un potente efecto anti inflamatorios de gran utilidad cuando hay daños en los tejidos, como en el caso de traumatismos o cirugías, por esta razón se usa en los postoperatorios para ayudar a bajar la inflamación, el dolor y acelerar la reabsorción de los hematomas; también resulta útil su uso en lesiones como los desgarros musculares y esguinces.

Antioxidante.  Las propiedades antioxidamtes de la piña son debidas a su contenido en Vitamina C y betacarotenos, capaces de neutralizar de radicales libres, sustancias relacionadas con el envejecimiento y la aparición de enfermedades como el cáncer, la arterioesclerosis, infartos cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Diurético.  Otra de las propiedades de esta fruta es su capacidad de contribuir a remover líquidos de los tejidos que son luego eliminados por la orina, por lo que se emplea en caso de edema (acumulación de líquidos en los tejidos), así como en el caso de trastornos circulatorios en las piernas como la presencia de várices o insuficiencia venosa. En este caso se puede usar combinada con pepino en preparados como batidos.

Digestivo.  La bromelina facilita el proceso de digestión de los alimentos, especialmente de las proteínas, haciendo que sea más fácil la absorción de los nutrientes. Por esta razón muchos restaurantes especializados en carnes suelen incluir la piña en sus ensaladas o incluso ofrecerla asada en las brasas junto a las porciones de carne.

Antienvejecimiento.  Los efectos antioxidantes de la piña y su capacidad de erradicar los radicales libres le confieren propiedades antienvejecimiento.


Consejos al momento de seleccionar y almacenar las piñas


Para sacarle mayor provecho a esta deliciosa fruta, te invitamos a seguir algunas recomendaciones que garantiza su frescura y que conserve intactas sus propiedades.

  • Selecciona siempre las piñas maduras, una vez cosechadas no siguen madurando.
  • Procura mantener a temperatura ambiente o refrigerarse a temperatura superior a los 7°C, a temperaturas inferiores ocurren daños a la pulpa por el frío, que se manifiestan por manchas de color marrón.
  • La piña puede sufrir fermentación con la maduración, por lo que es recomendable que pase poco tiempo entre la cosecha y su consumo.
  • Si al palpar la piña tiene zonas blandas, o que drenen liquido, deben evitarse ya que estos cambios son reflejo de que está ocurriendo un proceso de fermentación.
  • Prefiere la fruta fresca a sus versiones enlatadas o congeladas, estas versiones industrializadas suelen afectar el valor nutricional de la piña, al tiempo que añaden azucares y preservativos que resultan poco saludables.

martes, 15 de noviembre de 2016

Problemas del Manguito Rotador

        


El Manguito Rotador es una estructura que forma parte de la articulación del hombro, su nombre se debe a que está formado por los tendones de varios músculos que tienen como función permitir los movimientos de rotación de esta articulación, su lesión es muy común y constituye una de las principales causas de dolor en el hombro.


El hombro es la articulación del cuerpo que une al miembro superior con el tronco y es la que tiene el mayor rango de movimiento, esto es en parte causa de la gran frecuencia con que se lesiona.  

El principal síntoma de la lesión del manguito rotador es el dolor localizado en el hombro, sin embargo, esta no es la única causa de dolor  en esta articulación.  El dolor suele ser opresivo y se relaciona con el esfuerzo y la actividad física, es común que se acompañe por limitación para elevar el brazo por encima de la cabeza, así como por pérdida de la fuerza.  

Muchas veces el dolor es más intenso durante la noche perturbando el sueño.  El dolor se localiza inicialmente en la parte superior y posterior del hombro, si no es tratado oportunamente también se compromete el musculo bíceps por lo que el dolor también abarca la cara anterior del hombro.


¿Cómo se diagnostica?


Las lesiones del manguito rotador se identifican claramente al hacer el examen del paciente, existe una serie de maniobras que permiten identificarla y descartar otras enfermedades como tendinitis, bursitis y artrosis.  En ocasiones se complementa este examen con estudios como la Resonancia Magnética para establecer el grado de lesión, que puede ir desde una inflamación hasta un desgarro parcial o total del manguito lo cual definirá el tipo de tratamiento.


¿Cuál es el Tratamiento?


En los casos de inflamación de los tendones del manguito medidas conservadoras como el reposo, medicamentos y fisioterapia son suficientes para eliminar los síntomas y solucionar el problema, cuando el dolor es muy intenso técnicas como las infiltraciones y la terapia neural son de gran ayuda para lograr un rápido alivio. Cuando estamos en presencia de lesiones que impliquen desgarro la cirugía suele ser necesaria ya que es la única vía para reparar esta estructura, hoy en día este tipo de intervenciones se realizan por artroscopia, procedimiento menos invasivo con el cual el paciente se recupera mucho más rápido.


¿Cómo se puede prevenir este tipo de lesiones?


Las lesiones del manguito se deben a los esfuerzos o movimientos bruscos que se efectúan con los brazos a la altura o por encima de la cabeza, también puede lesionarse durante caídas sobre la articulación del hombro, por esfuerzos bruscos o durante practicas deportivas, especialmente en quienes practican Beisbol. 

Es posible evitar las lesiones del manguito rotador son, para ello es recomendable seguir estos consejos:

  • Si debe tomar, manipular  o limpiar objetos que están en alto no eleve los brazos, prefiera siempre subirse a un banquito o escalera. Procure trabajar a la altura del pecho.
  • Evite cargar peso, si debe hacerlo distribúyalo entre ambos brazos o procure abrazar la carga y llevarla lo mas cerca al tronco que le sea posible.
  • Evite usar carteras muy grandes o pesadas.
  • No duerma con las manos detrás de la cabeza. 
  • Si practica algún deporte que involucre al hombro, como el beisbol, caliente previamente y haga ejercicios para fortalecer la articulación.
  • Ante un esfuerzo o traumatismo que produzca dolor deténgase y aplique hielo local por 10 a 15 minutos varias veces al día.



sábado, 12 de noviembre de 2016

Practicar actividad física regular ayuda a lograr un mejor envejecimiento



Unos de los temores más comunes con el paso del tiempo es el proceso de envejecimiento y el impacto que este tendrá sobre nuestra calidad de vida, por tal razón se han llevado a cabo una gran cantidad de estudios para determinar cuál es la mejor forma de lograr un envejecimiento saludable, siendo el ejercicio el factor que más peso tiene en este proceso.



El envejecimiento es un proceso inevitable sobre el que muchas veces se hace conciencia con la manifestación de los primeros cambios asociados con la edad, como son la aparición de algunas arrugas o de las tan evidentes canas, hallazgos que nos hacen caer en cuenta en el hecho de que nuestro cuerpo ira cambiando, lo cual genera una gran incertidumbre sobre factores como la forma en que este proceso afectará la calidad de vida futura.

En este sentido se han llevado a cabo investigaciones que buscan medir el impacto de una serie de parámetros sobre el envejecimiento, especialmente los cambios en el estilo de vida, la adopción de una alimentación sana, el incremento en la actividad física, la puesta en práctica de medidas de higiene del sueño, la disminución en la ingesta de alcohol y el manejo adecuado del estrés y la ansiedad.

Si bien cambiar todos estos factores tiene un impacto evidente en la forma como se envejece, permitiendo hacerlo de una forma “saludable”, el parámetro que tuvo un mayor impacto sobre la calidad de vida a futuro fue el ejercicio.


Actividad física y envejecimiento


La actividad física aeróbica regular es capaz de mejorar la función de diversos órganos y sistemas, especialmente el sistema cardiovascular contribuyendo a disminuir la aparición de fenómenos como el endurecimiento de las arterias y la hipertensión arterial, lo que a su vez disminuye el riesgo de infartos cardíacos, así como de sufrir accidentes cerebrovasculares y sus secuelas. 

El ejercicio permite además mantener en forma los músculos, al tiempo que retrasa la aparición de enfermedades degenerativas del aparato locomotor como la artrosis y la osteoporosis, lo cual brinda una mayor resistencia física, además de independencia para llevar a cabo las actividades diarias.


Recomendaciones para evitar lesionarse al practicar actividad física


Las personas que tienen el hábito de practicar actividad física de forma regular, o se desempeña en alguna practica deportiva, tienen ya una rutina estructurada diseñada para permitir lograr un buen rendimiento sin lesionarse.

Esta rutina consta de tres fases principales:


  • Calentamiento. Antes de iniciar cualquier tipo de actividad física es importante preparar al músculo para la acción, este proceso que se conoce como calentamiento.  En esta fase inicial de la actividad física debe llevarse a cabo actividad aeróbica como caminar, trotar, hacer bicicleta o nadar por un lapso de 15 a 20 minutos o hasta comenzar a transpirar. Posterior a esto sigue el ejercicio o actividad física y finalmente debe realizarse una fase se estiramiento muscular.

  • Actividad física.  Esta segunda fase contempla la actividad física propiamente dicha, que puede consistir en practicar algún deporte o hacer ejercicios cardiovasculares o de resistencia.  Los ejercicios aeróbicos tienen como finalidad disminuir el volumen de tejido adiposo que se localiza entre la piel y los músculos, con o que éstos últimos pueden visualizarse mejor. Los ejercicios de resistencia ayudan a que el músculo adquiera firmeza que se mantiene tanto durante la actividad muscular como en la fase de reposo. Estos ejercicios se llevan a cabo en forma de series, trabajándose un día un grupo muscular y al día siguiente otro grupo distinto, por lo general se realizan series para brazos, pecho y espalda, abdomen y piernas y glúteos. 

  • Estiramiento. Tras la actividad física los músculos deben estirarse de forma suave y sostenida hasta donde el musculo lo permita sin sentir dolor.  Los estiramientos contribuyen a prevenir la rigidez muscular debida a la acumulación de ácido láctico entre las fibras musculares. Durante los estiramientos es importante mantener el controlo sobre la respiración, que debe hacerse de forma consciente con un ritmo suave sin interrumpirla.



También es importante llevar la actividad física de forma tal que la resistencia y las repeticiones se incrementen de forma progresiva sin llegar a lesionar a los músculos y los tejidos que rodean la articulación por sobreentrenamiento.


miércoles, 9 de noviembre de 2016

Bruxismo: Una causa común de dolor en el cuello


Resultado de imagen para musculo masetero 3d

Por lo general se asocia la presencia de un dolor con una causa local. En el caso del dolor en el cuello se suele asociar a problemas como la tensión de los músculos de la parte alta de la espalda o diversos trastornos que pueden afectar a  la columna cervical, sin embargo, es posible que condiciones originadas en otras regiones se manifiesten por dolor en el cuello como ocurre en el caso del bruxismo.


El bruxismo es un trastorno en el que las personas tienden a apretar los dientes, o bien rechinarlos al moverlos en sentido anteroposterior.

Las personas con bruxismo tienden a apretar los dientes de forma inconsciente mientras duermen, Este hábito se relaciona con situaciones como el estrés emocional, tensión nerviosa y la ansiedad.

¿Cómo saber si se sufre de bruxismo?


El bruxismo puede estar presente por mucho tiempo sin que quien lo padezca lo note.  En ocasiones el odontólogo plantea su existencia cuando al revisar la dentadura del paciente evidencia lesiones o pequeñas fracturas en las cúspides de los dientes que se deben al desgaste de los mismo por fricción durante la noche.

Por lo general los dientes no duelen en personas que padecen de bruxismo, pero al evaluarlos si es posible identificar molestias justo por delante del oído, ya que allí se ubica la articulación temporomandibular que suele estar sometida a una gran presión en estas personas. 

Bruxismo y dolor en el cuello


bruxismoEl bruxismo afecta principalmente a la articulación temporomandibular localizada por delante del oído, así como a los músculos relacionados con la masticación, principalmente el músculo masetero, que se localiza a ambos lados de la cara, este músculo se puede palpar al colocar las manos a los lados de la cara y apretar los dientes, inmediatamente se sentirá como se eleva entre la mandíbula y la piel. Cuando existe bruxismo, el músculo se mantiene tenso por largos periodos de tiempo lo que lleva a que se contracture y se inflame, igual como ocurre en los demás músculos del cuerpo cuando son sometidos a intensas rutinas de ejercicios.  Si el problema no se resuelve, el músculo comienza a presentar zonas de contractura endurecida que se palpan como unos nudos y se conocen como puntos gatillo, ya en este punto se afectan los revestimientos de los músculos  iniciándose así una condición conocida como síndrome miofascialUna vez que se involucran las fascias o recubrimientos de los músculos, es posible que la tensión del masetero afecte a los grupos musculares cercanos, en especial el musculo temporal y el músculo trapecio originándose así un dolor que corre desde la cara hacia la cabeza, hacia el cuello o incluso en ambas direcciones.


























El debe ser tratado para poder eliminar el dolor

El bruxismo debe ser tratado para eliminar el dolor


En estos pacientes, muchas veces se hace el diagnóstico erróneo de un problema de la columna cervical, por lo que una vez concluidos los tratamientos y la fisioterapia el dolor regresa, ya que no se atacó su origen.

En toda persona con dolor en el cuello es necesario evaluar la articulación temporomandibular y descartar si existe bruxismo, ya que si esta condición no se ataca correctamente, el dolor reaparece.

Los planes de tratamiento deben incluir el tratamiento de la articulación temporomandibular  y la fisioterapia a nivel de los músculos de la masticación, así como la evaluación por parte de un odontólogo.

El tratamiento odontológico consiste principalmente en la adaptación de un elemento conocido como férula, se trata dos retenedores plásticos que se colocan en cada arco dentario con la finalidad de limitar la mordida, esto previene que se dañen los dientes y ayuda a que el masetero no se tense nuevamente.

¿A qué se debe el dolor muscular?



El dolor en los músculos, conocido como mialgia, es la causa más común de dolor, por lo general es debido a trastornos relacionados con esfuerzos o posturas, pero también puede ser reflejo de afecciones reumáticas más serias.


Los músculos son estructuras que tienen como función permitir los movimientos, existen tres tipos principales que son el musculo liso que forma parte de la pared de las vísceras huecas, el musculo cardiaco que constituye el corazón y el musculo esquelético que es el tipo de musculo que se encuentra en las extremidades y que forma además el revestimiento del cráneo y el tronco.

Estas estructuras intervienen no solo en los movimientos voluntarios, ellos tienen cierto grado de contracción conocido como tono muscular que es necesario para poder adoptar y mantener determinadas posturas e incluso para tener equilibrio.

Causas de dolor muscular


Durante los movimientos es posible que ocurran lesiones en los músculos, especialmente si estos se llevan a cabo de forma brusca o con una fuerza que supera su resistencia o capacidad. También es posible que ocurran lesiones en ausencia de movimiento como ocurre por traumatismos contusos o golpes, por procesos infecciosos, por inflamación relacionada con el uso de medicamentos o el desarrollo de enfermedades reumáticas.

De todos estos tipos de lesiones la causa más común de dolor muscular se relaciona con los esfuerzos y sobreuso, de hecho las estadísticas de varios organismos internacionales reflejan que todas las personas van a desarrollar al menos un episodio de dolor lumbar en algún momento de su vida, lo cual se asocia con adoptar una mala postura o levantar y trasladar una carga de forma inadecuada.

Estos esfuerzos hacen que ocurra una distensión muscular, trastorno en el que las fibras musculares se inflaman lo que hace que los movimientos sean dolorosos, en casos más severos puede ocurrir también la ruptura de estas fibras, originándose una lesión más seria como lo es el desgarro muscular.

Las infecciones pueden producir dolor en los músculos


El dolos muscular también puede deberse a la presencia de una infección, especialmente por virus. Estos microrganismos son estructuras muy simples incapaces de replicarse por sí mismos lo que hace que una vez que ingresan al organismo tengan que invadir diversas células para usar la estructura de replicación presente en el núcleo de las mismas, una vez que esto ocurre los nuevos virus necesitan romper la célula donde se replicaron para ser liberados e infectar nuevas células.

Cuando esta replicación ocurre en los músculos se rompen las células musculares lo cual origina el dolor muscular característico de este tipo de infecciones.  Los virus que con mayor frecuencia afectan a las células musculares son el virus de la influenza, el virus del Dengue, el virus de la Chikungunya y el Epstein Barr. Otras enfermedades que se acompañan por mialgias son la malaria, triquinosis, tripanosomiasis y la enfermedad de Lyme.

Algunos medicamentos se asocian con el desarrollo de dolor muscular


El dolor muscular en ocasiones es un efecto secundario producido por el uso de medicamentos, especialmente por los medicamentos del tipo estatinas que son ampliamente utilizados para disminuir los niveles de colesterol en sangre y prevenir la aparición de infartos y accidentes cerebrovasculares. Se estima que 2 a 10 de cada 100 personas que reciben estatinas desarrollan dolor muscular.

Otros medicamentos relacionados con el desarrollo de dolor muscular son los glucocorticoides, mejor conocidos como esteroides, estos son utilizados para el tratamiento de diversas enfermedades reumáticas y trastornos alérgicos como el asma; la colchicina, empleada para disminuir los niveles de ácido úrico y la cloroquina empleada para el tratamiento del paludismo y de diversos trastornos reumáticos.

En todos estos casos la inflamación y el dolor muscular inducido por medicamentos es completamente reversible al suspender el tratamiento.