El Bienestar

Los ácidos grasos Omega 3 previenen la artrosis y detienen su progreso

Los ácidos grasos Omega 3 además de ser buenos para tu corazón, contribuyen a prevenir el daño en las articulaciones.

El paracetamol es al analgésico más seguro

El paracetamol, también conocido como acetaminofén es el analgésico más seguro, te explicamos por qué.

Lesiones por sobreentrenamiento

Llevar al músculo a una situación extrema lejos de fortalecerlo lo lesiona.

Divertículos: Una causa común de dolor en el abdomen

Los diverticulos son lesiones del colon capaces de producir dolor abdominal recurrente acompañado por cambios en las evacuaciones.

Día mundial contra el dolor

cada 17 de octubre se celebra el día mundial contra el dolor, ratificando el compromiso de médicos y pacientes a seguir juntos en la lucha por mejorar y recuperar la calidad de vida del paciente con dolor crónico.

Mostrando entradas con la etiqueta Dolor. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Dolor. Mostrar todas las entradas

miércoles, 8 de febrero de 2017

Dolor de garganta, principal síntoma de la Difteria




El dolor de garganta es una molestia muy común, su principal causa es la amigdalitis que puede ser ocasionada por virus o por bacterias como los estreptococos. Si bien estas son sus principales causas, no son las únicas, existiendo otros microorganismos que producen dolor de garganta capaz de producir complicaciones graves, como es el caso de la bacteria causante de la difteria.



Las enfermedades infecciosas son una causa importante de dolor, tanto en niños como en adultos.  El dolor relacionado con infecciones es debido a la inflamación que acompaña a estos procesos, que a su vez es un importante mecanismo de lucha del organismo que busca brindarlas condiciones para que las células del sistema inquine alcancen el foco de infección y lo combatan.

Una de las enfermedades infecciones más dolorosas es la amigdalitis, quien ha padecido este tipo de procesos sabe bien a que nos referimos.  El dolor de garganta hace que se tome conciencia de hechos normalmente automáticos como el tragar saliva e incluso deglutir los alimentos.


Amigdalitis bacteriana


Las amigdalitis son debidas comúnmente a un tipo de bacterianas conocidas como estreptococos, estas colonizan las amígdalas y las inflaman, lo que se manifiesta por enrojecimiento, aumento de tamaño y la presencia de pus en las criptas que se puede visualizar como puntos blancos muy adheridos que suelen tener muy mal olor. Esto hace que tragar sea difícil y doloroso para el paciente.

Los estreptococos si bien son la causa más común de amigdalitis, no son la única.  Otra bacteria que afecta a las amígdalas es el Corynebacterium diphtheriae, que es el agente causante de la Difteria.  


¿Cómo reconocer la amigdalitis por difteria?


La difteria a diferencia de otras bacterias causantes de amigdalitis, produce un toxina, la toxina diftérica, que estimula la producción de placas que adoptan la forma de membranas adheridas la mucosa a nivel de la garganta.  Estas membranas son capaces de obstruir el paso de aire a la vía aérea lo cual hace que aparezcan síntomas como dificultad para respirar, tos seca y ronquera.

La toxina diftérica puede pasar a la sangre, lo que la lleva a alcanzar órganos como el corazón y los riñones, afectando su normal funcionamiento. Esto lleva a la aparición de profundo decaimiento, retención de líquidos y asfixia al caminar o efectuar actividad física.


Imagen tomada de http://www.primicia.com.ve

¿Qué hacer en caso de una amigdalitis sospechosa de ser debida a difteria?



Las amigdalitis suelen ser debidas a infecciones por bacterias, por lo que su tratamiento se basa en el uso de antibióticos.  Por esta razón toda persona con una amigdalitis debería ser evaluada por un médico para poder establecer su agente causal y cual es el antibiótico de elección.  El uso racional de los antibióticos es la única forma de garantizar que no ocurran fenómenos como el desarrollo de resistencia que ha llevado a que muchos antibióticos deban dejar de usarse porque han perdido su efectividad.

En el caso de sospecha de difteria se llevan a cabo estudios especiales para confirmarla. Estos pacientes deben ser hospitalizados en áreas de aislamiento para evitar más contagios, así como para iniciar el tratamiento que además de antibióticos incluye la aplicación de antitoxina tetánica, así como la vacunación del paciente.

La hospitalización permite ademas vigilar el funcionamiento de los órganos internos para detectar de forma temprana si se encuentran afectados o no, lo que permite evitar complicaciones e incluso la muerte del paciente.

La difteria es una enfermedad muy contagiosa, siendo adquirida al entrar en contacto con secreciones de una persona infectada, lo que hace que su notificación las autoridades sanitarias es obligatoria.  


miércoles, 28 de diciembre de 2016

Desgarro muscular, ¿Que hacer cuando ocurre?


Una de las causas mas comunes de dolor intenso de aparición súbita al hacer un movimiento brusco es el desgarro muscular, que es debido a la ruptura de las fibras musculares.

Los desgarros musculares ocurren con frecuencia, no son lesiones exclusivas de deportistas durante practicas deportivas, también son comunes durante las actividades diarias o incluso pueden ser consecuencia de traumatismos durante caídas accidentales o de la serie de movimientos que se llevan a cabo de forma inconsciente para evitar caer al tropezar.
El desgarro ocurre cuando un músculo es sometido a una tensión para la que no estaba preparado, principalmente cuando el músculo se encuentra frío, es decir, no se había preparado para hacer el esfuerzo, esta es la razón por la que es fundamental que las personas que practican actividades deportivas lleven a cabo un  calentamiento previo, ya que este prepara al músculo para los movimientos evitando así que se lesionen.

¿Como reconocer un desgarro muscular?

Lo más característico es la presencia de un dolor muy intenso que aparece de forma súbita y puede asociarse con la ejecución de un determinado movimiento.
Al desgarrarse las fibras musculares, por lo general se desgarran también pequeños vasos sanguíneos que se localizan cerca del músculo, lo cual lleva a que haya una hemorragia localizada que da origen a un hematoma que es percibido como una masa dolorosa que cambia la coloración en la piel que se ubica sobre él, al inicio es de color rojo intenso pero con el pasar de los días va tomando diversos colores que van del morado al verde, hasta que finalmente desaparece.
La ruptura del músculo produce ademas inflamación, por lo que al área aumenta de volumen, se pone roja y es caliente al tacto.  Dependiendo de la magnitud de la lesión puede haber también retracción de los extremos del músculo desgarrado, lo que se palpa como una masa, e incluso puede haber limitación para llevar a cabo un determinado movimiento.
Estas manifestaciones indican que el músculo se ha desgarrado. Para poder precisar mejor el alcance la lesión, puede complementarse el examen físico con estudios de imagen como el ultrasonido músculo esquelético o la resonancia magnética

¿Qué hacer ante un desgarro muscular?

Existe una serio de medidas que son de gran ayuda para aliviar las molestias y lograr recuperarse más rápidamente, estas incluyen.


    • Suspender la actividad física.
    • Colocar frío local, lo ideal es colocar hielo o una compresa de gel fría, esto debe hacerse por espacio de 15 minutos cada hora, debe usarse un paño o trozo de tela sobre la piel para evitar una quemadura por el frío.
    • Elevar la zona afectada, esto contribuirá a bajar la inflamación
    • Reposar por algunos días, en especial deberá evitar movilizar la parte afectada.
    • Aplicar una crema a base de antiinflamatorios o árnica.
    • Si el dolor persiste o es muy intenso acuda al medico, en algunos casos los desgarros musculares pueden afectar estructuras vecinas como los nervios o incluso el hueso y solo los estudios apropiados podrán poner en evidencia otras lesiones asociadas.


    viernes, 25 de noviembre de 2016

    Dolor en el Cuello



    La vida sedentaria, la falta de ejercicios, las malas posturas y los esfuerzos físicos excesivos atentan contra la salud de la columna, en especial de la columna cervical.  La higiene postural y la ergonomía nos enseñan a llevar a cabo nuestras actividades diarias adoptando posturas distintas con la finalidad de evitar  posibles lesiones.


    A que se debe y como afrontarlo


    La columna vertebral permite un amplio rango de movimientos de nuestro cuello y espalda, muchos de ellos llevados a cabo de forma casi inconsciente hasta que algún tipo de dolor en esta localización limita la normal actividad haciéndonos ver cuan importante es esta estructura para nuestra vida diaria. 

    La columna vertebral esta formada por 33 huesos, llamados vértebras, divididos en cinco segmentos, las primeras siete vértebras conforman la columna cervical,  entre las vértebras se ubican unas estructuras blandas en forma de anillos conocidos como discos intervertebrales, que actúan como un amortiguador que facilita los movimientos.  Por ser la columna cervical una de las partes más movibles de la columna vertebral, tiene  grandes probabilidades de desgastarse y sufrir lesiones, aunado a esto las malas posturas condicionan que los discos se sometan a una carga deformante debida a la presión adicional, lo cual conlleva a que tiendan a desplazarse de su normal localización dando origen a las hernias discales.

    Dolor en el cuello: ¿Cuál es su origen?


    En la gran mayoría de los casos, en especial en adolescentes y adultos jóvenes, el dolor de espalda se asocia con la ejecución de actividades en las que se requiere esfuerzo o  bien se llevan a cabo con malas posturas.  La exposición a estos factores a lo largo de nuestra vida lleva a un deterioro progresivo de la normal anatomía que abre paso a la aparición de la enfermedad degenerativa más frecuente del ser humano conocida como artrosis u osteoartritis.

    Los malos hábitos posturales y los esfuerzos producen con el tiempo microtraumatismos que inicialmente suelen ser asintomáticos, pero luego se van presentando molestias de tipo tensión y contractura muscular, limitación para mover el cuello hacia los lados, molestias tipo calambres, corrientazos hacia los brazos y manos.   

    Una de las molestias más características que se presenta cuando ya hay desgaste del cartílago es el traquido articular, percibido como una sensación de ruido o de arena a nivel del cuello con los movimientos.  Los vasos sanguíneos que se dirigen a la cabeza también son afectados por las lesiones de la columna cervical, lo que explica la aparición de síntomas como mareos, vértigos, cansancio mental y embotamiento que también pueden presentarse en esos casos.


    Las malas posturas que afectan la columna cervical


    Dado que la columna cervical es la parte más móvil de la columna vertebral, presenta grandes posibilidades de desgaste, en especial si se somete a posturas inadecuadas sostenidas por períodos de tiempo prolongados.  Esto suele ocurrir con frecuencia en los siguientes casos:



    • Trabajo con computador, puede condicionar un esfuerzo de flexión o extensión del cuello de acuerdo con a altura a la que se encuentre el monitor.  Lo ideal es que el borde superior de la pantalla quede a la altura de la vista.
    • Trabajo con la vista fija en documentos que se tienen sobre el escritorio, esto produce un esfuerzo sostenido en flexión del cuello. Si debe trabajar transcribiendo documentos es recomendable el uso de un atril ya que permite mantener los papeles más cerca de los ojos y en un ángulo que facilita reducir la flexión del cuello.
    • Uso del teclado,  si no se usa un soporte adecuado para apoyar los brazos se genera tensión en los hombros y la arte alta de la espalda, esto ocurre también cuando la silla no posee apoyabrazos.
    • Asiento, debe tener altura ajustable, con posibilidad de inclinar el respaldar hacia delante y hacia atrás, es recomendable que disponga de apoyabrazos.
    • Actividades domésticas en la que se mantenga el cuello en extensión,  como tender ropa, limpiar vidrios y gabinetes altos.
    • Actividades en las que se mantenga el cuello en flexión,  como leer y ver televisión en la cama con varias almohadas bajo la cabeza.

    miércoles, 15 de julio de 2015

    ¿Qué es el Dolor Neuropático?



    El dolor neuropático es un tipo de dolor producido por la lesión de trayectos nerviosos, se acompaña por una serie de cambios en la sensibilidad y trastornos afectivos.  Este dolor no responde a los analgésicos habituales, siendo necesario emplear en su tratamiento medicamentos capaces de modificar las señales dolorosas a nivel del sistema nervioso. 


    El dolor es un síntoma complejo, se trata de una sensación o percepción subjetiva, muy propia de quien la padece, que por lo general resulta desagradable y se acompaña por una experiencia emocional negativa.

    Cada quien tiene una forma particular de sentir su dolor, incluso hay personas mas tolerantes que otras ante dolores intensos, esto viene dado por factores genéticos pero sobre todo por la mancera como cada quien enfrenta su enfermedad.

    ¿Por que me duele?


    El dolor es siempre visto como algo negativo, sin embargo tiene una importante función en el organismo ya que es una señal de alarma de que algo no esta bien. De esta manera vemos como el dolor tiene un efecto protector evitando que la noxa continúe y por tanto la lesión empeore.

    Existen casos de personas que padecen de un trastornos conocido como insensibilidad congenita al dolor, es una condición en donde quien la padece no puede experimentar dolor, por lo que suele presentar traumatismos importantes con lesiones extensas e incluso amputaciones, por lo general estas personas suelen morir jóvenes por lesiones traumáticas o por el desarrollo de trastornos viscerales diagnosticados de forma tardía.

    Cuando el dolor pierde su efecto protector


    En algunos casos, el dolor se asocia a una serie de cambios en el sistema nervioso o bien a una lesión de trayectos nerviosos, esto lleva al desarrollo de un tipo distinto de dolor, se trata del dolor neuropático.

    Este dolor suele ser de tipo crónico y perdurar en el tiempo, acompañándose de una serie de cambios en la sensibilidad que permiten reconocerlos, estos cambios abarcan experiencias sensoriales distintas como son:

    • Percibir como dolorosos estímulos que por lo general no lo son, tal es el caso de personas que sienten dolor con el roce de la ropa o las sabanas, esto se conoce como Alodinia y es característico de trastornos como la neuralgia postherpetica.
    • Tener una sensibilidad aumentada, se trata de sentir de forma muy intensa estímulos que son mas bien leves, esto se denomina Hiperestesia.
    • Sentir el dolor mas intensamente, o en un área más extensa que el área de la lesión, fenómeno llamado Hiperalgesia.
    • La aparición de sensaciones extrañas tanto de forma espontanea como tras estímulos, lo que se conoce como Parestesias, cuando estas sensaciones son molestas se denominan Disestesias.

    Este dolor, por obedecer a una lesión del sistema nervioso, no tiene el objeto o el efecto protector del dolor agudo, se trata de un dolor patológico que es consecuencia de una lesión y no un mecanismo de protección contra la misma.

    En el dolor neuropático el dolor puede presentarse espontáneamente en ausencia de estimulo, como es el caso de la neuropatía diabética, caracterizada por la sensación de quemazón o ardor en las plantes de los pies predominantemente en horas de la noche.  

    Cual es el tratamiento del Dolor Neuropático


    Este tipo de dolor se controla con medicamentos que sean capaces de bloquear la señal dolorosa  a nivel del sistema nervioso central.  Fármacos como los analgésicos y los antiinflamatorios no son efectivos para aliviarlo.

    Este efecto bloqueante a nivel central se obtiene con el uso de medicamentos del tipo neuromodulador, es decir, medicamentos capaces de modificar la forma en que se liberan ciertos neurotransmisores, como es el caso de los antidepresivos y los anticonvulsivantes.


    Artículos relacionados


    Neuropatía Diabética Ver artículo

    miércoles, 22 de octubre de 2014

    La Osteoporosis no duele



    La Osteoporosis es un trastorno que disminuye el contenido mineral de calcio en los huesos debilitándolos, esto hace que sean menos resistentes y haya un mayor riesgo de romperse o fracturarse ante un traumatismo mínimo, sin embargo, y a pesar de la creencia general, la Osteoporosis no produce dolor ni ninguna otra molestia.


    La fuerza o resistencia de los huesos se debe en gran parte a su contenido de minerales, principalmente el calcio, este hace que el esqueleto sea una estructura de gran dureza y resistencia que ayude a dar soporte y protección a las demás estructuras del organismo. 

    El hueso es un tejido vivo que se encuentra en un constante recambio, continuamente ocurre la salida y entrada de minerales a los huesos, este proceso se encuentra regulado por una hormona llamada Parathormona que se produce en unas glándulas que se ubican justo por detrás de la glándula tiroides y que se llaman Paratiroides. La Parathormona tiene como función regular los niveles de calcio en la sangre para lo cual es capaz de estimular el proceso de remodelación de los huesos, aumenta la absorción del calcio a nivel del intestino, disminuye la eliminación de calcio por la orina y es capaz ademas de activar a la Vitamina D producida a nivel de la piel por estimulación solar para que esta cumpla su función de calcificar el hueso.

    Este proceso de remodelación comienza a disminuir a partir de los treinta años por lo que la masa del hueso va descendiendo progresivamente hasta llegar a un punto crítico en el cual aumenta el riesgo de que ocurra una fractura lo cual define lo que se conoce como Osteoporosis.

    Dado que esta enfermedad no produce síntomas la única forma de diagnosticarla es buscándola, en este sentido el estudio complementario empleado a tal fin es la Densitometría ósea, este es un estudio radiológico, no invasivo que permite medir la densidad de los huesos.  Los valores obtenidos se reportan como dos valores, de ellos el T Score es el que nos permite definir el resultado y establecer si el paciente tiene una masa mineral osea normal, tiene osteoporosis y tiene una condición previa a la osteoporosis llamada Osteopenia.

    Muchos pacientes tienen la inquietud y piensan que tienen osteoporosis al sentir dolor en su columna, los hombros o en las caderas, sin embargo este es un mito, la osteoporosis no duele, es completamente asintomática, cuando ocurre dolor en una persona con osteoporosis es porque esta ha sufrido una fractura y es esta última la causa del dolor.  Los principales focos de fractura en personas con osteoporosis son  la muñeca, las vertebras de la columna y el cuello del fémur.

    Muchas veces el dolor en estas localizaciones en personas con osteoporosis sin fractura puede ser debido a otra enfermedad que también es frecuente en el adulto mayor y puede presentarse en forma simultanea como lo es la Artrosis.  A diferencia de la osteoporosis que solo afecta al hueso, la artrosis afecta al cartílago de la articulación por lo que son dos condiciones completamente distintas.

    Las fracturas por osteoporosis ocurren ante traumatismos mínimos, no necesariamente debe producirse un gran golpe para que ocurran.  Una de las principales localizaciones de las fracturas osteoporoticas es en la columna vertebral, en este tipo de fractura las vertebras colapsan aplastándose lo cual puede comprimir las raíces nerviosas en columna produciendo un tipo característico de dolor conocido como dolor neuropático así como la deformidad de la espalda con forma de joroba.



    Artículos relacionados:



    ¿Qué es la Osteoporosis y por qué se produce?  Ver artículo


    Mitos y realidades sobre la Osteoporosis Ver artículo


    sábado, 30 de agosto de 2014

    Ciática: ¿Qué es y por qué se produce?


    El dolor lumbar es el tipo de dolor musculo esquelético más frecuente, cuando además de afectar a la región lumbar irradia al glúteo o a la pierna toma el nombre de ciática, ya que se origina por inflamación del nervio ciático.


    La Ciática es un dolor de muy fuerte intensidad común en personas adultas,  puede originarse en la región lumbar o el el glúteo y a partir de allí se irradia a lo largo de la pierna hasta la altura de la rodilla, la pantorrilla o el pie,  generalmente se presenta en una sola pierna y es percibido como una sensación muy desagradable de corrientazo o descarga eléctrica. Cuando el dolor se localiza además en la zona lumbar o en la parte baja de la espalda se denomina Lumbociatica o Lumbociatalgia.

    Este trastorno recibe este nombre ya que su causa es la inflamación o compresión de un nervio llamado nervio ciático, que se origina a nivel del glúteo desde donde se dirige hacia la pierna para darle inervación tanto motora como sensitiva al miembro inferior.  El dolor por irritación del nervio ciático abarca la cara posterior del muslo, la cara externa de la pierna y el pie, puede acompañarse por sensación de hormigueo, entumecimiento, calambres, ardor y pérdida de la fuerza para caminar, mantenerse de pie o subir escaleras.

    El dolor por ciática suele aparecer de forma brusca tras un esfuerzo o al realizar una actividad con el tronco inclinado hacia adelante, generalmente se presentan episodios breves de dolor lumbar de pocos días de duración que ceden espontáneamente hasta que un día aparece la crisis, es característico que una persona que se encontraba perfectamente bien tras inclinarse hacia adelante para tomar  algún objeto, como bolsas o paquetes pesados,  al tratar de incorporarse siente como si algo se rompe en su espalda quedando inmóvil.  Muchas veces es necesario que alguien le ayude a incorporarse e incluso a desplazarse a algún sitio donde pueda recostarse.

    La Ciática es en la mayoría de los casos una enfermedad que cede espontáneamente o con tratamiento en pocos días con reposo y un ciclo corto de medicamentos analgésicos, si no se toman medidas como adoptar mejores posturas, bajar de peso y fortalecer la musculatura lumbar seguramente volverá a presentarse una o varias veces en otro momento de la vida. 


    Reposo: ¿Bueno o malo?


    Durante la crisis dolorosa es necesario realizar un reposo relativo, este consiste en mantenerse activo evitando los esfuerzos y los movimientos de flexión, extensión o rotación del tronco.  Al contrario de la creencia común, el reposo no solo no es recomendable sino que en un gran número de estudios se ha comprobado que retarda la recuperación e incluso se asocia con el aumento en la intensidad del dolor y la duración de la crisis.

    Ante un episodio de ciática deberá suspenderse la actividad que la desencadeno, observar las posturas y tratar de llevar a cabo las actividades en la postura adecuada y aplicar calor local. El calor es un gran aliado para el dolor lumbar, resulta más efectivo si se aplica calor húmedo en vez de calor seco, para ello se recomienda usar una fomentera eléctrica o humedecer una toalla en agua caliente a tolerancia y colocarla sobre la zona adolorida de 10 a 15 minutos varias veces al día.

    El tratamiento de la crisis de ciática consiste en el uso de medicamentos analgésicos y relajantes musculares, también puede aplicarse un esquema de Fisioterapia, esta terapia ayuda a que la crisis dolorosa cese más rápidamente, la aplicación de medios físicos como el calor y el ultrasonido, la electricidad y los masajes son de gran utilidad.  

    Además de cuidar las posturas es importante vigilar el peso y tratar de disminuirlo, un número importante de crisis tipo ciática ocurren en personas con sobrepeso y obesidad.





    jueves, 21 de agosto de 2014

    Sujetar el teléfono con el hombro puede ocasionar lesiones







    Hablar por teléfono es una actividad rutinaria que forma parte de la vida cotidiana, asuntos laborales, recados, invitaciones, planificación de eventos y hasta visitas sociales se llevan a cabo por vía telefónica. Por si solo este hábito no acarrea ningún riesgo, sin embargo si se hace durante actividades que requieran mantener las manos ocupadas, adoptando además posturas inadecuadas, puede acarrear consecuencias para la salud.


    En ocasiones estas llamadas son algo inoportunas y deben ser atendidas mientras se llevan a cabo otras actividades que requieren del uso de las manos lo que hace que para poder seguir conversando la persona se vea en la necesidad de adoptar una de las posturas más dañinas para la columna cervical: flexionar el cuello de lado para poder sujetar el teléfono entre el oído y el hombro.

    Esta postura totalmente anti ergonómica es capaz de originar sobrecarga sobre los discos intervertebrales ubicados en la columna cervical, si ocurre esporádicamente o por poco tiempo no suele acarrear consecuencias, sin embargo cuando se vuelve un hábito rutinario y se mantiene por largos períodos de tiempo puede originar tensión muscular y contracturas en los músculos del cuello, si a pesar de esto se mantiene el hábito se producirían entonces cambios degenerativos que darán paso al desarrollo de Artrosis de la columna cervical, también conocida como Cervicoatrosis.

    La Artrosis cervical es una enfermedad que produce dolor al mover el cuello, siendo característicos que durante los movimientos la persona sienta un traquido o tenga la sensación de que tiene arena o un roce en el cuello, en muchos casos el traquido puede ser audible para las personas que se encuentran alrededor.  Otro síntoma que acompaña a esta enfermedad es el mareo o vértigo con los cambios de posición de la cabeza.

    Si bien es poco frecuente, han ocurrido casos de accidentes cerebrovasculares cuando se mantiene esta posición por un período de tiempo prolongado. Esto es debido a que detrás del oído hay un fragmento de hueso con forma de una aguja que se localiza cerca de una importante arteria del cuello llamada Arteria Carótida, cuando este fragmento llamado Apófisis Estiloides es un poco más largo (lo que puede ocurrir como una variante anatómica normal en algunos individuos) es capaz de comprimir la arteria o incluso desgarrarla al mantener el cuello el flexión lateral si ademas de llevan a cabo movimientos simultáneos de rotación, esto produce una hemorragia que afecta la circulación cerebral ocasionando este tipo de accidente vascular. 


    ¿Cuál es la forma correcta?


    Lo ideal es no hablar por teléfono mientras se lleva a cabo otra actividad, cuando esto no sea posible deberá entonces procurarse hacerlo sujetando el auricular con una mano y no con el hombro o ayudarse con el uso de dispositivos como los auriculares, manos libres o altavoz, que permiten mantener la conversación sin caer en posturas viciosas.

    martes, 17 de junio de 2014

    Las carteras: Mientras más grandes ¿mejor o peor?




    Muchas veces las mujeres solemos trasladar objetos que nos resultan “necesarios”, sin embargo el numero de objetos a cargar es directamente proporcional al tamaño de la cartera, que cada día resulta ser mayor.  La moda en parte ha favorecido esta tendencia ya que las carteras han sido incluidas como parte del vestuario y es prácticamente imposible salir sin ellas.

    El hombro es la articulación con mayor rango de movimientos, interviene en una serie de funciones relacionadas con poder llevar a cabo las distintas actividades de la vida diaria. Esto hace que sea una articulación frecuentemente sometida al sobreuso y a los esfuerzos, incluso es también el blanco de lesiones relacionadas con la sobrecarga mecánica relacionada con el traslado de objetos pesados como los bolsos y carteras, esto se ve agravado por el hecho de que al cargar peso inconscientemente se eleva el hombro lo cual agrava aún más las cosas.

    Esta tendencia no ha tardado en poner en evidencia que el hombro no es una articulación diseñada para cargar peso, hecho que se corrobora con la aparición de una serie de molestias relacionadas con la sobrecarga.

    El principal síntoma relacionado con las lesiones de los hombros es el dolor, que suele ser como una presión que abarca todo el hombro y puede incluso irradiar hacia el brazo.  Los movimientos como elevar los brazos por encima de la cabeza son también muy dolorosos e incluso pueden estar limitados, finalmente la rotación del hombro para llevar a cabo actividades como peinarse, abrocharse el sostén o rascarse la espalda suelen ser muy dolorosas y difíciles de ejecutar.

    Además del hombro, las carteras pesadas producen tensión en el cuello por contractura muscular, esto puede dar origen a un tipo de dolor de cabeza muy intenso y molesto que se conoce como cefalea tensional.

    Inicialmente estas molestias pueden presentarse al usar las carteras, pero si se insiste en cargar este peso excesivo los síntomas pueden volverse continuo interfiriendo con las actividades diarias y afectando la calidad de vida.


    Consejos para evitar lesiones por el uso de carteras

    1. Haz una lista de los objetos que se normalmente se encuentran en tu cartera y que realmente has usado en las últimas dos semanas, eso es lo que realmente debes cargar.
    2. Compra carteras de tamaño mediano, seguramente si usas carteras grandes te veras tentada a colocarle más objetos en su interior.
    3. Evita las carteras con muchos adornos o accesorios metálicos, ya que de por si son pesadas.
    4. Procura usar objetos en versión viajera, es decir cremas, estuches de maquillaje, cepillos de tamaño pequeño.
    5. Prefiere carteras de tiras anchas y suaves, evita las tiras finas y las metálicas.
    6. Si tienes que cargar objetos como zapatos, ropa o tabletas usa un bolso de mano y no lo coloques en tu cartera.
    7. Procura alternar la cartera entre ambos hombros, evita usarla siempre del mismo lado.
    8. Cuando sea posible prefiere carteras tipo morral y úsala de forma adecuada de forma tal que el peso se distribuya por igual entre ambos hombros.
    9. El peso total de tu cartera no debe pasar el 10% de tu peso corporal.



    Para finalizar te dejamos una pregunta curiosa: 

    ¿Alguna vez has pesado tu cartera?

    Hazlo y nos cuentas, seguro te alarmarás…





    domingo, 30 de marzo de 2014

    Artículos relacionados con Dolor


    Dolor Crónico
    El dolor crónico es la principal causa de deterioro de la calidad de vida e incapacidad, aquí te explicamos los mecanismos que lo producen así como su tratamiento con enfoque multidisciplinario.
    Ver artículo


    ¿Es posible no sentir Dolor?
    Aunque el Dolor es una percepción desagradable, es un gran aliado a la hora de evitar sufrir una lesión grave ya que constituye un aviso que activa los mecansmos para prepararnos para la huida o retirada, no sentir dolor puede poner en riesgo la vida.
    Ver artículo


    Dolor articular y cambios en el clima: ¿Mito o realidad?
    Muchas personas con artritis saben cuando va a llover, esto se debe a que los cambios de la presión atmosférica que acompañan a algunos cambios climáticos pueden afectar la dinámica de los fluidos en las articulaciones.
    Ver artículo

    ¿A qué se debe el dolor de la Fibromialgia?
    Lo que diferencia el dolor en la Fibromialgia del dolor originado por otras causas es el hecho de que el paciente percibe dolor ante estímulos que normalmente no son dolorosos y además de ello esta percepción dolorosa persiste en el tiempo a pesar de que este estímulo haya cesado.
    Ver artículo