El Bienestar

Los ácidos grasos Omega 3 previenen la artrosis y detienen su progreso

Los ácidos grasos Omega 3 además de ser buenos para tu corazón, contribuyen a prevenir el daño en las articulaciones.

El paracetamol es al analgésico más seguro

El paracetamol, también conocido como acetaminofén es el analgésico más seguro, te explicamos por qué.

Lesiones por sobreentrenamiento

Llevar al músculo a una situación extrema lejos de fortalecerlo lo lesiona.

Divertículos: Una causa común de dolor en el abdomen

Los diverticulos son lesiones del colon capaces de producir dolor abdominal recurrente acompañado por cambios en las evacuaciones.

Día mundial contra el dolor

cada 17 de octubre se celebra el día mundial contra el dolor, ratificando el compromiso de médicos y pacientes a seguir juntos en la lucha por mejorar y recuperar la calidad de vida del paciente con dolor crónico.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Medicina Regenerativa y Salud Femenina en el Día de la Mujer




Ser mujer significa ser capaz de llevar a cabo una gran cantidad de tareas y tener varios roles de forma simultánea.  Poder ser hija, madre, esposa, amante, amiga, compañera, hermana a la vez de terapeuta, psicóloga, administradora del hogar, ama de casa y cuanta tarea sea requerida, por lo que si bien el día 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, la mujer debe ser celebrada todos los días.

Esta diversidad de funciones demanda una gran cantidad de tiempo, que necesariamente debe ser restado del requerido para otras acciones, principalmente para descansar y realizar actividades que afectan directamente el estado de salud como lo es la puesta en práctica de hábitos saludables.

Por tal razón, el día de la mujer es un buen momento para hacer un llamado a la adopción de una serie de medidas que contribuyen a lograr un rejuvenecimiento integral, que no solo permiten alcanzar un mejor aspecto estético, sino además favorecen una mejora significativa del funcionamiento del cuerpo, brindando la posibilidad de mantener la salud y la vitalidad, condiciones que cada día son más importantes sobre todo si consideramos que los avances científicos han llevado a que etapas como la tercera edad constituyan una fase que abarca buena parte de la vida.

Una forma de lograr esto es haciendo pequeños cambios en el estilo de vida, que permitirán mantenerse joven por más tiempo, atrasando así el progreso del envejecimiento. Estos cambios incluyen:

  • Alimentación sana. Una dieta balanceada aporta vitaminas y antioxidantes, nutrientes capaces de retrasar el envejecimiento por su capacidad de neutralizar los radicales libres. Igualmente una dieta sana es la mejor forma de prevenir e incluso tratar condiciones que aceleran el envejecimiento como la diabetes y la hipertensión arterial.
  • Actividad física regular. El ejercicio regular fortalece los huesos y los músculos, mejora la fuerza y el equilibrio lo que ayuda a prevenir las caídas, que suelen ser la primera causa de discapacidad en el adulto mayor.
  • Evitar la exposición al sol. El sol es el principal enemigo de la piel, estimulando la aparición de manchas, arrugas y pérdida de lozanía; protegerse adecuadamente del sol le permitirá lucir una piel más fresca y joven.
  • Mantener un buen estado de ánimo. Definitivamente, las emociones tienen un efecto directo sobre la forma en que se afrontan las diversas situaciones, siendo capaces además de afectar el funcionamiento del sistema de defensas.


El impacto de estos cambios se potencia cuando se hacen algunas intervenciones que permiten eliminar los radicales libres (sustancias causantes del envejecimiento) y se logra optimizar el funcionamiento del organismo, lo cual es el principio del rejuvenecimiento.


Terapias como la aplicación de oligoelementos, ozonoterapia y plasma rico en plaquetas contribuyen a disminuir el impacto negativo de los radicales libres, al tiempo que favorece los procesos de eliminación de toxinas, lo que lleva a que la mujer no solo luzca más joven por fuera, sino que su organismo este también más joven por dentro, lo que se traduce en mayor vitalidad y energía que son la clave para disfrutar de una excelente calidad de vida.

miércoles, 8 de febrero de 2017

Dolor de garganta, principal síntoma de la Difteria




El dolor de garganta es una molestia muy común, su principal causa es la amigdalitis que puede ser ocasionada por virus o por bacterias como los estreptococos. Si bien estas son sus principales causas, no son las únicas, existiendo otros microorganismos que producen dolor de garganta capaz de producir complicaciones graves, como es el caso de la bacteria causante de la difteria.



Las enfermedades infecciosas son una causa importante de dolor, tanto en niños como en adultos.  El dolor relacionado con infecciones es debido a la inflamación que acompaña a estos procesos, que a su vez es un importante mecanismo de lucha del organismo que busca brindarlas condiciones para que las células del sistema inquine alcancen el foco de infección y lo combatan.

Una de las enfermedades infecciones más dolorosas es la amigdalitis, quien ha padecido este tipo de procesos sabe bien a que nos referimos.  El dolor de garganta hace que se tome conciencia de hechos normalmente automáticos como el tragar saliva e incluso deglutir los alimentos.


Amigdalitis bacteriana


Las amigdalitis son debidas comúnmente a un tipo de bacterianas conocidas como estreptococos, estas colonizan las amígdalas y las inflaman, lo que se manifiesta por enrojecimiento, aumento de tamaño y la presencia de pus en las criptas que se puede visualizar como puntos blancos muy adheridos que suelen tener muy mal olor. Esto hace que tragar sea difícil y doloroso para el paciente.

Los estreptococos si bien son la causa más común de amigdalitis, no son la única.  Otra bacteria que afecta a las amígdalas es el Corynebacterium diphtheriae, que es el agente causante de la Difteria.  


¿Cómo reconocer la amigdalitis por difteria?


La difteria a diferencia de otras bacterias causantes de amigdalitis, produce un toxina, la toxina diftérica, que estimula la producción de placas que adoptan la forma de membranas adheridas la mucosa a nivel de la garganta.  Estas membranas son capaces de obstruir el paso de aire a la vía aérea lo cual hace que aparezcan síntomas como dificultad para respirar, tos seca y ronquera.

La toxina diftérica puede pasar a la sangre, lo que la lleva a alcanzar órganos como el corazón y los riñones, afectando su normal funcionamiento. Esto lleva a la aparición de profundo decaimiento, retención de líquidos y asfixia al caminar o efectuar actividad física.


Imagen tomada de http://www.primicia.com.ve

¿Qué hacer en caso de una amigdalitis sospechosa de ser debida a difteria?



Las amigdalitis suelen ser debidas a infecciones por bacterias, por lo que su tratamiento se basa en el uso de antibióticos.  Por esta razón toda persona con una amigdalitis debería ser evaluada por un médico para poder establecer su agente causal y cual es el antibiótico de elección.  El uso racional de los antibióticos es la única forma de garantizar que no ocurran fenómenos como el desarrollo de resistencia que ha llevado a que muchos antibióticos deban dejar de usarse porque han perdido su efectividad.

En el caso de sospecha de difteria se llevan a cabo estudios especiales para confirmarla. Estos pacientes deben ser hospitalizados en áreas de aislamiento para evitar más contagios, así como para iniciar el tratamiento que además de antibióticos incluye la aplicación de antitoxina tetánica, así como la vacunación del paciente.

La hospitalización permite ademas vigilar el funcionamiento de los órganos internos para detectar de forma temprana si se encuentran afectados o no, lo que permite evitar complicaciones e incluso la muerte del paciente.

La difteria es una enfermedad muy contagiosa, siendo adquirida al entrar en contacto con secreciones de una persona infectada, lo que hace que su notificación las autoridades sanitarias es obligatoria.