El Bienestar

Los ácidos grasos Omega 3 previenen la artrosis y detienen su progreso

Los ácidos grasos Omega 3 además de ser buenos para tu corazón, contribuyen a prevenir el daño en las articulaciones.

El paracetamol es al analgésico más seguro

El paracetamol, también conocido como acetaminofén es el analgésico más seguro, te explicamos por qué.

Lesiones por sobreentrenamiento

Llevar al músculo a una situación extrema lejos de fortalecerlo lo lesiona.

Divertículos: Una causa común de dolor en el abdomen

Los diverticulos son lesiones del colon capaces de producir dolor abdominal recurrente acompañado por cambios en las evacuaciones.

Día mundial contra el dolor

cada 17 de octubre se celebra el día mundial contra el dolor, ratificando el compromiso de médicos y pacientes a seguir juntos en la lucha por mejorar y recuperar la calidad de vida del paciente con dolor crónico.

Mostrando entradas con la etiqueta cartílago. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cartílago. Mostrar todas las entradas

jueves, 1 de diciembre de 2016

¿Sientes un traquido al mover la cabeza? Cuidado, tu columna cervical pudiera estar lesionada

El traquido es una sensación de chasquido que se presenta cuando una articulación efectúa algún tipo de movimiento.  Muchas veces no solo es perceptible, sino además audible, pudiendo ser señal de algunas lesiones ubicadas en la columna cervical.


Los huesos se encuentran revestidos por un tejido especial conocido como cartílago en los sitios en los que se unen o articular con otros huesos. Este cartílago cumple una importante función, al brindar una superficie lisa que facilita el desplazamiento de los huesos lo cual lleva a que finalmente ocurra el movimiento.

Cuando este tejido se lesiona, su afectación se manifiesta como erosiones, lo cual hace que su superficie se torne rugosa añadiendo fricción al movimiento, lo que se percibe inicialmente como una sensación de “tener arena en el cuello” que progresa a la aparición del traquido.

¿Por qué ocurre la lesión del cartílago articular?


El cartílago es un tejido vulnerable a la sobrecarga mecánica que es resultado de la adopción de posturas sostenidas por largos periodos de tiempo, lo que es cada vez más frecuente cuando se llevan  a cabo actividades laborales que ameriten del uso del ordenador, tabletas o teléfonos inteligentes.

Otra condición relacionada con el desarrollo de lesiones del cartílago es la práctica de actividades deportivas con impacto, tales como correr y rodar bicicleta.  Si bien este tipo de actividades afectan con mayor frecuencia a la columna lumbar, son capaces de agravar trastornos de segmentos superiores de la columna vertebral como es el caso de la columna cervical.

 

El traquido articular es una señal temprana de enfermedades como la Artrosis


La lesión del cartílago es el mecanismo que lleva al desarrollo de la Artrosis, principal trastorno degenerativo del aparato locomotor que llega a afectar a más del 80% de las personas mayores de 70 años.

Podemos decir entonces que el traquido es una señal temprana de artrosis, si este no es tomado en cuenta o no se llevan a cabo las intervenciones necesarias para detener el progreso del desgaste articular se asociaran nuevos síntomas como el dolor de la articulación con el movimiento y la deformidad producto de la degeneración de la articulación, por suerte esta nunca es tan incapacitante como la deformidad asociada a otras enfermedades reumáticas, en especial la artritis reumatoidea.

La presencia de traquido amerita llevar a cabo evaluaciones médicas pertinentes para evaluar el estado de las articulaciones entre las vértebras, con la finalidad de iniciar un tratamiento temprano y evitar el progreso hacia una artrosis.


Muchas veces la corrección de las malas posturas junto con la adopción de las pausas activas es suficiente para detener esta molestia, en algunos casos puede ser necesario llevar a cabo tratamientos como la fisioterapia con lo que suele mejorar mucho esta condición.

jueves, 25 de septiembre de 2014

Causas de dolor en la rodilla



La articulación de la rodilla es asiento frecuente de problemas dolorosos de intensidad variable que se originan dependiendo de factores asociados como el sexo, la edad, el peso corporal y el tipo de actividad física que se lleva a cabo. 


El dolor en la rodilla es motivo frecuente de consulta médica. Esta es una articulación compleja que consta de elementos rígidos como el hueso, estructuras cartilaginosas como el cartílago articular y los meniscos, una serie de ligamentos intraarticulares llamados ligamentos cruzados, ligamentos de revestimiento, una estructura ósea libre en su parte anterior que es la rótula y el revestimiento muscular. Cualquiera de estas estructuras es susceptible de lesionarse originando diversos tipos de cuadros dolorosos.

Los mecanismos relacionados con la alteración de esta articulación son variables, sin embargo la mayor parte de las lesiones ocurre por dos mecanismos principales: los traumatismos y el deterioro producto del desgaste.

Los traumatismos son frecuentes en edades jóvenes, principalmente por practica deportiva en la que hay riesgo de golpes directos como el fútbol o bien impacto como correr, saltar o bajar pendientes.  Los traumatismos en los adultos mayores ocurren por lo general como consecuencia de caídas por trastornos del equilibrio, pérdida de la sensibilidad propia de enfermedades  como la diabetes o trastornos de la visión.

Los traumatismos se acompañan siempre por dolor muy intenso localizado en el área del impacto directo, por lo general hay ruptura de tejidos profundos que puede originar manchas moradas conocidas como equimosis o colecciones de sangre llamadas hematomas, el dolor se relaciona y limita la movilización, su tendencia es a mejorar con factores como el reposo y la inmovilización.  En estos casos es importante descartar lesiones del hueso como fisuras o fracturas que puedan requerir tratamientos específicos.

Las enfermedades degenerativas tienen  características muy distintas, en este caso el dolor es menos intenso pero constante, con una tendencia a progresar con el paso del tiempo, pudiendo presentarse crisis dolorosas que alternan con períodos de menos dolor. Los problemas degenerativos obedecen a factores como los esfuerzos posturales, traumatismos repetitivos y sobrecarga mecánica producto del sobrepeso y la obesidad (efectos del sobrepeso y la obesidad sobre la articulación de la rodilla). 

Los principales trastornos degenerativos de la articulación de la rodilla son la Artrosis y la Condromalacia de la Rótula, en ambos el dolor se reconoce por tener una relación directa con el movimiento y se acompaña por un característico traquido que muchas veces ademas de sentirse resulta audible.






Existen otras enfermedades capaces de producir dolor en la rodilla, tal es el caso de la artritis séptica que es producto de una infección en la cual el dolor es sumamente intenso se acompaña por inflamación y fiebre, debiendo haber el antecedente de una lesión de la piel de la rodilla o la realización de un procedimiento como una cirugía, una artroscopia o una infiltración.  Otra causa es la Artritis Reumatoide que es una artritis de varias articulaciones en donde el síntoma cardinal es la rigidez matutina que mejora con el movimiento y agrava con el reposo.

El tratamiento de las distintas lesiones dependerá de la causa que le dio origen, sin embargo es importante adoptar medidas preventivas que permitan evitar los traumatismos así como su efecto a largo plazo sobre esta articulación:





domingo, 24 de agosto de 2014

Lesiones del cartílago y su tratamiento





La gran mayoría de las enfermedades articulares se caracterizan por producir daño a las diversas estructuras que la componen,  en especial a una de ellas: el cartílago. Aquí te explicaremos que es exactamente esta estructura, cual es su función y de que forma terapias como la aplicación de Ácido Hialurónico y el Plasma Rico en Plaquetas pueden revertir este daño.


El Cartílago es un tipo de tejido que cumple importantes funciones de sostén, por lo que forma parte del tejido conectivo.  Existen muchos tipos de cartílago, como el que forma las orejas y el tabique de la nariz que tienen una función netamente estructural permitiendo darles su  forma característica.

En los huesos, desde el nacimiento y hasta la adolescencia, existe un tipo especial de cartílago que se ubica entre el extremo y la parte media de los huesos, este es el llamado cartílago de conjunción y es el responsable de permitir que el hueso crezca y por lo tanto que el niño aumente de estatura.  Al final de la adolescencia este cartílago es reemplazado por tejido óseo y el hueso se consolida.

Un tipo especial de cartílago es que el recubre a los huesos en las superficies en las que estos entran en contacto entre sí, es llamado cartílago articular.  Este tipo de cartílago permite que la superficie articular sea lisa facilitando el deslazamiento de los huesos, en la articulación de la rodilla existen dos estructuras cartilaginosas especiales que son los meniscos, estos cumplen una importante función al amortiguar el impacto durante caídas, saltos e incluso al caminar.

El cartílago es un tejido que no tiene vasos sanguíneos ni terminaciones nerviosas, se nutre por difusión de los nutrientes a partir del liquido sinovial.  

En enfermedades como la Artrosis, fenómenos como la sobrecarga mecánica y los microtraumatismos repetitivos originan pequeñas fisuras en el cartílago que finalmente lo erosionan exponiendo el hueso que se encuentra por debajo, llamado hueso  subcondral, esto es lo que produce el dolor característico de esta enfermedad.  

En otros tipos de artritis como la Artritis Reumatoide el daño al cartílago ocurre por mediación del sistema inmunológico, en un proceso de autoinmunidad en donde por diversas razones el organismo inicia una acción de ataque contra esta estructura que finalmente lleva a su destrucción.

Tratamiento de las lesiones de cartílago


El cartílago lesionado puede repararse con terapias y tratamientos que le brinden los constituyentes de matriz, a tal efecto existen dos tratamientos que son de gran ayuda:


  • Aplicación de Ácido Hialurónico.  Esta terapia tiene el nombre de Viscosuplementación, y consiste en la aplicación del ácido hialurónico dentro de la articulación para que de allí sea tomado para fabricar nuevo cartílago. (Ver más sobre este tratamiento).
  • Aplicación de Plasma Rico en Plaquetas. Los factores de crecimiento derivados de las plaquetas son sustancias que normalmente utiliza el organismo para reparar el daño en los diversos tejidos, como es el caso de heridas, fisuras, fracturas, esguinces  desgarros, entre otros.  La aplicación de estos factores dentro de la articulación permite activar los procesos de reparación del cartílago. (Ver más sobre este tratamiento).

Estas terapias pueden aplicarse en forma conjunta, su principal utilidad es en pacientes con artrosis, condromalacia de la rotula y lesiones de los meniscos, especialmente cuando se encuentran en fases iniciales o medias de la enfermedad.  Cuando se combinan con un esquema de rehabilitación física y modificación de factores como el sobrepeso y la obesidad pueden ayudar a recuperar a calidad de vida del paciente.