El Bienestar

Los ácidos grasos Omega 3 previenen la artrosis y detienen su progreso

Los ácidos grasos Omega 3 además de ser buenos para tu corazón, contribuyen a prevenir el daño en las articulaciones.

El paracetamol es al analgésico más seguro

El paracetamol, también conocido como acetaminofén es el analgésico más seguro, te explicamos por qué.

Lesiones por sobreentrenamiento

Llevar al músculo a una situación extrema lejos de fortalecerlo lo lesiona.

Divertículos: Una causa común de dolor en el abdomen

Los diverticulos son lesiones del colon capaces de producir dolor abdominal recurrente acompañado por cambios en las evacuaciones.

Día mundial contra el dolor

cada 17 de octubre se celebra el día mundial contra el dolor, ratificando el compromiso de médicos y pacientes a seguir juntos en la lucha por mejorar y recuperar la calidad de vida del paciente con dolor crónico.

Mostrando entradas con la etiqueta cuidado articular. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cuidado articular. Mostrar todas las entradas

martes, 15 de noviembre de 2016

Problemas del Manguito Rotador

        


El Manguito Rotador es una estructura que forma parte de la articulación del hombro, su nombre se debe a que está formado por los tendones de varios músculos que tienen como función permitir los movimientos de rotación de esta articulación, su lesión es muy común y constituye una de las principales causas de dolor en el hombro.


El hombro es la articulación del cuerpo que une al miembro superior con el tronco y es la que tiene el mayor rango de movimiento, esto es en parte causa de la gran frecuencia con que se lesiona.  

El principal síntoma de la lesión del manguito rotador es el dolor localizado en el hombro, sin embargo, esta no es la única causa de dolor  en esta articulación.  El dolor suele ser opresivo y se relaciona con el esfuerzo y la actividad física, es común que se acompañe por limitación para elevar el brazo por encima de la cabeza, así como por pérdida de la fuerza.  

Muchas veces el dolor es más intenso durante la noche perturbando el sueño.  El dolor se localiza inicialmente en la parte superior y posterior del hombro, si no es tratado oportunamente también se compromete el musculo bíceps por lo que el dolor también abarca la cara anterior del hombro.


¿Cómo se diagnostica?


Las lesiones del manguito rotador se identifican claramente al hacer el examen del paciente, existe una serie de maniobras que permiten identificarla y descartar otras enfermedades como tendinitis, bursitis y artrosis.  En ocasiones se complementa este examen con estudios como la Resonancia Magnética para establecer el grado de lesión, que puede ir desde una inflamación hasta un desgarro parcial o total del manguito lo cual definirá el tipo de tratamiento.


¿Cuál es el Tratamiento?


En los casos de inflamación de los tendones del manguito medidas conservadoras como el reposo, medicamentos y fisioterapia son suficientes para eliminar los síntomas y solucionar el problema, cuando el dolor es muy intenso técnicas como las infiltraciones y la terapia neural son de gran ayuda para lograr un rápido alivio. Cuando estamos en presencia de lesiones que impliquen desgarro la cirugía suele ser necesaria ya que es la única vía para reparar esta estructura, hoy en día este tipo de intervenciones se realizan por artroscopia, procedimiento menos invasivo con el cual el paciente se recupera mucho más rápido.


¿Cómo se puede prevenir este tipo de lesiones?


Las lesiones del manguito se deben a los esfuerzos o movimientos bruscos que se efectúan con los brazos a la altura o por encima de la cabeza, también puede lesionarse durante caídas sobre la articulación del hombro, por esfuerzos bruscos o durante practicas deportivas, especialmente en quienes practican Beisbol. 

Es posible evitar las lesiones del manguito rotador son, para ello es recomendable seguir estos consejos:

  • Si debe tomar, manipular  o limpiar objetos que están en alto no eleve los brazos, prefiera siempre subirse a un banquito o escalera. Procure trabajar a la altura del pecho.
  • Evite cargar peso, si debe hacerlo distribúyalo entre ambos brazos o procure abrazar la carga y llevarla lo mas cerca al tronco que le sea posible.
  • Evite usar carteras muy grandes o pesadas.
  • No duerma con las manos detrás de la cabeza. 
  • Si practica algún deporte que involucre al hombro, como el beisbol, caliente previamente y haga ejercicios para fortalecer la articulación.
  • Ante un esfuerzo o traumatismo que produzca dolor deténgase y aplique hielo local por 10 a 15 minutos varias veces al día.



domingo, 24 de agosto de 2014

Lesiones del cartílago y su tratamiento





La gran mayoría de las enfermedades articulares se caracterizan por producir daño a las diversas estructuras que la componen,  en especial a una de ellas: el cartílago. Aquí te explicaremos que es exactamente esta estructura, cual es su función y de que forma terapias como la aplicación de Ácido Hialurónico y el Plasma Rico en Plaquetas pueden revertir este daño.


El Cartílago es un tipo de tejido que cumple importantes funciones de sostén, por lo que forma parte del tejido conectivo.  Existen muchos tipos de cartílago, como el que forma las orejas y el tabique de la nariz que tienen una función netamente estructural permitiendo darles su  forma característica.

En los huesos, desde el nacimiento y hasta la adolescencia, existe un tipo especial de cartílago que se ubica entre el extremo y la parte media de los huesos, este es el llamado cartílago de conjunción y es el responsable de permitir que el hueso crezca y por lo tanto que el niño aumente de estatura.  Al final de la adolescencia este cartílago es reemplazado por tejido óseo y el hueso se consolida.

Un tipo especial de cartílago es que el recubre a los huesos en las superficies en las que estos entran en contacto entre sí, es llamado cartílago articular.  Este tipo de cartílago permite que la superficie articular sea lisa facilitando el deslazamiento de los huesos, en la articulación de la rodilla existen dos estructuras cartilaginosas especiales que son los meniscos, estos cumplen una importante función al amortiguar el impacto durante caídas, saltos e incluso al caminar.

El cartílago es un tejido que no tiene vasos sanguíneos ni terminaciones nerviosas, se nutre por difusión de los nutrientes a partir del liquido sinovial.  

En enfermedades como la Artrosis, fenómenos como la sobrecarga mecánica y los microtraumatismos repetitivos originan pequeñas fisuras en el cartílago que finalmente lo erosionan exponiendo el hueso que se encuentra por debajo, llamado hueso  subcondral, esto es lo que produce el dolor característico de esta enfermedad.  

En otros tipos de artritis como la Artritis Reumatoide el daño al cartílago ocurre por mediación del sistema inmunológico, en un proceso de autoinmunidad en donde por diversas razones el organismo inicia una acción de ataque contra esta estructura que finalmente lleva a su destrucción.

Tratamiento de las lesiones de cartílago


El cartílago lesionado puede repararse con terapias y tratamientos que le brinden los constituyentes de matriz, a tal efecto existen dos tratamientos que son de gran ayuda:


  • Aplicación de Ácido Hialurónico.  Esta terapia tiene el nombre de Viscosuplementación, y consiste en la aplicación del ácido hialurónico dentro de la articulación para que de allí sea tomado para fabricar nuevo cartílago. (Ver más sobre este tratamiento).
  • Aplicación de Plasma Rico en Plaquetas. Los factores de crecimiento derivados de las plaquetas son sustancias que normalmente utiliza el organismo para reparar el daño en los diversos tejidos, como es el caso de heridas, fisuras, fracturas, esguinces  desgarros, entre otros.  La aplicación de estos factores dentro de la articulación permite activar los procesos de reparación del cartílago. (Ver más sobre este tratamiento).

Estas terapias pueden aplicarse en forma conjunta, su principal utilidad es en pacientes con artrosis, condromalacia de la rotula y lesiones de los meniscos, especialmente cuando se encuentran en fases iniciales o medias de la enfermedad.  Cuando se combinan con un esquema de rehabilitación física y modificación de factores como el sobrepeso y la obesidad pueden ayudar a recuperar a calidad de vida del paciente.



sábado, 19 de julio de 2014

Artrosis: Qué es y Cuál es su tratamiento




La Artrosis es la enfermedad degenerativa más frecuente, al llegar a los 70 años más de un 80% de las personas tendrán algún síntoma relacionado con esta enfermedad. Su aparición se relaciona con la sobrecarga mecánica por lo que si se toman las medidas apropiadas es posible prevenirla, una vez que se instaura es posible tratarla con lo que se logran aliviar los síntomas y mantener la independencia y capacidad de movimiento.  


La palabra Artritis es un término que se refiere a  la presencia de dolor, aumento de volumen y limitación para la movilización de las articulaciones; estos síntomas obedecen a muchas las causas, de allí que existan varios tipos de artritis. La Artrosis es un tipo de artritis en la cual el cartílago, que es un tejido que recubre a los huesos en los sitios donde se unen entre sí, sufre un proceso degenerativo, esto origina una serie de cambios en el hueso subyacente que dan lugar a la aparición de las manifestaciones propias de esta enfermedad.

La artrosis se relaciona directamente con procesos como el sobreuso, la sobrecarga articular y el  envejecimiento, siendo la enfermedad más frecuente en el anciano, en ella la capacidad de reparación del daño producido al cartílago por factores como la carga dinámica de las articulaciones y los traumatismos se encuentra francamente disminuida, el envejecimiento afecta además a los principales elementos protectores de la articulación como son los músculos y ligamentos que la rodean, los músculos suelen atrofiarse y mientras que los ligamentos se distienden tornándose menos capaces de absorber las distintas fuerzas que se generan sobre las articulaciones. 

Otro factor de gran importancia en el desarrollo de esta enfermedad lo constituye la sobrecarga que acompaña a condiciones como el sobrepeso y obesidad, especialmente en el caso de artrosis de columna vertebral, cadera y rodilla.


Síntomas de la Artrosis


El dolor articular producido por artrosis se relaciona con la actividad física, suele aparecer durante el movimiento o poco después de iniciar el mismo y tiende a mejorar tras el reposo, en ocasiones puede acompañarse por rigidez de la articulación al levantarse de pocos minutos de duración que cede tras el inicio de los movimientos. En caso más avanzados aparece el traquido con la movilización de la articulación e incluso puede presentarse cierto grado de deformidad especialmente a nivel de las manos y las rodillas.


Tratamiento de la Artrosis



El tratamiento de la artrosis tiene como objeto aliviar el dolor y prevenir la pérdida de la función física. Dado que la artrosis se relacionan directamente con la presencia de factores mecánicos es importante disminuir la carga de la articulación afectada, para ello es necesario evitar llevar a cabo actividades que sobrecarguen la articulación, mejorar la condición física en especial la fuerza de la musculatura regional y disminuir el peso corporal.  En ocasiones se requiere del uso de elementos que permiten redistribuir la carga, como el bastón la muleta o la andadera.

Los medicamentos del tipo analgésicos y anti inflamatorios contribuyen a aliviar el dolor, pero no detienen el progreso de la enfermedad.  Otros fármacos ampliamente usados que ayudan a detener el proceso de deterioro del cartílago e incluso a reparar el daño que ya se ha producido, este grupo se incluyen medicamentos como la Glucosamina el Sulfato de Chondroitin y el Ácido Hialurónico, más recientemente se dispone de terapias como la aplicación intraarticular de los factores de crecimiento derivados de las plaquetas, aunque hay muchas controversias en la literatura médica al respecto, la práctica nos ha enseñado que bien indicados son de gran ayuda para aliviar el dolor y mejorar la calidad de vida de estos pacientes.


Artículos relacionados


¿Es posible prevenir la Artrosis? Ver Artículo 

Artrosis y Ejercicio Ver Articulo 

Tratamiento de la Artrosis Ver Artículo

Tratamiento de la Artrosis con Ozono Ver Artículo


sábado, 12 de julio de 2014

Efecto del sobrepeso y la obesidad sobre la rodilla




El sobrepeso y la obesidad se acompañan de una importante sobrecarga mecánica sobre las articulaciones, especialmente sobre la articulación de la rodilla, que puede alcanzar un gran deterioro cuando la sobrecarga se acompaña además factores como el impacto.


Los cambios articulares propios de la artrosis afectan al cartílago articular, este revestimiento suele deteriorarse cuando las articulaciones son usadas de forma excesiva o son sometidas a esfuerzos y sobrecargas para las que no se encuentran preparadas. 

La artrosis es capaz de afectar a cualquier articulación de una forma que puede ser predecible si se toman en cuenta factores como la genética, el tipo de actividad laboral que se ejecuta, práctica deportiva, hobbies y sobre todo el peso corporal.  Estas condiciones son capaces de ocasionar daño progresivo en el cartílago que muchas veces se manifiesta a mediano y largo plazo con dolor iniciado y agravado con los movimientos, en grados más avanzados se acompaña además por traquido en las articulaciones afectadas. 

Es interesante resaltar que el cartílago articular tiene un grosor de unos 3 mm y carece tanto de vasos sanguíneos como terminaciones nerviosas, el cartílago como tal no duele, el dolor en la artrosis se origina en el hueso que se ubica por debajo del cartílago conocido como hueso subcondral.

El sobrepeso y la obesidad están directamente relacionados con el desarrollo de artrosis especialmente en las mujeres. Varios estudios han puesto en evidencia que si se comparan mujeres obesas y mujeres con peso normal que tienen grados similares de artrosis de la rodilla, las obesas refieren mayor intensidad del dolor, incluso en la medida que aumenta el Índice de Masa Corporal (relación entre el peso corporal y la estatura en la que a mayor peso mayor índice de masa corporal) incrementa el grado de dolor asignado en las escalas que lo cuantifican. 

El impacto por su parte incrementa el efecto del peso sobre la articulación, exacerbando su deterioro.  Las actividades de alto impacto como correr y saltar son capaces de lesionar por si mismas esta articulación.

Además del factor mecánico del aumento de carga relacionado con el peso no se excluye la posibilidad de que algunos factores metabólicos propios de la obesidad sean capaces de afectar directamente al cartílago, como lo son los niveles elevados de sustancias como la Leptina y las Interleuquinas que tienen un efecto inflamatorio sobre los tejidos, especialmente el cartílago articular.

Efectos de bajar de peso


Bajar de peso contribuye a disminuir el dolor, lo que permite aumentar la actividad física y por ende disminuir aún más el peso corporal.  La actividad física por su parte fortalece la musculatura y mejora tanto la flexibilidad como los rangos de movimiento lo que estabiliza la articulación y disminuye el progreso de la artrosis.

Las personas con artrosis de la rodilla pueden practicar actividad física, son muchos los beneficios del ejercicio en personas con enfermedades articulares.




viernes, 18 de abril de 2014

Artrosis de las manos




Las manos son quizá una de las estructuras más importantes del cuerpo ya que son nuestras herramientas por excelencia, solo cuando se presenta alguna enfermedad o una lesión traumática  que limite su función es cuando se entra en conciencia de que son usadas en casi todas las actividades que llevamos a cabo diariamente. 

Son muchas las enfermedades que afectan a las manos, sin embargo, la mas frecuente es la Artrosis. En esta enfermedad el cartílago que reviste a las articulaciones de las manos se adelgaza y destruye, lo cual hace que se produzca roce, traquido y dolor con los movimientos, muchas veces este dolor es mas intenso en la tarde, después de llevar a cabo tareas en donde se usen las articulaciones afectadas.  Otros síntomas comunes en esta afección son el traquido y la limitación para cerrar o empuñar la mano, con el tiempo se presenta además debilidad y cierto grado de rigidez por la mañana.

La Artrosis de las manos es la única forma de esta enfermedad que tiene un claro origen hereditario, afectando principalmente a las mujeres, siendo transmitida de madre a hija.  Su edad de inicio se estima entre los 40 a 49 años de edad, pudiendo presentase a una de cada diez personas en este grupo etario, alcanzando a afectar a 8 de cada 10 personas de 60 años o más. Esto pone en evidencia que la edad es uno de los factores de riesgo más importantes para desarrollar Artrosis.


El desgaste del cartílago sobrecarga y lesiona el hueso subyacente dando origen a cambios que originan las deformidades propias de la artrosis de las manos, caracterizadas por el aumento de volumen de las articulaciones de los dedos, conocidas como articulaciones interfalangicas, dando origen los Nódulos de Heberden y los Nódulos de Bouchard característicos de esta enfermedad. Otra localización frecuente de Artrosis en la mano es la que afecta a la base del pulgar y es conocida como Rizartrosis.



Tratamiento


La Artrosis  es una enfermedad progresiva, sin embargo puede estacionarse y verse detenido su progreso.  Su tratamiento abarca varios tipos de medidas, que deben aplicarse de forma simultánea.

  1. Evitar el sobreuso articular, los movimientos repetitivos son causa importante del desarrollo de esta enfermedad.
  2. Evitar los esfuerzos innecesarios como por ejemplo al cargar peso o hacer excesiva fuerza para abrir envases.
  3. Ejercicio, es importante movilizar la articulación regularmente para evitar perder fuerza muscular.
  4. Fisioterapia, este tratamiento ayuda a disminuir la inflamación y recuperar los rangos de movimiento.
  5. Tratamiento analgésico, muchas veces el dolor es el principal síntoma de la Artrosis por lo que estos pacientes deben usar algún tipo de analgésico para aliviar el dolor.  Estos medicamentos son de varios tipos sin embargo es más seguro y suele ser efectivo el uso de analgésicos como acetaminofen y paracetamol, evitando el riesgo del uso prolongado de los AINEs.
  6. Tratamiento para detener el curso de la enfermedad, algunos medicamentos han demostrado ser eficaces para disminuir el progreso de la enfermedad al retardar el daño del cartílago articular, tal es el caso de la Glucosamina y la Diacereina.
  7. Cuide su alimentación, se ha demostrado que existen alimentos que frenan el progreso de la artrosis.

domingo, 30 de marzo de 2014

Prevención


6 Consejos para prevenir el dolor lumbar
El dolor lumbar, también conocido como lumbalgia o lumbago es la enfermedad dolorosa más frecuente, se relaciona directamente con factores como la mala postura. los esfuerzos y el sobrepeso, puede presentarse una vez o repetirse periódicamente en forma de crisis, prevenir su aparición es la mejor opción.



Artrosis y Ejercicio
A pesar de las limitaciones propias de estas enfermedades como lo son el dolor, la rigidez, debilidad muscular y la fatiga, quienes padecen de estas enfermedades si pueden hacer ejercicio, incluso la actividad física les ayuda a disminuir todas estas molestias, enlentecer el deterioro articular al tiempo que le ayudará también a dormir mejor.
Ver artículo



Es posible prevenir la Artrosis
La Artrosis es una enfermedad degenerativa relacionada con el sobreuso y la sobre carga mecánica de las articulaciones lo que desencadena el deterioro del cartílago articular.    Esta  sobrecarga se presenta en tres condiciones particulares que debemos evitar:
Ver artículo

Practicar Yoga es efectivo para aliviar el dolor
La práctica de actividades físicas como el yoga tienen un abordaje más holístico que los métodos de tratamiento convencionales para el dolor, debido a que consta de varios componentes principales que abarcan factores como las posturas, la concentración, la meditación y la respiración, buena parte de su efecto beneficioso proviene de los estiramientos necesarios en las diversas posturas.
Ver artículo




viernes, 28 de marzo de 2014

Artrosis y Ejercicio


La gran mayoría de los pacientes que acuden al médico y obtienen un diagnóstico que explique sus molestias esperan recibir un tratamiento basado en medicamentos y uno que otro alimento desaconsejado en la dieta diaria, sin embargo más allá de los fármacos y la nutrición hay un elemento que cada día es más prescrito en las recetas médicas y se trata del ejercicio.La actividad física regular, especialmente la de tipo aeróbico, se ha convertido en uno de los mejores aliados para lograr y mantener una vida saludable.  Hacer ejercicio es el mejor hábito que usted puede tener, no solo le hará sentirse más activo sino además le ayudara a vivir mejor por más años.

¿Las personas con Artrosis pueden hacer ejercicio?

En el caso de personas con enfermedades reumáticas como la Artrosis o la Artritis, esto también resulta válido.  A pesar de las limitaciones propias de estas enfermedades como lo son el dolor, la rigidez, debilidad muscular y la fatiga, quienes padecen de estas enfermedades si pueden hacer ejercicio, incluso la actividad física les ayuda a disminuir todas estas molestias, enlentecer el deterioro articular al tiempo que le ayudará también a dormir mejor.

Consejos para evitar lesiones durante la actividad física

  • Prefiera ejercicios del tipo aeróbico como caminar, trotar o las bicicletas estáticas.
  • Si padece de artrosis en caderas o rodillas, o si tiene limitaciones para caminar o permanecer de pie, practique ejercicios en el agua como la natación.
  • Recuerde calentar siempre antes de hacer cualquier tipo de actividad física.
  • Use un calzado adecuado capaz de absorber el impacto.
  • Tenga presente que el dolor es un aviso de que algo no anda bien, si durante el ejercicio usted siente dolor deténgase, baje la frecuencia o la intensidad para evitar lesiones.
  • Hidratese bien antes y durante la actividad física, recuerde cuidar su piel con un protector solar adecuado. 



Ejercicios para pacientes con Artrosis



Además de la actividad física aerobica es necesario llevar a cabo una rutina regular de ejercicios para mantener la fuerza y la masa muscular, el rango de movilidad articular y la capacidad funcional.  Incluso los pacientes que han sido sometidos a cirugía articular y al reemplazo articular con prótesis en hombro, cadera o rodilla también deben ejercitarse, siguiendo los cuidados propios en cada caso y bajo vigilancia de su médico tratante.



Los distintos tipos de ejercicios que debe practicar las personas con Artrosis incluyen:

Ejercicios de Fortalecimiento. Mejoran la capacidad funcional, fortalecer los músculos contribuye a brindar mayor protección a las articulaciones previniendo el deterioro articular. Se debe trabajar de forma regional por grupos musculares de 3 a 5 veces por semana.

Ejercicios de Estiramiento. Mejoran la flexibilidad de las articulaciones, ayudan a lograr una mejor postura lo que disminuye la sobrecarga articular. Para ello se hacen actividades que estiran cada grupo muscular y se mantienen al menos por 30 segundos, esto ayuda a disminuir la rigidez matutina si se practica en la noche.

Ejercicios para la Coordinación y Equilibrio. Mejorar la coordinación y equilibrio son fundamentales para mejorar la marcha y prevenir las caídas, que son la principal causa de traumatismos y fracturas en los ancianos.

Ejercicios para la Propiocepción. La propiocepción es la capacidad que nos permite ubicar cada uno de nuestros segmentos corporales en el espacio, esto es particularmente importante para mantener el equilibrio.



Suscribete a este Blog y recibe este y todos nuestros artículos en tu correo