El Bienestar

Los ácidos grasos Omega 3 previenen la artrosis y detienen su progreso

Los ácidos grasos Omega 3 además de ser buenos para tu corazón, contribuyen a prevenir el daño en las articulaciones.

El paracetamol es al analgésico más seguro

El paracetamol, también conocido como acetaminofén es el analgésico más seguro, te explicamos por qué.

Lesiones por sobreentrenamiento

Llevar al músculo a una situación extrema lejos de fortalecerlo lo lesiona.

Divertículos: Una causa común de dolor en el abdomen

Los diverticulos son lesiones del colon capaces de producir dolor abdominal recurrente acompañado por cambios en las evacuaciones.

Día mundial contra el dolor

cada 17 de octubre se celebra el día mundial contra el dolor, ratificando el compromiso de médicos y pacientes a seguir juntos en la lucha por mejorar y recuperar la calidad de vida del paciente con dolor crónico.

Mostrando entradas con la etiqueta plasma rico en plaquetas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta plasma rico en plaquetas. Mostrar todas las entradas

martes, 2 de diciembre de 2014

Tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas en lesiones de rodilla


La articulación de la rodilla es una de las articulaciones que se lesiona con gran frecuencia, muchos son los mecanismos relacionados con este hecho, sin embargo los principales son la sobrecarga mecánica dada por condiciones como el sobrepeso, los traumatismos directos y los micro traumatismos por el impacto.  Son muchas las opciones de tratamiento disponibles para tratar las lesiones, sin embargo cada día hay mas evidencia científica a favor de terapias como la aplicación de Plasma Rico en Plaquetas para aliviar el dolor en esta articulación.


Esta articulación es bastante compleja, en ella intervienen los extremos de dos huesos largos como son la tibia y el fémur, por su cara anterior un fragmento oseo que se encuentra dentro de un tendón que es la rotula, en su interior consta de unos ligamentos que la estabilizan conocidos como ligamentos cruzados anterior y posterior, dos almohadillas con forma de media luna capaces de absorber el impacto que son los meniscos y finalmente una gran cantidad de tejido blando que la recubre y estabiliza, constituido por ligamentos, músculos,  tendones y bolsas serosas.

Cada una de estas estructuras es capaz de lesionarse dando origen a una diversidad de síntomas, entre los que destaca el dolor, por su magnitud y frecuencia.  Este puede tener diversas localizaciones dependiendo de la lesión que le dio origen, como se puede observar en la siguiente figura.






Si bien en las fases iniciales de cualquiera de estos procesos la lesión puede afectar a una estructura, en la medida que progresa el cuadro, especialmente si se mantienen las causas que lo originaron, se verán involucradas no una sino varias de forma simultánea. Esto explica hechos como por ejemplo que enfermedades degenerativas como la artrosis sean mas frecuentes en personas que han tenido un traumatismo, que tengan un trastorno en la alineación de la rótula o en aquellas que han tenido previamente una cirugía de los meniscos.

Es así como el dolor en la rodilla es producto de la acumulación de lesiones que finalmente afectaran la movilidad y con ello la capacidad de mantenerse de pie e incluso caminar.

El tratamiento de este tipo de afecciones busca aliviar el dolor, sin embargo esto no se logra si no se controlan los factores que llevaron a esta condición ya enunciados anteriormente, como es el caso del sobrepeso, los traumatismos y el impacto.

Por otro lado, síntomas como el dolor afectan la movilidad del paciente en búsqueda de lograr alivio, no es raro ver que estas personas dejan de llevar a cabo cualquier tipo de actividad física lo cual suma un nuevo trastorno que viene a agravar aun más las cosas como lo es la perdida del tono y la fuerza muscular por atrofia o debilitamiento de los músculos que rodean a la articulación.

En estos pacientes anteriormente se llevaban a cabo infiltraciones con esteroides intraarticulares, con ello se lograba aliviar el dolor y la inflamación que volvía al cabo de unos pocos meses, además de hacerlo a un precio muy alto para la salud del paciente, como lo era lesionar el cartílago y favorecer la aparición de osteoporosis, especialmente si estas inyecciones se aplicaban de forma periódica.

Posteriormente se dispone de otra herramienta de gran uso, con la que lograban buenos resultados sin los efectos adversos del esteroide como lo es el Ácido Hialurónico o Hialuronato Sódico.  El tratamiento con esta sustancia, procedimiento conocido como viscosuplementación, permite detener el proceso de deterioro del cartílago articular y por ende retrasa el desarrollo y progresión de la artrosis de la rodilla logrando que el paciente permanezca sin dolor por varios meses.

Finalmente llega desde el campo de la estética una técnica que cada día gana más espacio en el tratamiento de la artrosis y demás problemas degenerativos de la rodilla como lo es la aplicación de Plasma Rico en Plaquetas.  Este tratamiento logra no solo detener la inflamación y el deterioro articular sino que además es capaz de regenerar el tejido, lo cual permite una mayor efectividad en el alivio del dolor que además puede mantenerse por más tiempo.

Este tratamiento debe ser llevado a cabo por especialistas, requiere de una preparación previa para garantizar una mejor calidad del plasma obtenido, igualmente es necesario suspender los tratamientos que afecten la coagulación de la sangre antes de su colocación para poder así lograr los resultados esperados.  Normalmente se aplica  de forma mensual unas tres o cuatro sesiones, esto dependerá del grado de afectación de la articulación, estos ciclos se repetirán cada año o cada dos años si el dolor reaparece.

Si quieres más información sobre este tratamiento te invitamos a leer este articulo, allí encontrarás las 6 preguntas más frecuentes que se hacen los pacientes sobre este procedimiento:  




domingo, 24 de agosto de 2014

Lesiones del cartílago y su tratamiento





La gran mayoría de las enfermedades articulares se caracterizan por producir daño a las diversas estructuras que la componen,  en especial a una de ellas: el cartílago. Aquí te explicaremos que es exactamente esta estructura, cual es su función y de que forma terapias como la aplicación de Ácido Hialurónico y el Plasma Rico en Plaquetas pueden revertir este daño.


El Cartílago es un tipo de tejido que cumple importantes funciones de sostén, por lo que forma parte del tejido conectivo.  Existen muchos tipos de cartílago, como el que forma las orejas y el tabique de la nariz que tienen una función netamente estructural permitiendo darles su  forma característica.

En los huesos, desde el nacimiento y hasta la adolescencia, existe un tipo especial de cartílago que se ubica entre el extremo y la parte media de los huesos, este es el llamado cartílago de conjunción y es el responsable de permitir que el hueso crezca y por lo tanto que el niño aumente de estatura.  Al final de la adolescencia este cartílago es reemplazado por tejido óseo y el hueso se consolida.

Un tipo especial de cartílago es que el recubre a los huesos en las superficies en las que estos entran en contacto entre sí, es llamado cartílago articular.  Este tipo de cartílago permite que la superficie articular sea lisa facilitando el deslazamiento de los huesos, en la articulación de la rodilla existen dos estructuras cartilaginosas especiales que son los meniscos, estos cumplen una importante función al amortiguar el impacto durante caídas, saltos e incluso al caminar.

El cartílago es un tejido que no tiene vasos sanguíneos ni terminaciones nerviosas, se nutre por difusión de los nutrientes a partir del liquido sinovial.  

En enfermedades como la Artrosis, fenómenos como la sobrecarga mecánica y los microtraumatismos repetitivos originan pequeñas fisuras en el cartílago que finalmente lo erosionan exponiendo el hueso que se encuentra por debajo, llamado hueso  subcondral, esto es lo que produce el dolor característico de esta enfermedad.  

En otros tipos de artritis como la Artritis Reumatoide el daño al cartílago ocurre por mediación del sistema inmunológico, en un proceso de autoinmunidad en donde por diversas razones el organismo inicia una acción de ataque contra esta estructura que finalmente lleva a su destrucción.

Tratamiento de las lesiones de cartílago


El cartílago lesionado puede repararse con terapias y tratamientos que le brinden los constituyentes de matriz, a tal efecto existen dos tratamientos que son de gran ayuda:


  • Aplicación de Ácido Hialurónico.  Esta terapia tiene el nombre de Viscosuplementación, y consiste en la aplicación del ácido hialurónico dentro de la articulación para que de allí sea tomado para fabricar nuevo cartílago. (Ver más sobre este tratamiento).
  • Aplicación de Plasma Rico en Plaquetas. Los factores de crecimiento derivados de las plaquetas son sustancias que normalmente utiliza el organismo para reparar el daño en los diversos tejidos, como es el caso de heridas, fisuras, fracturas, esguinces  desgarros, entre otros.  La aplicación de estos factores dentro de la articulación permite activar los procesos de reparación del cartílago. (Ver más sobre este tratamiento).

Estas terapias pueden aplicarse en forma conjunta, su principal utilidad es en pacientes con artrosis, condromalacia de la rotula y lesiones de los meniscos, especialmente cuando se encuentran en fases iniciales o medias de la enfermedad.  Cuando se combinan con un esquema de rehabilitación física y modificación de factores como el sobrepeso y la obesidad pueden ayudar a recuperar a calidad de vida del paciente.



miércoles, 25 de junio de 2014

Tratamiento de la Artrosis




La Artrosis es la enfermedad musculo esquelética degenerativa más frecuente, hasta hace algunos años su tratamiento se limitaba al manejo del dolor, sin embargo la enfermedad progresaba llevando al deterioro funcional de la articulación afectada. Hoy en día en El Bienestar contamos con protocolos de tratamiento para la Artrosis que permiten no solo controlar y eliminar el dolor sino además reparar el cartílago, deteniendo así el progreso de la Artrosis y recuperando además la función con lo que mejora sustancialmente la calidad de vida de estos pacientes.


Las articulaciones son los componentes del esqueleto que nos permiten el movimiento y, por tanto, ser autónomos funcionalmente y relacionarnos con los demás. Están formadas por la unión de dos huesos a través de la cápsula articular, en su interior existe un fluido llamado líquido sinovial que es producido por la membrana sinovial. Los extremos óseos que se unen para formar la articulación están recubiertos por el cartílago articular, que es un tejido blando que permite y facilita el desplazamiento de los huesos entre sí.

En la Artrosis, el cartílago pierde sus propiedades y se vuelve más rígido, produciéndose fisuras y una disminución progresiva de su grosor. Llega un momento que éste, desaparece en algunas zonas de la articulación , lo que da lugar a roce entre los huesos, dolor y deformación. 

En fases posteriores también se afecta el hueso que sostiene el cartílago, formándose ostefitos, que son excrecencias óseas, que se forman en el margen de la articulación. Todo este proceso ocurre de forma lenta durante varios años.


Tratamiento de la Artrosis en El Bienestar


En El Bienestar contamos ya con más de quince años tratando pacientes con enfermedades musculo esqueléticas crónicas, esto nos ha llevado a desarrollar nuestros programa de tratamiento que aplicamos a los pacientes con Artrosis, este se basa en cinco aspectos fundamentales:

  • Alivio del dolor con terapias locales como la terapia neural.
  • Tratamiento farmacológico con medicamentos que alivien los síntomas combinados con medicamentos que contribuyan a detener y reparar el daño ocurrido en el cartílago articular.
  • Rehabilitación física, con lo cual recuperara la movilidad y fuerza de la articulación comprometida, brindándole una mayor resistencia ante la enfermedad.
  • Diagnostico y tratamiento del sobrepeso cuando este se encuentra presente, ya que este factor acelera el daño articular empeorando los síntomas de la Artrosis.
  • En los casos de Artrosis avanzadas recuperación del Cartílago con la aplicación de Viscosuplementación o Terapias con Factores de Crecimiento Plaquetarios. Estos tratamientos son especialmente útiles en pacientes con Artrosis avanzadas que desean evitar un tratamiento quirúrgico o la colocación de una prótesis.




Tratamiento con Plasma Rico en Factores de Crecimiento Plaquetarios


El Plasma Rico en Factores de Crecimiento Plaquetarios al ser aplicado de forma intraarticular detiene el proceso de degradación del cartílago articular y estimula la regeneración del mismo, igualmente permite reemplazar el líquido sinovial patológico reduciendo la inflamación. Estos cambios se traducen en una disminución significativa del dolor, con mejora en la movilidad y la función de la articulación, y por ende, en la calidad de vida del paciente.

El tratamiento con Plasma Rico en Factores de Crecimiento Plaquetarios es efectivo tanto en las fases intermedias o incipientes como en los grados más avanzados de esta enfermedad. En los casos intermedios o incipientes, la infiltración con Plasma Rico en Factores de Crecimiento Plaquetarios tiene un efecto protector y restaurador del equilibrio fisiológico del cartílago articular previniendo el deterioro de la articulación afectada por la Artrosis. En las artrosis graves de rodilla este tratamiento es capaz de contener el avance de la enfermedad y retrasar la solución definitiva que suele ser el reemplazo de la articulación por una prótesis. Lo más significativo, en estos casos graves, es la reducción del dolor y la recuperación de gran parte de la movilidad perdida.


Artículos relacionados


Tratamiento de la Artrosis con Ozono Ver Artículo