Los ácidos grasos Omega 3 previenen la artrosis y detienen su progreso

Los ácidos grasos Omega 3 además de ser buenos para tu corazón, contribuyen a prevenir el daño en las articulaciones.

El paracetamol es al analgésico más seguro

El paracetamol, también conocido como acetaminofén es el analgésico más seguro, te explicamos por qué.

Lesiones por sobreentrenamiento

Llevar al músculo a una situación extrema lejos de fortalecerlo lo lesiona.

Divertículos: Una causa común de dolor en el abdomen

Los diverticulos son lesiones del colon capaces de producir dolor abdominal recurrente acompañado por cambios en las evacuaciones.

Día mundial contra el dolor

cada 17 de octubre se celebra el día mundial contra el dolor, ratificando el compromiso de médicos y pacientes a seguir juntos en la lucha por mejorar y recuperar la calidad de vida del paciente con dolor crónico.

sábado, 31 de mayo de 2014

Magnesio: ¿Es eficaz contra el dolor?




El dolor crónico es un tipo de dolor de difícil tratamiento, a pesar del desarrollo de nuevos medicamentos no todos los pacientes encuentran el alivio buscado, por lo que cada día cobra más vigencia el uso de "otras alternativas", como es el caso del Magnesio.



En la búsqueda de un alivio al dolor los pacientes suelen ir más allá de los tratamientos farmacológicos indicados por su medico tratante, esto es debido a que el dolor crónico suele ser muy difícil de tratar y en algunos casos el paciente no queda completamente satisfecho con los resultados obtenidos o bien debe suspender una medicación que le resulta efectiva para aliviar el dolor pero le resulta intolerable por sus efectos secundarios.

En esta búsqueda son varios los productos y terapias que pueden enumerarse, sin embargo, uno de los que goza de mayor popularidad es el Magnesio, especialmente en una de sus presentaciones, el Cloruro de Magnesio.


¿Es realmente efectivo?


El Magnesio es una sustancia empleada desde hace mucho tiempo como tratamiento para el estreñimiento por sus bien conocidas propiedades laxantes, uno de los productos mas populares que lo incluyen en su composición es la Leche de Magnesia.

Al estudiar las vías del dolor y los distintos neurotransmisores involucrados en la percepción y transmisión del estimulo doloroso se llega también al estudio de los sitios donde estas sustancias deben tener algún tipo de efecto para dar origen a un síntoma o percepción, estos puntos de acción se conocen como receptores.

Uno de estos receptores es el receptor NMDA, este es un receptor que es estimulado cuando un neurotransmisor conocido como Glutamato se fija a el, una vez estimulado se activa participando en los procesos relacionados con la percepción del dolor y la "perpetuación o prolongación" de la sensación dolorosa en el tiempo, así mismo es el responsable de dos síntomas que son frecuentes en el paciente con dolor crónico: la hiperalgesia, en la que un estimulo doloroso resulta desproporcionadamente intenso y la alodinia, en la que un estimulo que normalmente no produce dolor resulta muy doloroso (como es el caso de un roce suave).

Todas estas alteraciones en la forma en que se percibe el dolor ocurren tras la activación de estos receptores NMDA, sin embargo así como tienen un activador, como es el caso del Glutamato, tienen además un inhibidor o inactivador, que es el Magnesio.

El rol del Magnesio en las vías del dolor es precisamente bloquear la transmisión de la señal dolorosa, lo cual puede explicar su efectividad como coadyuvante para aliviar el dolor. Seguramente este no es el único mecanismo existente, sin embrago es uno de los más conocidos y ampliamente descritos en la literatura.  

Mas allá de este rol en la modulación de la transmisión de la señal dolorosa al sistema nervioso, el Magnesio interviene en una gran cantidad de funciones en el organismo y se le han descrito varios efectos beneficiosos en enfermedades cardiovasculares y en enfermedades del sistema nervioso, como es el caso de las migrañas, los trastornos de la memoria y las convulsiones.



¿Alguna vez ha tomado magnesio para aliviar su dolor?, cuéntenos cuál ha sido su experiencia o testimonio



miércoles, 28 de mayo de 2014

Problemas con el Disco Intervertebral L5 - S1





Las lesiones de los discos intervertebrales son el origen de las hernias discales, estas lesiones suelen presentarse con mayor frecuencia en el disco intervertebral L5-S1, dado que a este nivel ocurre la mayor sobrecarga mecánica en la columna vertebral.

La columna vertebral se encuentra constituida por una serie de vertebras alineadas unas sobre otras que se encuentran separadas por una estructura blanda conocida como disco intervertebral. 

Las vertebras se agrupan por segmentos dando origen a las distintas regiones de la columna vertebral que de arriba hacia abajo son: columna cervical, columna dorsal, columna lumbar y región sacro-coccigea.

Los segmentos más móviles de la columna son la región cervical y la lumbar, esta mayor capacidad de  movimiento hace que además sean las zonas mayormente afectadas por lesiones de los discos que dan origen a las llamadas Hernias Discales.

Entre ambos segmentos, cervical y lumbar, existen una serie de diferencias que hacen que sean mas o menos susceptibles de lesionarse ante circunstancias como los esfuerzos posturales o la sobrecarga mecánica.

La columna lumbar tiene una condición que la diferencia notablemente de la región cervical y es que se encuentra sometida a una mayor sobrecarga mecánica, hechos como cargar y trasladar peso, adoptar posturas que sobrecarguen esta región como el inclinar el tronco hacia adelante tanto al estar de pie como al sentarse, así como el sobrepeso corporal y la obesidad constituyen factores de riesgo para que ocurran lesiones a este nivel y especialmente en su porción inferior como lo es el disco que separa la quinta vertebra lumbar de la primera vertebra sacra, conocido como disco L5 - S1.

La lesión de este disco puede ocasionar compromiso de la médula espinal o de las raíces nerviosas que de ella se desprenden, que a nivel de la región lumbar están destinados a brindar inervación a los miembros inferiores para permitirles la capacidad motora y la sensibilidad.  

El compromiso de las raíces nerviosas origina un dolor muy intenso y característico que se origina a nivel de la parte baja de la espalda y se irradia a la pierna por la cara posterior del muslo y por la cara externa de la pierna pudiendo llegar a los dedos de los pies, este dolor es percibido como una sensación de calambre o descarga eléctrica que recibe el nombre de Ciática.  En ocasiones pueden presentarse además molestias como sensaciones punzantes, hormigueo o gran sensibilidad al roce de la piel que pueden acompañarse por pérdida de la fuerza para levantar la pierna.

Ante este tipo de síntomas es necesario evaluar al paciente y practicar además un estudio de imagen que permita identificar los posibles cambios en el disco intervertebral, en este sentido el estudio indicado es la Resonancia Magnética ya que permite una clara visión de los tejidos blandos.

En esta imagen correspondiente a un estudio de Resonancia Magnética Lumbar se aprecia una Hernia Discal, el disco intervertebral se encuentra degenerado por eso su color mas oscuro y se puede notar que se ha roto, su parte posterior se ha desplazado hacia atrás comprimiendo las raíces  nerviosas  que transcurren por el canal medular lo que produce un dolor muy intenso a nivel lumbar que corre hacia las piernas. Cuando el daño al disco alcanza esta magnitud y estrecha el canal medular el paciente debe ser sometido a una cirugía. Este paciente tiene solo 30 años y refiere una historia de carga y traslados de peso desde edad temprana.


sábado, 24 de mayo de 2014

¿Qué es una Hernia Discal?





Las hernias discales son lesiones que ocurren en los discos interververtebrales, principalmente por malas posturas y esfuerzos, suelen producir dolor intenso que puede ser episódico o continuo; si bien son bastante molestas en la mayoría de los casos se pueden aliviar las molestias que provocan con tratamiento conservador, solo en un 20% de los casos ameritan cirugía.


La columna vertebral está constituida por una serie de huesos llamados vértebras, estas se disponen una sobre otras como bloques formando cuatro segmentos o regiones que de arriba abajo son la Región Cervical, Dorsal, Lumbar y Sacra, estas estructuras se unen entre sí por varios ligamentos.  En la parte anterior de las vértebras y separando las unas de otras se encuentra una estructura gelatinosa que se conoce como disco intervertebral, la cual tiene como función absorber los impactos generados sobre la columna vertebral.

Los discos intervertebrales están formados una región central llamada núcleo pulposo que se encuentra rodeada por una estructura firme conocida como anillo fibroso. Fenómenos como la sobrecarga, los impactos y las malas posturas favorecen el proceso de desgaste de los discos intervertebrales lo cual lleva a que estos inicialmente se abomben y protruyan hacia el canal medular, en fases más avanzadas es posible que el anillo fibroso se rompa con lo cual se produce la salida del núcleo pulposo dando origen a lo que se conoce como hernias discales.

Las hernias discales suelen ser más frecuentes en la región lumbar especialmente en su segmento inferior a nivel del disco que se encuentra entre la cuarta y quinta vértebra lumbar conocido como (L4-L5) así como entre la quinta vértebra lumbar y la primera saca (L5-S1). 

Este fenómeno se relaciona con el hecho de que la  región lumbar es el segmento de la columna vertebral que tiene más sobrecarga mecánica.  El segundo lugar en frecuencia de aparición de los problemas discales es la columna cervical en donde los esfuerzos posturales suelen ser los desencadenantes.

La principal manifestación de las hernias discales es el dolor, este se presenta en forma episódica con algún desencadenante identificable, suele durar varios días tras los cuales mejora, muchas veces desaparece para volver a presentarse ante un nuevo desencadenante, con el tiempo cada reagudización suele ser más intensa y tardar más días en mejorar.

Este dolor tiene relación directa con posturas particulares y esfuerzos, aliviando con el reposo. Cuando estamos en presencia de una hernia discal la salida del material hacia el canal medular puede comprimir raíces nerviosas cercanas produciendo entonces un cambio en el patrón del dolor que se torna más intenso, pasando de un carácter opresivo a otro punzante o quemante, pueden asociarse síntomas como calambres o corrientazos que irradian a los brazos o las piernas (este último caso es lo que se conoce como Ciática), en casos más severos puede evidenciarse cambios en la sensibilidad e incluso disminución de la fuerza muscular del miembro afectado.  Ante estos síntomas la presencia de una hernia de disco se confirma con estudios de imágenes como la Resonancia Magnética, que permite identificar claramente si hay una lsión de los discos y cuál es el grado de la misma.



¿Cuál es el tratamiento de las hernias discales?



El tratamiento de las hernias discales dependerá de factores como la intensidad del dolor y del grado de afectación de las raíces nerviosas, fenómeno conocido como Radiculopatía.  

Hasta en un 80% de los casos puede resolverse el cuadro doloroso con un tratamiento conservador combinando medicamentos antiinflamatorios y relajantes musculares con rehabilitación física, esto debe acompañarse por cambios posturales, disminución del peso corporal y fortalecimiento de los músculos de la espalda para evitar recaídas.  

Cuando hay radiculopatía el manejo cambia ya que el tratamiento se basa en medicamentos capaces de bloquear las señales de dolor que llegan al cerebro, conocidos como Neuromoduladores, reposo y rehabilitación física, si estas medidas no son eficaces o hay progresión de los síntomas neurológicos (cambios en la sensibilidad y disminución de la fuerza muscular) deberá plantearse la resolución con cirugía.


sábado, 17 de mayo de 2014

Practicar Yoga es efectivo para aliviar el dolor






La práctica de actividades físicas como el Yoga tienen un abordaje más holístico que los métodos de tratamiento convencionales para el dolor, debido a que consta de varios componentes principales que abarcan factores como las posturas, la concentración, la meditación y la respiración, aunque buena parte de su efecto beneficioso proviene de los estiramientos necesarios en las diversas posturas.


El dolor lumbar constituye la principal causa de consulta al médico; además, es una de las principales causas de dolor crónico en la población general y la primera causa de ausentismo laboral por reposos médicos.  Diversos estudios han confirmado que se presenta hasta en el 80% de la población. Un padecimiento que puede afectar a ambos sexos, teniendo un pico de incidencia entre los 30 a 50 años, generalmente se presenta como crisis o episodios de varios días de duración que alternan con periodos en los que la persona se encuentra asintomática.   

Su principal causa es de tipo mecánico por contractura muscular, degeneración de los discos intervertebrales y lesiones de grado variable del esqueleto regional principalmente la artrosis de columna (conocida como espondiloartrosis), todo ello relacionado con la sobrecarga mecánica asociada a factores como las malas posturas, los esfuerzos y la obesidad; esto se encuentra favorecido cuando hay poco desarrollo muscular lo que es frecuente en personas sedentarias.

Sin embargo, varios estudios han demostrado efectos beneficiosos de la práctica del Yoga en pacientes con dolor lumbar, específicamente en la disminución del dolor y la necesidad de usar analgésicos.  Los efectos de este ejercicio pueden evidenciarse al cabo de seis semanas tras el inicio del mismo, cuando se realiza al menos una hora al día, dos veces a la semana. 

Otro factor que muestra una notable mejora en los pacientes estudiados son la discapacidad y el nivel de estrés, lo evidencia un progreso en la calidad de vida con esta práctica al mejorar no solo el dolor sino además al tener un efecto sobre los factores de tipo emocional que acompañan al dolor crónico.

En el tratamiento del dolor crónico los mejores resultados obtienen con un tratamiento multidisciplinario, se hace necesario combinar el tratamiento médico farmacológico con terapias como la rehabilitación física, terapia ocupacional, higiene postural, disminución del peso corporal y la práctica regular de algún tipo de actividad física sin impacto a tolerancia como caminar, hacer elípticas, bicicleta estática  o nadar, los resultados pueden ser o mejores si se incluye la práctica de actividades como el yoga de forma regular. 


Este tratamiento combinado permite lograr un efecto positivo disminuir tanto el dolor como la discapacidad, al tiempo de controlar factores negativos asociados con el dolor crónico como lo son el estrés la ansiedad y la depresión, todo lo cual redunda en mejorar la calidad de vida de estos pacientes.






Artículos relacionados

6 Consejos para prevenir el Dolor Lumbar  Ver Artículo

Artrosis y Ejercicio  Ver Artículo





miércoles, 14 de mayo de 2014

Fibromialgia, insomnio y alteraciones del ánimo


La Fibromialgia es un problema de salud crónico muy común caracterizada por dolor y sensibilidad generalizada en articulaciones y músculos.  Fue reconocida como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud en el año 1992. 

Dentro de sus criterios, el dolor generalizado debe estar presente durante al menos 3 meses en los 4 cuadrantes del cuerpo (lados derecho e izquierdo del cuerpo, y por arriba y por debajo de la cintura), además de dolor en el esqueleto axial (columna cervical o tórax anterior o columna dorsal o lumbar). El dolor debe referirse a la presión digital de al menos 11 de los 18 puntos sensibles establecidos y conocidos por el médico.

Se desconoce la causa de la fibromialgia, pero se cree que se debe a una función anormal del sistema nervioso central, que origina una “amplificación” de las señales normales de dolor. De tal manera, los estímulos que no causarían dolor en la mayoría de las personas, provocan dolor en las que tienen fibromialgia (ver artículo A que se debe el dolor de la Fibromialgia)

El dolor y la sensibilidad tienden a ser episódicos (crisis de dolor) y generalizados. Con frecuencia, quienes padecen de fibromialgia presentan dificultades para dormir y al despertar se sienten fatigados, con disminución de concentración, memoria, y alteración del ánimo. 

A veces, el cansancio es un problema mucho más grave que el mismo dolor. Los individuos con fibromialgia pueden presentar dificultades al concentrarse o al realizar tareas mentales sencillas. Estos problemas aparecen y desaparecen y a menudo son más marcados en momentos de agotamiento o ansiedad extremos. Todo esto influye de manera negativa en su rutina diaria, siendo catalogados erróneamente como perezosos y poco productivos.

En la fibromialgia se ha reportado una prevalencia de depresión significativamente mayor que en el resto de la población general; casi un 70% de los pacientes diagnosticados con fibromialgia presentan algún grado de depresión; 30% padecen depresión y/o ansiedad, además de trastornos del sueño que ameritan medicación en algún momento de su evolución, pues de no hacerlo agravan y cronifican su curso de la enfermedad. 


La ansiedad es una respuesta patológica del temor que se puede sentir ante ciertas situaciones de la vida cotidiana en forma de estrés, como una sensación de malestar e inquietud que se generaliza a su actividad diaria y que empeora la condición dolorosa. La depresión es un estado de ánimo negativo, que hace que el paciente pierda la capacidad y el deseo de enfrentarse ante cualquier situación y ante la vida cotidiana, por lo que empeora de una forma intensa su condición dolorosa.

Cuando se interrumpe la fase del sueño, denominada “sueño profundo”, se alteran ciertas funciones del organismo humano, como lo la producción de las hormonas necesarias para restaurar el tejido muscular, y los niveles de sustancias que controlan la manera en la que una persona percibe el dolor. 

Está claro que los problemas del sueño pueden empeorar los síntomas de la fibromialgia y el mejoramiento de éste es una parte integral para controlarla. 



sábado, 3 de mayo de 2014

Tengo Fibromialgia



Dolor en todas partes, cansancio, decaimiento, ansiedad, depresión, insomnio......¿Te suenan familiar? Son los principales síntomas de una enfermedad llamada Fibromialgia.  Los pacientes con estos síntomas suelen pasar mucho tiempo peregrinando de medico en medico, pasando por psicólogos y psiquiatras hasta que logran obtener este diagnóstico.

La Fibromialgia es una enfermedad cada día más frecuente y aún poco comprendida, en nuestra practica hemos visto que ademas de los tratamientos médicos factores como cambios en el estilo de vida son de gran ayuda para estos pacientes.

Queremos dedicar un espacio en este blog para compartir las experiencias de las personas que padecen Fibromialgia y crear un gran foro en donde podamos participar y compartir experiencias. Así mismo encontraras links a otras paginas y blogs relacionados.

Si quieres participar puedes dejarnos tus comentarios, de esta manera podrán ser vistos por otras personas que estén pasando por lo mismo que tu.



Artículos sobre Fibromialgia



¿Qué puedo hacer en caso de Fibromialgia?   Ver artículo

FIBROMIALGIA, Un dolor difícil de entender   Ver artículo

Qué tiene que ver la Fibromialgia con el consumo de Maní   Ver artículo