El Bienestar

Los ácidos grasos Omega 3 previenen la artrosis y detienen su progreso

Los ácidos grasos Omega 3 además de ser buenos para tu corazón, contribuyen a prevenir el daño en las articulaciones.

El paracetamol es al analgésico más seguro

El paracetamol, también conocido como acetaminofén es el analgésico más seguro, te explicamos por qué.

Lesiones por sobreentrenamiento

Llevar al músculo a una situación extrema lejos de fortalecerlo lo lesiona.

Divertículos: Una causa común de dolor en el abdomen

Los diverticulos son lesiones del colon capaces de producir dolor abdominal recurrente acompañado por cambios en las evacuaciones.

Día mundial contra el dolor

cada 17 de octubre se celebra el día mundial contra el dolor, ratificando el compromiso de médicos y pacientes a seguir juntos en la lucha por mejorar y recuperar la calidad de vida del paciente con dolor crónico.

Mostrando entradas con la etiqueta cervical. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cervical. Mostrar todas las entradas

jueves, 1 de diciembre de 2016

¿Sientes un traquido al mover la cabeza? Cuidado, tu columna cervical pudiera estar lesionada

El traquido es una sensación de chasquido que se presenta cuando una articulación efectúa algún tipo de movimiento.  Muchas veces no solo es perceptible, sino además audible, pudiendo ser señal de algunas lesiones ubicadas en la columna cervical.


Los huesos se encuentran revestidos por un tejido especial conocido como cartílago en los sitios en los que se unen o articular con otros huesos. Este cartílago cumple una importante función, al brindar una superficie lisa que facilita el desplazamiento de los huesos lo cual lleva a que finalmente ocurra el movimiento.

Cuando este tejido se lesiona, su afectación se manifiesta como erosiones, lo cual hace que su superficie se torne rugosa añadiendo fricción al movimiento, lo que se percibe inicialmente como una sensación de “tener arena en el cuello” que progresa a la aparición del traquido.

¿Por qué ocurre la lesión del cartílago articular?


El cartílago es un tejido vulnerable a la sobrecarga mecánica que es resultado de la adopción de posturas sostenidas por largos periodos de tiempo, lo que es cada vez más frecuente cuando se llevan  a cabo actividades laborales que ameriten del uso del ordenador, tabletas o teléfonos inteligentes.

Otra condición relacionada con el desarrollo de lesiones del cartílago es la práctica de actividades deportivas con impacto, tales como correr y rodar bicicleta.  Si bien este tipo de actividades afectan con mayor frecuencia a la columna lumbar, son capaces de agravar trastornos de segmentos superiores de la columna vertebral como es el caso de la columna cervical.

 

El traquido articular es una señal temprana de enfermedades como la Artrosis


La lesión del cartílago es el mecanismo que lleva al desarrollo de la Artrosis, principal trastorno degenerativo del aparato locomotor que llega a afectar a más del 80% de las personas mayores de 70 años.

Podemos decir entonces que el traquido es una señal temprana de artrosis, si este no es tomado en cuenta o no se llevan a cabo las intervenciones necesarias para detener el progreso del desgaste articular se asociaran nuevos síntomas como el dolor de la articulación con el movimiento y la deformidad producto de la degeneración de la articulación, por suerte esta nunca es tan incapacitante como la deformidad asociada a otras enfermedades reumáticas, en especial la artritis reumatoidea.

La presencia de traquido amerita llevar a cabo evaluaciones médicas pertinentes para evaluar el estado de las articulaciones entre las vértebras, con la finalidad de iniciar un tratamiento temprano y evitar el progreso hacia una artrosis.


Muchas veces la corrección de las malas posturas junto con la adopción de las pausas activas es suficiente para detener esta molestia, en algunos casos puede ser necesario llevar a cabo tratamientos como la fisioterapia con lo que suele mejorar mucho esta condición.

viernes, 25 de noviembre de 2016

Dolor en el Cuello



La vida sedentaria, la falta de ejercicios, las malas posturas y los esfuerzos físicos excesivos atentan contra la salud de la columna, en especial de la columna cervical.  La higiene postural y la ergonomía nos enseñan a llevar a cabo nuestras actividades diarias adoptando posturas distintas con la finalidad de evitar  posibles lesiones.


A que se debe y como afrontarlo


La columna vertebral permite un amplio rango de movimientos de nuestro cuello y espalda, muchos de ellos llevados a cabo de forma casi inconsciente hasta que algún tipo de dolor en esta localización limita la normal actividad haciéndonos ver cuan importante es esta estructura para nuestra vida diaria. 

La columna vertebral esta formada por 33 huesos, llamados vértebras, divididos en cinco segmentos, las primeras siete vértebras conforman la columna cervical,  entre las vértebras se ubican unas estructuras blandas en forma de anillos conocidos como discos intervertebrales, que actúan como un amortiguador que facilita los movimientos.  Por ser la columna cervical una de las partes más movibles de la columna vertebral, tiene  grandes probabilidades de desgastarse y sufrir lesiones, aunado a esto las malas posturas condicionan que los discos se sometan a una carga deformante debida a la presión adicional, lo cual conlleva a que tiendan a desplazarse de su normal localización dando origen a las hernias discales.

Dolor en el cuello: ¿Cuál es su origen?


En la gran mayoría de los casos, en especial en adolescentes y adultos jóvenes, el dolor de espalda se asocia con la ejecución de actividades en las que se requiere esfuerzo o  bien se llevan a cabo con malas posturas.  La exposición a estos factores a lo largo de nuestra vida lleva a un deterioro progresivo de la normal anatomía que abre paso a la aparición de la enfermedad degenerativa más frecuente del ser humano conocida como artrosis u osteoartritis.

Los malos hábitos posturales y los esfuerzos producen con el tiempo microtraumatismos que inicialmente suelen ser asintomáticos, pero luego se van presentando molestias de tipo tensión y contractura muscular, limitación para mover el cuello hacia los lados, molestias tipo calambres, corrientazos hacia los brazos y manos.   

Una de las molestias más características que se presenta cuando ya hay desgaste del cartílago es el traquido articular, percibido como una sensación de ruido o de arena a nivel del cuello con los movimientos.  Los vasos sanguíneos que se dirigen a la cabeza también son afectados por las lesiones de la columna cervical, lo que explica la aparición de síntomas como mareos, vértigos, cansancio mental y embotamiento que también pueden presentarse en esos casos.


Las malas posturas que afectan la columna cervical


Dado que la columna cervical es la parte más móvil de la columna vertebral, presenta grandes posibilidades de desgaste, en especial si se somete a posturas inadecuadas sostenidas por períodos de tiempo prolongados.  Esto suele ocurrir con frecuencia en los siguientes casos:



  • Trabajo con computador, puede condicionar un esfuerzo de flexión o extensión del cuello de acuerdo con a altura a la que se encuentre el monitor.  Lo ideal es que el borde superior de la pantalla quede a la altura de la vista.
  • Trabajo con la vista fija en documentos que se tienen sobre el escritorio, esto produce un esfuerzo sostenido en flexión del cuello. Si debe trabajar transcribiendo documentos es recomendable el uso de un atril ya que permite mantener los papeles más cerca de los ojos y en un ángulo que facilita reducir la flexión del cuello.
  • Uso del teclado,  si no se usa un soporte adecuado para apoyar los brazos se genera tensión en los hombros y la arte alta de la espalda, esto ocurre también cuando la silla no posee apoyabrazos.
  • Asiento, debe tener altura ajustable, con posibilidad de inclinar el respaldar hacia delante y hacia atrás, es recomendable que disponga de apoyabrazos.
  • Actividades domésticas en la que se mantenga el cuello en extensión,  como tender ropa, limpiar vidrios y gabinetes altos.
  • Actividades en las que se mantenga el cuello en flexión,  como leer y ver televisión en la cama con varias almohadas bajo la cabeza.

jueves, 21 de agosto de 2014

Sujetar el teléfono con el hombro puede ocasionar lesiones







Hablar por teléfono es una actividad rutinaria que forma parte de la vida cotidiana, asuntos laborales, recados, invitaciones, planificación de eventos y hasta visitas sociales se llevan a cabo por vía telefónica. Por si solo este hábito no acarrea ningún riesgo, sin embargo si se hace durante actividades que requieran mantener las manos ocupadas, adoptando además posturas inadecuadas, puede acarrear consecuencias para la salud.


En ocasiones estas llamadas son algo inoportunas y deben ser atendidas mientras se llevan a cabo otras actividades que requieren del uso de las manos lo que hace que para poder seguir conversando la persona se vea en la necesidad de adoptar una de las posturas más dañinas para la columna cervical: flexionar el cuello de lado para poder sujetar el teléfono entre el oído y el hombro.

Esta postura totalmente anti ergonómica es capaz de originar sobrecarga sobre los discos intervertebrales ubicados en la columna cervical, si ocurre esporádicamente o por poco tiempo no suele acarrear consecuencias, sin embargo cuando se vuelve un hábito rutinario y se mantiene por largos períodos de tiempo puede originar tensión muscular y contracturas en los músculos del cuello, si a pesar de esto se mantiene el hábito se producirían entonces cambios degenerativos que darán paso al desarrollo de Artrosis de la columna cervical, también conocida como Cervicoatrosis.

La Artrosis cervical es una enfermedad que produce dolor al mover el cuello, siendo característicos que durante los movimientos la persona sienta un traquido o tenga la sensación de que tiene arena o un roce en el cuello, en muchos casos el traquido puede ser audible para las personas que se encuentran alrededor.  Otro síntoma que acompaña a esta enfermedad es el mareo o vértigo con los cambios de posición de la cabeza.

Si bien es poco frecuente, han ocurrido casos de accidentes cerebrovasculares cuando se mantiene esta posición por un período de tiempo prolongado. Esto es debido a que detrás del oído hay un fragmento de hueso con forma de una aguja que se localiza cerca de una importante arteria del cuello llamada Arteria Carótida, cuando este fragmento llamado Apófisis Estiloides es un poco más largo (lo que puede ocurrir como una variante anatómica normal en algunos individuos) es capaz de comprimir la arteria o incluso desgarrarla al mantener el cuello el flexión lateral si ademas de llevan a cabo movimientos simultáneos de rotación, esto produce una hemorragia que afecta la circulación cerebral ocasionando este tipo de accidente vascular. 


¿Cuál es la forma correcta?


Lo ideal es no hablar por teléfono mientras se lleva a cabo otra actividad, cuando esto no sea posible deberá entonces procurarse hacerlo sujetando el auricular con una mano y no con el hombro o ayudarse con el uso de dispositivos como los auriculares, manos libres o altavoz, que permiten mantener la conversación sin caer en posturas viciosas.

martes, 17 de junio de 2014

Las carteras: Mientras más grandes ¿mejor o peor?




Muchas veces las mujeres solemos trasladar objetos que nos resultan “necesarios”, sin embargo el numero de objetos a cargar es directamente proporcional al tamaño de la cartera, que cada día resulta ser mayor.  La moda en parte ha favorecido esta tendencia ya que las carteras han sido incluidas como parte del vestuario y es prácticamente imposible salir sin ellas.

El hombro es la articulación con mayor rango de movimientos, interviene en una serie de funciones relacionadas con poder llevar a cabo las distintas actividades de la vida diaria. Esto hace que sea una articulación frecuentemente sometida al sobreuso y a los esfuerzos, incluso es también el blanco de lesiones relacionadas con la sobrecarga mecánica relacionada con el traslado de objetos pesados como los bolsos y carteras, esto se ve agravado por el hecho de que al cargar peso inconscientemente se eleva el hombro lo cual agrava aún más las cosas.

Esta tendencia no ha tardado en poner en evidencia que el hombro no es una articulación diseñada para cargar peso, hecho que se corrobora con la aparición de una serie de molestias relacionadas con la sobrecarga.

El principal síntoma relacionado con las lesiones de los hombros es el dolor, que suele ser como una presión que abarca todo el hombro y puede incluso irradiar hacia el brazo.  Los movimientos como elevar los brazos por encima de la cabeza son también muy dolorosos e incluso pueden estar limitados, finalmente la rotación del hombro para llevar a cabo actividades como peinarse, abrocharse el sostén o rascarse la espalda suelen ser muy dolorosas y difíciles de ejecutar.

Además del hombro, las carteras pesadas producen tensión en el cuello por contractura muscular, esto puede dar origen a un tipo de dolor de cabeza muy intenso y molesto que se conoce como cefalea tensional.

Inicialmente estas molestias pueden presentarse al usar las carteras, pero si se insiste en cargar este peso excesivo los síntomas pueden volverse continuo interfiriendo con las actividades diarias y afectando la calidad de vida.


Consejos para evitar lesiones por el uso de carteras

  1. Haz una lista de los objetos que se normalmente se encuentran en tu cartera y que realmente has usado en las últimas dos semanas, eso es lo que realmente debes cargar.
  2. Compra carteras de tamaño mediano, seguramente si usas carteras grandes te veras tentada a colocarle más objetos en su interior.
  3. Evita las carteras con muchos adornos o accesorios metálicos, ya que de por si son pesadas.
  4. Procura usar objetos en versión viajera, es decir cremas, estuches de maquillaje, cepillos de tamaño pequeño.
  5. Prefiere carteras de tiras anchas y suaves, evita las tiras finas y las metálicas.
  6. Si tienes que cargar objetos como zapatos, ropa o tabletas usa un bolso de mano y no lo coloques en tu cartera.
  7. Procura alternar la cartera entre ambos hombros, evita usarla siempre del mismo lado.
  8. Cuando sea posible prefiere carteras tipo morral y úsala de forma adecuada de forma tal que el peso se distribuya por igual entre ambos hombros.
  9. El peso total de tu cartera no debe pasar el 10% de tu peso corporal.



Para finalizar te dejamos una pregunta curiosa: 

¿Alguna vez has pesado tu cartera?

Hazlo y nos cuentas, seguro te alarmarás…





viernes, 28 de febrero de 2014

Qué hacer en caso de dolor en el cuello, ¿Cuál es su tratamiento?






Existe una serie de consejos útiles para prevenir la aparición de dolor en el cuello, todos ellos enfocados en la adopción de posturas correctas.  Sin embargo cuando el dolor ya está presente se hace necesaria la ayuda de un especialista.



El dolor en el cuello, también conocido como Cervicalgia es una molestia muy frecuente, especialmente en las mujeres, que en la mayoría de los casos se relaciona con un estado de tensión muscular asociado con  la adopción de malas posturas al llevar a cabo las actividades diarias.

Desde el punto de vista médico,  al momento de evaluar a un paciente que consulta por dolor en la columna cervical, el punto de partida corresponde a una evaluación física detallada tanto de las estructuras del cuello como del organismo en general para descartar una serie de problemas responsables de la aparición de dolor en el cuello distintos a los problemas musculares, en estos últimos cabe descartar alteraciones de la glándula tiroides, amígdalas, articulación temporomandibular, infecciones y tumores. 

Una vez identificada la causa se determina la necesidad de practicar estudios complementarios, muchas veces el examen físico es suficiente sin embargo, cuando se hace necesario, una radiografía o una resonancia magnética suelen ser de gran ayuda. 


Tratamiento del dolor en el cuello



En materia de tratamiento en los centros de terapia del dolor se cuenta con opciones de terapias que van más allá de la prescripción de algún analgésico o relajante muscular, los problemas dolorosos del cuello deben complementarse con terapias locales para eliminar el dolor como la terapia neural y los bloqueos, en muchos casos se acompañan por un programa de rehabilitación que permite eliminar las contracturas de los músculos y recuperar la normal movilidad del cuello, así como por actividades de terapia ocupacional en las que se enseña a la persona a llevar a cabo sus actividades diarias sin lesionarse y una rutina sencilla de estiramientos y técnicas de relajación que podrá efectuar en su hogar u oficina para evitar que las molestias vuelvan a aparecer.  


Consejos útiles para prevenir el dolor en el cuello


  • Evite las posturas sostenidas, en especial en flexión, si debe hacerlo interrumpa la postura cada 45 minutos y haga movilizaciones del cuello.
  • Evite mirar hacia arriba y hacia debajo de forma rápida o forzada.
  • Cuando cargue peso trate de llevar pequeñas cantidades y repartidos entre ambos brazos.
  • Cuide la postura frente al computador, no solo en la oficina, observe estos cuidados también en su  casa. Procure que el borde superior del monitor se encuentre a la altura de sus ojos.
  • Evite dormir boca abajo, la mejor postura al dormir es de medio lado con una almohada pequeña  bajo el cuello y otra almohada en el espacio entre ambas rodillas.
  • Procure hacer ejercicios con regularidad, en especial estiramientos de los músculos del cuello,  acompáñelos por alguna técnica de relajación.
  • No se automedique y consulte al médico si las molestias persisten.






Consecuencias de no tratar adecuadamente el dolor en el cuello


Cuando los problemas de la columna cervical no reciben un tratamiento adecuado suelen volverse crónicos, es decir sostenidos en el tiempo, afectando las emociones, el sueño y el ánimo de quien los padece.  Si este es su caso, no debe acostumbrarse a sentir dolor, busque ayuda especializada y seguramente además de vivir sin dolor, recuperará su calidad de vida.