El Bienestar

Los ácidos grasos Omega 3 previenen la artrosis y detienen su progreso

Los ácidos grasos Omega 3 además de ser buenos para tu corazón, contribuyen a prevenir el daño en las articulaciones.

El paracetamol es al analgésico más seguro

El paracetamol, también conocido como acetaminofén es el analgésico más seguro, te explicamos por qué.

Lesiones por sobreentrenamiento

Llevar al músculo a una situación extrema lejos de fortalecerlo lo lesiona.

Divertículos: Una causa común de dolor en el abdomen

Los diverticulos son lesiones del colon capaces de producir dolor abdominal recurrente acompañado por cambios en las evacuaciones.

Día mundial contra el dolor

cada 17 de octubre se celebra el día mundial contra el dolor, ratificando el compromiso de médicos y pacientes a seguir juntos en la lucha por mejorar y recuperar la calidad de vida del paciente con dolor crónico.

Mostrando entradas con la etiqueta lesiones deportivas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta lesiones deportivas. Mostrar todas las entradas

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Desgarro muscular, ¿Que hacer cuando ocurre?


Una de las causas mas comunes de dolor intenso de aparición súbita al hacer un movimiento brusco es el desgarro muscular, que es debido a la ruptura de las fibras musculares.

Los desgarros musculares ocurren con frecuencia, no son lesiones exclusivas de deportistas durante practicas deportivas, también son comunes durante las actividades diarias o incluso pueden ser consecuencia de traumatismos durante caídas accidentales o de la serie de movimientos que se llevan a cabo de forma inconsciente para evitar caer al tropezar.
El desgarro ocurre cuando un músculo es sometido a una tensión para la que no estaba preparado, principalmente cuando el músculo se encuentra frío, es decir, no se había preparado para hacer el esfuerzo, esta es la razón por la que es fundamental que las personas que practican actividades deportivas lleven a cabo un  calentamiento previo, ya que este prepara al músculo para los movimientos evitando así que se lesionen.

¿Como reconocer un desgarro muscular?

Lo más característico es la presencia de un dolor muy intenso que aparece de forma súbita y puede asociarse con la ejecución de un determinado movimiento.
Al desgarrarse las fibras musculares, por lo general se desgarran también pequeños vasos sanguíneos que se localizan cerca del músculo, lo cual lleva a que haya una hemorragia localizada que da origen a un hematoma que es percibido como una masa dolorosa que cambia la coloración en la piel que se ubica sobre él, al inicio es de color rojo intenso pero con el pasar de los días va tomando diversos colores que van del morado al verde, hasta que finalmente desaparece.
La ruptura del músculo produce ademas inflamación, por lo que al área aumenta de volumen, se pone roja y es caliente al tacto.  Dependiendo de la magnitud de la lesión puede haber también retracción de los extremos del músculo desgarrado, lo que se palpa como una masa, e incluso puede haber limitación para llevar a cabo un determinado movimiento.
Estas manifestaciones indican que el músculo se ha desgarrado. Para poder precisar mejor el alcance la lesión, puede complementarse el examen físico con estudios de imagen como el ultrasonido músculo esquelético o la resonancia magnética

¿Qué hacer ante un desgarro muscular?

Existe una serio de medidas que son de gran ayuda para aliviar las molestias y lograr recuperarse más rápidamente, estas incluyen.


    • Suspender la actividad física.
    • Colocar frío local, lo ideal es colocar hielo o una compresa de gel fría, esto debe hacerse por espacio de 15 minutos cada hora, debe usarse un paño o trozo de tela sobre la piel para evitar una quemadura por el frío.
    • Elevar la zona afectada, esto contribuirá a bajar la inflamación
    • Reposar por algunos días, en especial deberá evitar movilizar la parte afectada.
    • Aplicar una crema a base de antiinflamatorios o árnica.
    • Si el dolor persiste o es muy intenso acuda al medico, en algunos casos los desgarros musculares pueden afectar estructuras vecinas como los nervios o incluso el hueso y solo los estudios apropiados podrán poner en evidencia otras lesiones asociadas.


    miércoles, 2 de noviembre de 2016

    Lesiones por Sobreentrenamiento




    El sobreentrenamiento es un fenómeno que lleva al musculo a una situación extrema, en la que inicialmente se presenta la fatiga y posteriormente pueden aparecer lesiones que se acompañan por dolor y limitación para el movimiento como principal síntoma.




    El sobreentrenamiento puede aparecer en personas que van continuamente a gimnasios o que practican una actividad deportiva, cuando se exceden en su rutina de entrenamiento. El ejercicio es una actividad que representa una gran demanda para el organismo, siendo necesario permitirle a los músculos que se adapten a la misma. 

    La sobreutilización puede llevar al desarrollo de lesiones como las contracturas musculares, tendinitis, bursitis o incluso un tipos especiales de fractura como la  fractura por avulsión la cual por lo general se debe al arrancamiento de la superficie ósea sobre la que se inserta un tendón y las fracturas por estrés que son el resultado de la aplicación de fuerzas repetidas por un largo tiempo sobre una determinada superficie ósea.

    El uso excesivo de los músculos produce inicialmente cansancio, también es posible que se la actividad física se realice por un mecanismo anaeróbico, en el cual se produce ácido láctico que se acumula en los músculos en forma de nódulos que resultan muy dolorosos.


    Las lesiones por sobreentrenamiento son más frecuentes en deportistas ocasionales


    Este tipo de lesiones son más frecuentes en los deportistas ocasionales como los deportistas de fin de semana, ya estos últimos no llevan a cabo las actividades previas como el calentamiento, muchas veces no utilizan los implementos deportivos adecuados e incluso pueden desconocer aspectos como la nutrición durante cada fase del ejercicio y secuencias de intensidad y repeticiones que son bien dominadas por quienes practicar ejercicio regularmente o con un entrenador.

    Los principales errores que llevan al sobreentrenamiento son  llevar a cabo acciones como aumentar la intensidad del ejercicio de forma abrupta o incluir cambios que aumenten la resistencia como correr en pendientes o aumentar el peso, esto puede verse agravado si no se sigue un plan de alimentación e hidratación adecuado.

    Cómo prevenir las lesiones por sobreentrenamiento


    Las lesiones por sobreentrenamiento pueden ser prevenidas si se planifica la actividad física, debe llevarse a cabo el diseño de una rutina que especifique el tipo de ejercicio, el número de repeticiones, el peso o resistencia e incluso los periodos de reposo y descanso que tome en consideración que los cambios deben ser progresivos y a tolerancia al tiempo que deben alternar los distintos grupos musculares.

    La actividad física es un asunto que debe ser tomado en serio.  Por lo general es recomendable iniciarla guiado por un entrenador o por un fisioterapeuta para evitar lesiones y lograr los efectos buscados. El ejercicio debe incrementarse de forma progresiva alternando entre los músculos empleados.  Tan importante como la rutina es la alimentación apropiada antes y después de entrenar así como mantener unos adecuados niveles de hidratación.


    Qué hacer si se presenta dolor posterior al entrenamiento


    El dolor que sigue al sobreentrenamiento puede ser debido a la fatiga o a una lesión, por lo que es necesario identificar su origen y proceder de forma adecuada.  Por lo general el primer paso ante el dolor muscular es aplicar hielo por 5 a 10 minutos sobre el área afectada, para ello pueden usarse compresas frías de gel o masajear directamente la zona con hielo.  Los antinflamatorios deben ser usados si el dolor se acompaña por inflamación.

    En el caso de lesiones debe llevarse a cabo el reposo y la inmovilización del segmento afectado hasta que este se recupere, esto debe ir acompañado de un plan de rehabilitación física o fisioterapia.



    Artículos relacionados


    Consejos a seguir ante un desgarro muscular   Ver artículo 

    Masa muscular, ¿Qué es y cómo desarrollarla?   Ver artículo


    lunes, 28 de abril de 2014

    7 consejos a seguir ante un Desgarro Muscular




    Cada día hay mas evidencia de las bondades de la practica deportiva regular para mejorar nuestra salud y ayudarnos a vivir más años, esto ha llevado a que un gran número de personas busquen ejercitarse, sin embargo, hacer ejercicio no se trata solo de ponerse unos zapatos deportivos y salir a ejercitarse.  Hacer deporte o practicar actividad física regular requiere de una rutina de preparación previa y posterior al ejercicio que debe cumplirse si se quiere prevenir lesiones.

    Una de las principales consecuencias de practicar ejercicio sin preparar al músculo previamente es la posibilidad de sufrir un desgarro o distensión muscular.  Los desgarros pueden ser parciales o totales según abarquen una pequeña parte del musculo o su totalidad.

    Los desgarros se reconocen porque producen dolor muy intenso y un aumento de volumen característico que se debe a la retracción de las fibras musculares rotas que forman un "bulto o pelota" en el musculo y al acúmulo de sangre o hematoma por la rotura de los vasos sanguíneos locales.


    Consejos a seguir ante un desgarro muscular

    • Si durante la actividad física usted siente algún dolor o molestia deténgase, lo primero que debe hacer es suspender el ejercicio.  Recuerde que el dolor es un aviso de que algo no nada bien.
    • Aplique hielo local, preferiblemente haga movimientos circulares o a lo largo del musculo afectado directamente con el hielo. Debe repetir esto por un lapso de 10 a 15 minutos varias veces al día.
    • Coloque una pomada o crema a base de Árnica en la zona afectada, esto le ayudara a diminuir el dolor y la inflamación, también le sera de ayuda para reabsorber el hematoma (morado) más rápidamente.
    • Acuda al médico, es muy importante establecer el grado de lesión y descartar complicaciones en el hueso local como las fracturas por avulsión, en donde un ligamento o un tendón traccionan bruscamente al hueso desprendiendo un fragmento del mismo, para esto es necesario practicar estudios de imagen tipo radiografía.  Así mismo el médico le indicara el tratamiento médico para aliviar los síntomas.
    • Cumpla con el reposo que le fue indicado, reanudar la actividad física sin haberse recuperado completamente lo pone en riesgo de recaer o de sufrir una nueva lesión lo cual solo empeorara las cosas.
    • Vaya a fisioterapia, una vez ocurrida una lesión muscular la fisioterapia le ayudara a resolver mas rápidamente la lesión así como a recuperar la fuerza y el rango de movimiento del músculo afectado.
    • Si usted practica algún deporte o tiene una actividad física regular debe preparar sus músculos para el movimiento, haga alguna actividad aerobica previa como caminar y al culminar la actividad deportiva realice estiramientos para relajar sus músculos.





    ¿Te gusta este artículo? Compártelo en tus redes, seguramente le será de utilidad a alguien más.¿Quieres recibir artículos como este en tu correo? 

    Te invitamos a suscribirte al Blog, te avisaremos cada vez que publiquemos una nueva entrada.